CON FIRMA. “Una pregunta: ¿a qué se dedican en la Consejería de Sanidad?”, por Julián Ezquerra

0

Yo nunca habría tenido éxito en la vida si no me hubiera dedicado a las cosas mas pequeñas con la misma atención y cuidado que le dediqué a las mas grandes.
Charles Dickens.

En las tareas diarias de cualquier persona u organización hay que saber diferenciar entre lo importante y lo accesorio. Entre lo que es prioridad y lo que puede esperar. Entre “hacer lo necesario” y “vender humo”. Y por si alguien se pregunta a qué viene esto, es sencillo entenderlo si analizamos a qué se dedican en la Consejería de Sanidad madrileña: anuncios, planes, libros blancos, pactos de gestión, inauguraciones o clausuras de actos varios, “venta de mejoras en Lista de Espera”, quirófanos de tarde, radiología en 5 centros, campañas sobre la gripe, y muchas menciones, ya demasiadas, hacia “los sindicatos” y el “portavoz de Sanidad del Partido Socialista”. ¿Qué resume esto? Pues es fácil responder: la gran actividad “mediática” de esta Consejería.

Pero a los profesionales nos preocupan también otras cosas. Hace ya casi dos meses que no tenemos reunión de Mesa Sectorial, y los problemas se acumulan, mientras las soluciones no llegan. Puede que, a diferencia de lo que decía Dickens, no dediquen la misma atención a lo que ellos deben pensar que son cosas pequeñas. Ya sabemos lo que es importante para los políticos (estamos ya curados de espanto), y por encima de todo para ellos lo importante es estar en los medios, anunciar grandes cosas, planes, libros, proyectos, ideas, etc. Y hacerlo, si es posible, con la presencia de muchas cámaras, mucha prensa. Pero a nosotros nos preocupan también otras cosas.

Termina el mes de enero. Todo el plan de mejora de recursos humanos aprobado en la moción presentada en la Asamblea ha quedado en nada pues, si no se desarrolla, queda en ese estado de cosas ya tan habituales de “anuncio algo y lo meto en el cajón del ya veremos cuando”. Esa moción contemplaba cosas muy importantes y de gran trascendencia para los profesionales: activación de la carrera profesional, incrementos de plantilla, elaboración de un decreto de selección y provisión de personal, oposiciones, traslados, nuevo plan de ordenación de recursos humanos… ¿Y que hay de todo esto? NADA, solo mucho humo y paja. En realidad es un canto al sol, un engaño masivo a los profesionales y, lo que es peor, diseñado, aprobado, consentido y ¿pactado? por los propios grupos políticos. De otra forma no se entiende que los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2016 dijeran lo contrario de lo aprobado en la moción en temas tan importantes como el de la carrera profesional.

Pero es que hay muchas más cosas de gran calado de las que no sabemos nada. ¿Qué pasa con el pago de trienios a los no fijos? No sabemos. ¿Y de la jornada 2016? No sabemos. ¿Y qué pasa con las Opes, que tienen a miles de opositores expectantes? No sabemos. ¿Y cómo va el asunto de la extinción de las empresas publicas de los nuevos hospitales? Pues no sabemos. ¿Y los hospitales de Fuenlabrada y Alcorcón y la Unidad Central de Radiodiagnóstico? Pues lo mismo, no sabemos. Podría seguir haciendo mas preguntas, y seguro que cada uno tiene la suya, y las respuestas serían las mismas.

Para la Consejería estos son problemas menores. Y claro, sus soluciones, sus desarrollos, es posible que no generen grandes ruedas de prensa, titulares, “inauguraciones”, y no sean lo que la política considera las “grandes cosas”. Qué pena, qué desilusión, qué gran tristeza da pensar que esto sigue igual que antes. Que los “cambios” de Mayo no se ven y que además parece que la política hace bloque y solo mira por su ombligo.

Han sido varios los intentos de sacar una contestación a los portavoces de Sanidad en la Asamblea de los diferentes partidos, sobre todo por la incoherencia de votar en presupuestos lo contrario que votaron en la moción, pero hasta ahora dan la callada por respuesta. O nos han engañado, o se han equivocado, o no se han enterado, pero, en cualquier caso, nos han decepcionado.

Y para rematar la faena, el espinoso asunto de la “prescripción enfermera”. La Consejería calla, la Consejería parece que da “órdenes verbales”, la Consejería se frota las manos. Estarán pensando de nuevo algo ya habitual: “mira estos tontos de médicos y enfermeras, cómo se pegan entre ellos y nosotros viéndolo desde la barrera y sin afrontar los problemas que realmente preocupan”. Nuevamente el divide y vencerás impera, y caemos de nuevo tropezando en la misma piedra. No aprenderemos nunca. Y así continuaremos siendo los paganos de estos males que otros ocasionan.

¿Cuando aprenderemos y daremos una respuesta contundente? Yo no renuncio a seguir intentándolo, peleando, denunciando, mediando, para que esto sea una realidad. Los profesionales podemos hacer realidad nuestros sueños y demostrar que se pueden cambiar las cosas a pesar de todas las trabas que se nos pongan. La Sanidad, nuestra Sanidad y nuestros Profesionales y Pacientes, merecen este esfuerzo.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario General de AMYTS
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x