CON FIRMA. “Los virus no entienden de cartillas ni tarjetas”, por Mónica Alloza

0

Nada que ver tiene la gestión de la crisis del Ébola con lo ocurrido hasta ahora con el virus de la fiebre hemorrágica Congo Crimea.

Podría decir que la Consejería de Sanidad ha actuado de forma eficaz y sensata y que todo está bajo control, incluso el morbo y el sensacionalismo.

A principios de esta semana, a instancias de la Consejería, se convocaron todos los Comités de Seguridad y Salud de los hospitales públicos madrileños, incluidos los de gestión indirecta y el concertado Fundación Jiménez Díaz. Estas reuniones sirvieron para dar a conocer el protocolo de actuación ante un caso sospechoso y para revisar que disponemos de los equipos de protección individual necesarios para proteger a los trabajadores.

Sin embargo, a los hospitales puramente privados no ha llegado ninguna orden por parte de la Consejería. He de decir que en muchos de estos hospitales, en un ejercicio de responsabilidad y buen hacer, se ha puesto en marcha el protocolo oficial que la Consejería ha colgado en su página web, y seguramente se están revisando las instalaciones y el material de protección individual para los trabajadores.

Pero me hubiera gustado mucho que el Consejero, que dice que es de todos los madrileños, sin distingos entre sanidad pública y privada, hubiera hecho extensiva su instrucción de convocar a los comités de seguridad y salud a los centros que no dependen del SERMAS.

Los virus no entienden de cartillas ni tarjetas, y no es descabellado pensar que un paciente acuda a un centro privado y resulte ser sospechoso de este virus o de otro de los llamados emergentes.

Los profesionales de los centros privados, desde el punto de vista de la salud laboral, deberían ser tan importantes para el Consejero “de todos” como los de los centros públicos.

Desde mi posición, como responsable de ejercicio privado de AMYTS, no pretendo entablar una batalla contra la Consejería, y menos aun cuando las cosas se están haciendo, por lo demás, francamente bien, y no tenemos grandes quejas del manejo de esta crisis.

Sólo quiero recordarles que en Madrid hay una importante cantidad de hospitales y clínicas privadas, muchas de reconocido prestigio, que atienden a un buen número de madrileños. Me consta que las cosas se están haciendo bien por parte de las gerencias y direcciones médicas de dichos centros, que los protocolos están disponibles para el manejo de los pacientes, pero nunca hay que olvidar a los profesionales, hay que velar porque puedan trabajar sin riesgos de contagio, sea por la fiebre hemorrágica o sea por cualquier otra enfermedad infecciosa.

Por ello, desde aquí, y en nombre de AMYTS, pido a los Comités de Seguridad y Salud de los centros privados que convoquen reuniones extraordinarias para revisar el material disponible en sus hospitales. Y pido a los gerentes y directores que faciliten esta labor y todos colaboren por el bien de los profesionales.

Mónica Alloza Planet
Especialista en Radiodiagnóstico, Hospital de Torrejón. Vocal AMYTS de Ejercicio Privado
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x