CON FIRMA. “Nada es sencillo”, por Julián Ezquerra

0

“No se equivoquen: la sencillez solo se logra a través del trabajo duro”.
Clarice Lispector.

La situación que atraviesa la Atención Primaria es dramática. Los centros de salud han colapsado, están sobrepasados, la asistencia que prestan ya no es lo que era, todo está patas arriba.

La Covid 19 ha trastocado todo el sistema. Dobles circuitos, consultas presenciales, “rastreo” de casos y contactos, consultas telefónicas, urgencias de todo tipo, médicas y la tradicional “urgencia burocrática”, domicilios…etc. Consultas con agendas inabarcables, con 70,80 y 90 pacientes, sin tiempo para atender con la mínima calidad y seguridad.

Los ciudadanos protestan y tienen razón. No se les atiende en condiciones. Sus problemas de salud se cronifican, sus cuadros agudos a veces se dilatan en el tiempo, los pacientes crónicos se descompensan… El sistema no está dando la respuesta necesaria a sus necesidades.

Los profesionales sufren, trabajan bajo una presión inasumible, muchos tienen que recurrir a la toma de ansiolíticos para poder hacer frente a la situación; enferman y generan unas ausencias muy significativas, que ahondan más aún en el problema. Todo esto da la puntilla al problema de fondo que arrastramos hace años, la falta de médicos en Atención Primaria. Una falta de médicos que tiene muchas y variadas causas. Desde una falta de planificación estratégica de las necesidades a corto, medio y largo plazo, hasta la cruda realidad que es un maltrato crónico de la Administración a los profesionales, que ocasiona el abandono del Sistema por muchos de ellos, la huida a CCAA dónde les tratan mejor y, cada vez más, la salida a otros países de la UE.

Todo ello, junto al hartazgo de los profesionales, nos llevó a convocar una huelga en Atención Primaria, de la que salimos con un acuerdo que no es una vara mágica, un acuerdo que no hará que de repente aparezcan 1.000 médicos más que vengan a trabajar al SERMAS, que hagan que problemas que se arrastran de hace décadas, desaparezcan de un plumazo. Pero se ha logrado que la Administración, por vez primera, admita que estos problemas existen y que hay que darles solución, una solución pactada, acordada y negociada con los propios médicos convocantes del conflicto. Los problemas de los médicos los resolverán los propios médicos.

Se ha puesto una solución que puede dar un gran resultado en el corto plazo. Se que muchos piensan que todo sigue igual, que tras pasar una semana desde la firma del acuerdo que ponía fin a una huelga, todo sigue igual. Pero no es así. De inmediato se sacará de las consultas todo lo no clínico y la actividad no médica relacionado con la Covid-19. Los médicos pasarán a cobrar 5.757€ más, podrán hacer doblajes a razón de 200€ por 4 horas y las plazas de difícil cobertura verán incrementada su retribución un 25%. Además, se inicia un complejo proceso de negociación y desarrollo de los temas más complejos, como es todo el acto de desburocratización de las consultas, sacar de las agendas todo lo que no sea clínico, olvidar los cientos de certificados, informes, justificantes, hablar ya sin miedo de la vuelta de la IT al profesional que la genera, poner sobre la mesa como objetivo unas agendas con 21 y 31 pacientes para pediatras y médicos de familia, algo que hasta ahora era impensable. Todo esto llevará un tiempo, no será fácil, pero esta en la agenda de trabajo.

Las mejoras que serán inmediatas, las retributivas, y las que harán que nuestras consultas sean mas adecuadas a lo que somos, algo que tardará un poco mas de tiempo, son los hechos que permitirán hacer atractivo trabajar en la Atención Primaria de Madrid, que muchos de los que huyeron por el maltrato regresen, que los nuevos especialistas quieran trabajar en el SERMAS. No olvidemos que cada año perdíamos mas de 100 especialistas que al terminar el MIR se iban a otras CCAA, la urgencia hospitalaria, o a la privada.

Estamos ante una botella medio llena, no hay que ser pesimista y derrotista. Sin ninguna duda las cosas mejorarán. El fin de una huelga no es hacer huelga por hacerla, es lograr acuerdos que mejoren nuestras condiciones. Y esto es lo que ha sucedido.

Algunos dirán que el plan de Atención Primaria ha nacido de la voluntad de la propia Administración. Nada mas erróneo, ha sido nuestra presión, nuestra permanente queja, nuestra fuerza la que ha hecho que desde Presidencia de la Comunidad se comunique este plan, una respuesta a nuestras reivindicaciones y un claro reconocimiento de que lo que reclamábamos era una necesidad.

Admito que quienes estaban dispuestos a hacer huelga se puedan sentir un poco preocupados, lo que no admito es que quienes nunca han hecho ni un día de huelga, quienes nunca la iban a hacer, ahora se lancen con críticas feroces por algo que hemos conseguido no con ellos, sino pese a ellos.

Y un último detalle. Hay una fuerte reacción de otras OOSS por este acuerdo, que entre lo más destacado recoge que las cosas de los médicos se negocian con el sindicato de los médicos. Esto es una gran victoria.

Y ahora estamos inmersos en otro gran conflicto, el del SUMMA 112, tan maltratado que ha llegado a la semana de huelga. También necesitan una solución. 

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia, CS Las Rozas – El Abajón
Secretario General de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x