CON FIRMA. “Menos mal que trabajamos en equipo…”, por Alfonso López

0

Exacto, menos mal que trabajamos en equipo, pues de lo contrario nos habrían “crujido”… Y esto viene a cuento por las desafortunadas y gravísimas declaraciones efectuadas por el Sindicato de Enfermería (SATSE), a las que como médico me veo obligado a responder por considerarlas falsas, demagógicas, oportunistas, insensatas e irresponsables, atentando a la ética, dignidad y profesionalidad de los médicos de AP así como a la Salud Pública, además de provocar enfrentamientos en los equipos y en la población.

“Los enfermeros piden la vuelta a la normalidad en el funcionamiento de los centros de salud”.

Afortunadamente, estas declaraciones las realiza la junta directiva de SATSE, sus responsables sindicales, quienes son precisamente los que no han  estado en primera línea, no han sufrido la pandemia, no han vivido el funcionamiento de los equipos y no han estado expuestos al contagio, por lo que estoy seguro que sus afiliados y simpatizantes, o al menos una gran mayoría, no las comparten… Personalmente, no  he tenido conocimiento alguno por parte del personal de enfermería, que ha trabajado de manera admirable en los equipos, de su interés en esta vuelta a la normalidad.

La vuelta a la normalidad no la piden los enfermeros, como dice el artículo, la pide SATSE.

Estas declaraciones son falsas porque los médicos de AP trabajamos de forma integral tanto en la actividad presencial en consulta como en domicilio cuando la situación lo requiere, y no hemos dejado de hacerlo en ningún momento, de acuerdo siempre con los protocolos establecidos por la organización en función del momento epidemiológico.

Estas declaraciones son falsas  porque los médicos hacemos consulta presencial, realizamos cribado telefónico -no asistencia telefónica- de las citas que libremente nos solicitan los pacientes, y todas aquellas que consideramos deben ser realizadas de manera presencial las hacemos, dando cita al paciente en el mismo día si es posible, o al día siguiente.

Estas declaraciones atentan a la ética, dignidad y profesionalidad de los médicos de AP, no pudiendo  admitir que se ponga en duda nuestro compromiso y nuestra dedicación antes. ahora y nunca; desde el inicio de la pandemia hemos estado, y lo seguimos estando, permanentemente atentos a las necesidades de nuestros pacientes y nunca los hemos dejado abandonados: ni en los centros, ni en las residencias, ni en los domicilios… Y bastaría un poco de memoria para recordar a los sanitarios que ya no están con nosotros, la mayoría médicos, la mayoría de Atención Primaria, que no se contagiaron precisamente por dispensar una atención meramente telefónica.

Estas declaraciones son demagógicas y oportunistas y se parecen a las de los políticos, que intentan sacar votos con la pandemia y utilizan todos los argumentos posibles para desprestigiar al contrario, con la diferencia de que en este caso el contrario es un compañero de su equipo, un médico con el que probablemente lleva trabajando años.

No podemos admitir los médicos que el personal de enfermería dirija nuestro trabajo, organice la actividad asistencial en los centros y nos diga como tenemos o debemos tratar a nuestros pacientes; no podemos admitir que critiquen públicamente nuestro trabajo y que se salten las normas establecidas por la Administración y por los directores de los centros, lo que va a provocar enfrentamientos en los equipos… Y no es el momento.

Si la pandemia ha traído algo bueno a la AP y a sus equipos ha sido la colaboración extraordinaria de todos los componentes del mismo. Hemos trabajado codo con codo, ningún profesional se ha echado para atrás, nos hemos conocido más y mejor que nunca, hemos trabajado quizás por primera vez en equipo y como un equipo, y lo que la pandemia ha conseguido, estas declaraciones de SATSE, que da la impresión de que quieren convertirse en los salvadores del mundo, pueden tener el efecto contrario, haciendo un flaco favor al trabajo en equipo.

No es el momento de guerras internas entre compañeros ni sindicatos. El virus sigue ahí, no sabe de protocolos, ni de fases, ni de pésimos gestores, ni del cansancio físico y psicológico de los profesionales… Él a lo suyo, a infectar. Los contagios siguen aumentando y debemos estar preparados y unidos para próximos brotes, y estas declaraciones de SATSE no contribuyen a ello.

Nuestro enemigo, además del virus, es la Administración, no los compañeros.

Estas declaraciones son insensatas e irresponsables, pues en un momento crítico de la desescalada, cuando están siendo obligatorias las medidas de distancia social y uso de mascarillas, evitando aglomeraciones, limitando y controlando el aforo para intentar evitar los contagios, medidas que se están implementando en todas las actividades de nuestra vida diaria -comercios, supermercados, gimnasios, bancos, zonas de ocio y restauración-, siendo bien acogidas y aceptadas por la población, es de una irresponsabilidad absoluta e incluso denunciable el salir con estas declaraciones, criticando a los médicos, criticando su forma de trabajar, pidiendo que se abran todos los centros de salud, invitando a la población a acudir de manera presencial a los mismos, volviendo a llenar las salas de espera… Todos juntos, a acudir a centros que no pueden aceptar pacientes COVID o sospechosos de COVID por su especial infraestructura, lo que provocaría numerosos contagios precisamente en un centro al que acuden pacientes con diferentes patologías y edades, siendo por tanto un atentado contra la Salud Pública del que deberían responsabilizarse.

La sociedad debe recibir mensajes positivos y confiar en sus profesionales y en que va a recibir la mejor asistencia telefónica o presencial, que quedará siempre a juicio del profesional sanitario, pero debe de entender que vamos  a intentar cambiar la forma de trabajar. La pandemia nos obliga a trabajar de otra manera, y la consulta telefónica ha llegado para quedarse, al igual que el teletrabajo, que está incorporando infinidad de empresas.

Debemos intentar cambiar el sistema de petición de citas, la hora, el día… El paciente deberá acostumbrarse a solicitar cita telefónica, y será el médico quien decida la necesidad de que sea presencial, y en ese caso se le dará, es necesario para proteger la salud de los pacientes y de los profesionales de los centros de salud

Este sistema nos permitirá poder separar la actividad burocrática de nuestra actividad asistencial así como reducir al máximo la importante demanda sin cita que habitualmente soportábamos lo que nos impedía disponer de tiempo para atender adecuadamente a nuestros pacientes, de esos 10 minutos `por consulta que llevamos años demandando.

Ningún profesional médico ha dicho que hay que hacer solo consulta telefónica, que la consulta presencial debe acabar. Lo que hemos dicho es que es preciso controlar dicha consulta, regular la presencia de los pacientes en los centros de salud. La situación provocada por el virus obliga a ello al igual que ha obligado a tomar otras muchas medidas de seguridad en la sociedad, incluido el uso obligatorio de mascarillas, y es muy probable que para años.

Estas declaraciones son insensatas e  irresponsables porque no se ajustan a la realidad, confunden a la población, repercuten en la confianza de la sociedad en el sistema y en sus médicos de Atención Primaria, especialmente en un momento tan incierto como el que estamos viviendo. SATSE manifiesta una irresponsabilidad notoria e impropia de la labor que realiza, y pone en duda imprudentemente y con argumentos falsos la profesionalidad de los médicos en aras de conseguir mecanismos de compensación laboral y retributiva por su excepcional contribución, lo que no es de recibo ni ético.

En este momento en el que la Atención Primaria está siendo atacada, ofendida y maltratada por la administración así como por altos dirigentes de la Administración e incluso por algún compañero hospitalario, algún urgenciólogo televisivo acusándonos de negarnos a atender a los pacientes en las residencias, de tener casi todos los centros cerrados, de incorporarnos tarde a la lucha contra el COVID, de hacer solo consulta telefónica sobrecargando las urgencias hospitalarias…, sin que ni una sola vez hayan tenido el detalle de acudir a un centro de salud para comprobar su funcionamiento (declaraciones que han sido  también merecedoras de respuesta y que, a mi juicio, son incluso merecedoras  de denuncia judicial), SATSE se desmarca con estas declaraciones

En este momento en el que la Atención Primaria empieza a sentir que todo el esfuerzo que se ha realizado durante el estado de alarma se difumina sin que se hayan llevado a cabo las serias medidas, refuerzos y cuidados que precisamos los sanitarios de primera línea, SATSE se desmarca con estas declaraciones

 En este momento en el que los profesionales sanitarios estamos cansados, afectados física y psicológicamente, con numerosas bajas, en periodo vacacional, sin suplentes y temiendo un próximo repunte, SATSE se desmarca con estas declaraciones

No ha podido elegir peor momento… Ese no es el camino, por lo que les ruego una rectificación urgente y una disculpa.

Alfonso López García de Viedma
Cirujano Infantil. Medico de Familia. Centro de salud Benita de Ávila
Delegado sindical de AMYTS DAE

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x