Conceptos básicos EPOC 2

0

Logo revista

Volumen 2, nº 13. Mayo 2014.

Formación Médica Acreditada

CONCEPTOS BÁSICOS EN ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA (EPOC) PARA MÉDICOS (2)

Información para realizar el curso y obtener la acreditación

Presentamos la segunda entrega del curso de actualización sobre EPOC, para el que se ha solicitado la correspondiente acreditación. Para obtener dicha acreditación, será necesario inscribirse (antes del próximo 20 de mayo), y realizar, además, las actividades de evaluación, accesibles en la plataforma de formación de AMYTS para todos los alumnos inscritos en el curso. Cada módulo teórico, que irá apareciendo en las sucesivas entregas semanales de la e-revista, lleva su correspondiente cuestionario.

Bloque 2: Comorbilidad

La comorbilidad hace referencia a la presencia de dos o más enfermedades en un mismo individuo, independientemente de que puedan estar o no relacionadas. Los pacientes con EPOC con frecuencia son de edad avanzada, un factor que condiciona per se la presencia de múltiples enfermedades crónicas (comorbilidades concurrentes), pero también un mismo factor de riesgo puede asociarse con varias enfermedades, como es el caso del hábito tabáquico con el cáncer o la enfermedad cardiovascular6. Estas últimas son las comorbilidades causales (relacionadas con proceso patogénico), pero también pueden ser como consecuencia de la evolución de la enfermedad o complicaciones, por ejemplo el desarrollo de hipertensión pulmonar o insuficiencia cardiaca. El último tipo de comorbilidades son las intercurrentes, enfermedades agudas autolimitadas.6

La comorbilidad en la EPOC es un factor de mal pronóstico y además contribuye a aumentar la repercusión social y el coste anual de la enfermedad.7,8 Las comorbilidades más frecuentes en la EPOC son las enfermedades cardiovasculares, diabetes, síndrome de apnea-hipopnea del sueño, infecciones y cáncer, sin olvidar la depresión, osteoporosis, enfermedades cerebrovasculares, anemia, disfunción muscular periférica y enfermedades gastrointestinales.9 El mecanismo por el cual se produce esta asociación no es bien conocido y, probablemente, sea la interacción entre varios factores, como el envejecimiento, sedentarismo, tabaquismo, inflamación sistémica o hipoxia tisular, lo que amplifique su efecto. Por ejemplo, el envejecimiento se asocia a inflamación sistémica y el tabaquismo acelera el proceso de envejecimiento celular, independientemente de la inflamación. 10

Algunas comorbilidades pueden estar presentes en el momento del diagnóstico, pero su cantidad y gravedad aumentan con la evolución de la enfermedad,11 por lo que hay que buscarlas activamente, así como descartar la EPOC en pacientes portadores de ellas.

Por su relevancia clínica, las más importantes son las cardiovasculares como la hipertensión arterial,  enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardiaca, arritmias, disfunción ventricular derecha e hipertensión pulmonar.9 El hecho de tener EPOC aumenta de 2 a 4 veces la probabilidad de cardiopatía isquémica o insuficiencia cardiaca con independencia de otros factores de riesgo,12 pero en la población de 35 a 44 años aumenta en 10 veces la incidencia de infarto agudo de miocardio. La presencia de EPOC aumenta la mortalidad del síndrome coronario agudo respecto a los que no la padecen (21% vr 9%).13 

Estudios poblacionales han demostrado que el valor de FEV1 es un buen predictor de riesgo cardiovascular, y se ha estimado que por cada descenso de 10% aumenta la probabilidad de mortalidad por todas las causas en un 14% y de causa cardiovascular en un 28%.13 El descenso del FEV1 también se ha asociado con riesgo de muerte por ictus y de mortalidad global, por lo que probablemente sea un marcador de un amplio rango de determinantes de salud como malnutrición, tabaquismo y polución entre otros. Por lo tanto la realización de una espirometría de calidad debe incorporarse a la valoración global de la población, de la misma manera que se controla la tensión arterial, la glucemia o la dislipemia.


  • La comorbilidad es muy frecuente y complica el pronóstico de la EPOC, por lo que debe considerarse activamente.

  • La patología comórbida de mayor relevancia clínica es la cardiovascular.

  • 
La reducción de la FEV1 es un buen predictor de riesgo cardiovascular y de mortalidad global.

(Realizar el cuestionario de autoevaluación)

J. García de Pedro, J. García García, L. Puente Maestu. Servicio de Neumología, Hospital Gregorio Marañón. Facultad de Medicina, Universidad Complutense de Madrid.

 
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

6. Van Weel C, Schellevis FG. Comorbidity and guidelines: conflicting interests. Lancet. 2006;367: 550-551. Disponible bajo suscripción en http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(06)68198-1/fulltext#article_upsell [último acceso, 4/03/2014].

7. Almagro P, Calbo E, Ochoa de Echaguen A, Barreiro B, Quintana S, Heredia JL, et al. Mortality after hospitalization for COPD. Chest. 2002;121:1441-8. Disponible en http://journal.publications.chestnet.org/article.aspx?articleid=1080596 [último acceso, 4/03/2014].

8. Almagro P. Factores pronósticos en la EPOC. El papel de la comorbilidad. Rev Clin Esp. 2007;207 Supl 1:8-13. Disponible en http://www.fesemi.org/documentos/1335540347/grupos/epoc/publicaciones/estudio/3-comorbilidad-epoc-factores-pronosticos.pdf [último acceso, 4/03/2014].

9. De Miguel Díez J, Gómez García T, Puente Maestu L. Comorbilidades de la EPOC. Arch Bronconeumol. 2010;46(Supl 11):20-25. Disponible en http://www.archbronconeumol.org/es/comorbilidades-epoc/articulo/13191427/ [último acceso, 4/03/2014].

10. Agustí A. EPOC e inflamación sistémica. Una vía de enlace para la comorbilidad. Arch Bronconeumol. 2009;45(Supl 4):14-17. Disponible en http://apps.elsevier.es/watermark/ctl_servlet?_f=10&pident_articulo=13148377&pident_usuario=0&pcontactid=&pident_revista=6&ty=16&accion=L&origen=bronco&web=http://www.archbronconeumol.org&lan=es&fichero=6v45nSupl.4a13148377pdf001.pdf [último acceso, 4/03/2014].

11. Mannino DM and col. Prevalence and outcomes of diabetes, hypertension and cardiovascular disease in chronic obstructive pulmonary disease. Eur Respir J. 2008;32:962-9. Disponible en http://www.ersj.org.uk/content/32/4/962.full.pdf [último acceso, 4/03/2014].

12. Finkelstein J and col. Chronic obstructive pulmonary disease as an independent risk factor for cardiovascular morbidity. Int J Chron Obstruct Pulmon Dis. 2009;4:337-49. Disponible en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2754086/ [último acceso, 4/03/2014].

13. Soler Cataluña JJ, Martínez García MA. Comorbilidad cardiovascular en la EPOC. Arch Bronconeumol. 2009;45(Supl 4):18-23. Disponible en http://www.archbronconeumol.org/es/comorbilidad-cardiovascular-epoc/articulo/13148378/ [último acceso, 4/03/2014].

 

 

   Anterior (Importancia y diagnóstico)   Siguiente (Fenotipos clínicos e implicaciones terapéuticas)
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x