Debate: “El médico, gestor de los recursos públicos”

0

La crisis económica ha destapado las debilidades y carencias del Sistema Nacional de Salud (SNS), pero también puede ser detonante para lograr un sistema sanitario mucho más sostenible. Los profesionales de la salud tienen ahora una oportunidad única de repensar la Sanidad en España y poner los mimbres de un sistema más eficiente. Ideas tiene, ahora sólo hace falta que les dejen ponerlas en marcha. Con motivo de su XXI Aniversario, DIARIO MÉDICO ha reunido a representantes de sindicatos, colegios, atención primaria y sociedades científicas en un debate encaminado a pensar medidas que incrementen la eficiencia del sistema y en las que la participación del profesional es vital.

Carlos Macaya, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme); Ana Pastor, vicepresidenta primera de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc); Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), y Juan Manuel Garrote, responsable de Comunicación de la Organización Médica Colegial (OMC), han criticado la corriente privatizadora de algunas autonomías, han defendido que la eficiencia está sujeta a la implicación de los médicos en la gestión clínica y en la económica, y han planteado propuestas –como fortalecer el primer nivel, que exista una única política sanitaria en las autonomías o que se enseñe en el grado que el médico es un gestor de recursos públicos para que el sistema sanitario sea eficiente y garantice su calidad actual.

Reproducimos algunos extractos de la intervención de Julián Ezquerra sobre los distintos asuntos abordados, aunque recomendamos la lectura íntegra del debate:

PREGUNTA. ¿Está en peligro la sostenibilidad del SNS que conocemos en estos momentos?

(…) Si hay un momento en el que el sistema sanitario público español debe ser mejor, evitar que se hagan recortes y tener una mayor dotación económica es ahora, porque muchísimos españoles van a necesitar acercarse a un sistema de protección social amplio. (…)

Estoy de acuerdo en que hay que hacer un nuevo sistema de relación laboral entre los profesionales de la Medicina y el empleador público. Es preciso poner en marcha muchas reformas, pero no hay que hacerlas ahora con la urgencia y la aplicación inmediata de cara a buscar un ahorro. Habrá que vincular el desarrollo de las medidas a las que lleguemos a un acuerdo al momento en el que el sistema las pueda desarrollar con una financiación suficiente.

P. ¿Es posible ser más eficiente sin aumentar el PIB, como dice Ana Pastor?

Hay un grave riesgo de mantenimiento que hemos conocido en los últimos años, de manera que se va a producir una desinversión en Sanidad muy importante.

Los profesionales estamos dispuestos a colaborar, a diseñar un modelo que permita mantener la garantía que tenemos en este momento de sostenibilidad del sistema en las mismas condiciones o incluso mejores de asistencia a los pacientes.

El problema es que hay que reinventar el modelo organizativo, sobre todo en primaria, y hay que redistribuir la inversión en el ámbito de la Sanidad entre lo que se invierte en los hospitales y en el primer nivel. Este es el momento de que los políticos y los gestores den protagonismo a los que conocen la sanidad desde los cimientos, de lo contrario el sistema está abocado al fracaso. (…)

P. Todos coinciden en que la participación del médico en la gestión es condición sine qua non para mejorar la eficiencia, pero parece que la Administración no abre del todo esa puerta…

Es cierto que es fundamental el coste-oportunidad y que los médicos empezamos a hablar este lenguaje. Nuestra profesión está ejerciéndose mayoritariamente en un entorno que es público, que se financia con los impuestos de los españoles y tenemos que empezar a ser conscientes de que nuestra capacidad de gasto es grande y que debemos a aprender de gestión y que hablar de temas económicos no tiene que avergonzar al médico. Este es el futuro, porque de lo contrario el SNS se verá abocado al fracaso.

P. ¿Qué opinan sobre las medidas que están llevando algunas autonomías que ligan los incentivos a las medidas de ahorro?

Son perversas. Hay que incentivar a los que hacen las cosas bien, no al que prescribe lo más económico. (…) Mientras la gestión no proceda de las necesidades de los médicos que trasladan al gestor para que a su vez busque los recursos, esto no tiene visos de funcionar.

P. ¿Se vio limitada esa experiencia en la gestión con las transferencias sanitarias en 2001?

Se habla mucho de protocolos, guías e implicación de los clínicos, pero no hay que ser muy ambiciosos. Si el 20 por ciento de los procesos genera el 80 por ciento del gasto, centrémonos de momento en ese 20 por ciento y el ahorro puede ser tremendo.

Además, hay que empezar a enseñar que el médico es un gestor de recursos públicos importante, y hay que hacerlo en el grado y durante el MIR.

(*) Enlace al Debate: “La aportación del profesional a la eficiencia”

Fuentes: DIARIO MÉDICO – ESPECIAL XXI ANIVERSARIO, 28-05-2013 (pág. 20 a la 26 de la edición impresa)

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x