CON FIRMA. “OPEs, OPEs y más OPEs”, por Ana Giménez

0

El Gobierno de la Comunidad de Madrid está sacando convocatorias de oposiciones desde principios de año, de forma casi compulsiva. Y digo yo, ¿no sería más sano convocar de modo más pausado, de forma reglada, ordenada, con una periodicidad establecida de antemano, de forma que el porcentaje de personal interino sea –como mandan los criterios de calidad- inferior al 10%-? Pero bueno, más vale tarde que nunca.

En el ámbito de la Atención Hospitalaria es la primera vez que publican convocatorias en las que la fase de oposición es una prueba objetiva-objetiva, es decir, un examen tipo test cuyas respuestas no son interpretables por el tribunal correspondiente, sino conforme a una plantilla preestablecida.

Desde los médicos-opositores, sin embargo, nos llegan llamadas de auxilio: no conocen las reglas del juego y desconfían de ellas. No es para menos pues es una situación nueva que no se ha vivido hasta ahora en las oposiciones de facultativos de hospital (los médicos de Atención Primaria estamos acostumbrados a este sistema); al menos no en la Comunidad de Madrid.

Estas oposiciones carecen de una característica que sí presentaban las convocatorias de Atención Primaria: la creación de bolsas centralizadas de contratación con los opositores que no hubiesen obtenido plaza, de cara a la cobertura no fija de vacantes que fuesen surgiendo y cuya puesta en marcha acabaría con el mayoritario sistema actual de contratación: estar en el sitio adecuado en el momento adecuado y contar con el favor del jefe de servicio.

Todo esto supondría, desde el punto de vista de la función pública, una clara mejora….entonces, ¿por qué tanta angustia? Desde mi punto de vista, la respuesta es evidente:

  • porque cambian las reglas del juego,
  • porque para ellos es nueva esta forma de acceso a la condición de personal fijo en la función pública,
  • porque cuando estudiaron primero la carrera y luego el MIR, no estaban estas reglas del juego en vigor, y tampoco lo han estado en las últimas décadas. Al menos no en Madrid. Al menos no para las especialidades médicas hospitalarias;
  • porque algunos compañeros dicen que llevan años trabajando en una super-especialidad y ahora van a ser examinados de todos los contenidos de la especialidad

Y esto se debe a muchos factores. Para mí uno de los más importantes es que desde las transferencias de las competencias sanitarias a la Comunidad de Madrid hace ahora 14 años, NO SE HA ELABORADO EL CORRESPONDIENTE DECRETO DE SELECCIÓN DE PROVISION DE PLAZAS PARA ACCESO A LA CONDICIÓN DE PERSONAL ESTATUTARIO EN MADRID, y por tanto no es posible conocer a priori las reglas del juego. Y por eso las reglas cambian y se adaptan a las necesidades político-electorales de partidos y gobiernos. Y por eso en ocasiones se hacen exámenes de un tipo y en otras de otro tipo. Y por eso las convocatorias de exámenes son habitualmente preelectorales. Y por eso hay tanta angustia: por la incertidumbre.

Dirán ahora los políticos que no hay manera de “contentar” al personal. Pero sí la hay: redactar y consensuar un decreto de selección y provisión de plazas que recoja:

  • La garantía de las condiciones de igualdad, mérito y capacidad para el acceso a la función pública, tanto para personal fijo como para personal interino (¡ojo!, que he dicho interino, no eventual, a ver si se acaba de una vez con las contrataciones ilegales), y que evite amiguismos, pleitesías y nepotismo.
  • La periodicidad de las convocatorias y el sistema de selección de plazas adscrita a cada una de ellas.
  • El tipo de examen, con pruebas OBJETIVAS que permitan demostrar la excelencia. Esto no es sencillo, pues el ejercicio de la Medicina es algo más que ser un compendio de conocimientos, pero probablemente sea lo más justo.
  • Baremos que reconozcan el mérito que mejor se ajuste a las bondades del ejercicio.
  • La composición de los tribunales, con un sistema que garantice la idoneidad de los mismos con criterios objetivos de conocimiento y solvencia y, sobre todo, DE IMPARCIALIDAD.

Y una vez que se haya redactado y consensuado el decreto, ¡A CUMPLIRLO!

Ana Giménez Vázquez
Médica de familia. Presidenta del sector de Atención Primaria de AMYTS
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x