CON FIRMA. “Más de lo mismo. ¡Ya está bien!”, por Joaquín Pérez Argüelles

0

Han transcurrido ya muchos meses con un gobierno en funciones, nos hemos visto obligados a soportar dos procesos electorales en seis meses por la ineptitud de nuestros políticos, y no sería de extrañar que estos incompetentes nos llevaran a un vergonzante, para ellos, tercer proceso, lo que les descalificaría a perpetuidad ante el electorado. Estos señores transmiten más la preocupación por su partido o por su propia imagen o situación, que por las consecuencias que su deplorable actuación, con la que perjudican gravemente la posición de España a nivel internacional.

El segundo proceso, como hemos visto, no ha solucionada nada, pues si bien el PP ha subido algo en votos y escaños, no le permite gozar de una mayoría suficiente. El PSOE ha vuelto mejorar su record negativo, y tanto Ciudadanos como Unidos Podemos han bajado respecto a sus cálculos. Ante esta situación todos coinciden en que sería un fracaso llegar a ese tercer proceso, algo que los españolitos ya saben sin necesidad de su opinión, pero no aportan solución alguna a esta situación:

  • El Sr. Rajoy, a pesar de que dicen que está trabajando intensa y discretamente en busca de apoyos, se nos va cuatro días de vacaciones a su Galicia natal y da la impresión de que está intentando llegar a esa tercera fase con la esperanza de tener una mayoría suficiente, cosa dudosa, que le permita formar gobierno.
  • El desaparecido Sr. Sánchez sigue aferrado a su NO,NO Y NO, a pesar de las voces que en su partido optan por una abstención que permita salir de este impasse, y que sitúan al PSOE en la oposición a la que les han mandado los votos. Habría que preguntarle que significa ese “¿Y POR QUÉ NO?” de su WhatsApp, ¿quizás que si fracasa el Sr. Rajoy optaría por un segundo intento de investidura? Por favor, quédese en la oposición, trabaje en ella y trate de recuperar todo lo que SU partido ha ido perdiendo estos últimos años, para que el PSOE vuelva a ser un partido de gobierno. España se lo agradecerá.
  • Sobre el Sr. Rivera, hay que reconocer el esfuerzo que le ha supuesto pasar del NO a la ABSTENCIÓN, aunque Ésta no sea suficiente y se produzca en el segundo intento de investidura si es que esta llega a celebrarse.
  • No vamos a valorar, de momento, la actuación de Unidos Podemos.

Si los Sres. Sánchez y Rivera quieren castigar al Sr. Rajoy, nada mejor que, aunque sea en la segunda sesión, si es que se produce, opten por una abstención que facilitaría la formación de un Gobierno en minoría, que no podría gobernar por Decreto y le obligaría a pactar en el Congreso con los diferentes grupos, lo que otorgaría al Congreso la relevancia de la que ha carecido con el bipartidismo, y pasaría a ser el auténtico poder legislativo este país. Todos los grupos -a excepción del PP- deberían valorar la propuesta de la Sra. Orama, de Coalición Canaria, de una abstención en bloque en la segunda sesión, y que el Sr. Rajoy trate de gobernar solo con sus votos. Este sería un buen castigo.

Si a pesar de todo nos arrastran a ese vergonzoso tercer proceso, al menos dos de los supuestos líderes deberían desaparecer de la vida política española:

  • El sr. Rajoy por no haber superado la investidura, en el caso de que haya sido propuesto, o bien por declinar por segunda vez el ofrecimiento.
  • El sr. Sánchez, por su fracaso en la primera sesión de investidura y por su cerrazón con sus tres “noes”, que nos abocan a ese tercer proceso.

Esperemos que en los próximos días encuentren una solución, aunque ello suponga sacrificios personales o de partido, antes de irse tranquilamente a unas inmerecidas vacaciones.

Joaquín Pérez Argüelles
Médico jubilado. Ex-vicesecretario general de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x