CON FIRMA. Los Servicios de Atención Rural (SAR), por Belén Catalán Alonso

0
Dra. Belén Catalán Alonso.

Los SAR (Servicio de Atención Rural) integrados dentro del Nivel Asistencial de Atención Primaria (AP) de la Comunidad de Madrid, siguen siendo unos grandes desconocidos dentro de nuestro sistema sanitario, a pesar de existir 39 de ellos, repartidos estratégicamente por las zonas rurales de nuestra Comunidad, y de estar cubiertos por 211 médicos y 180 enfermeros altamente cualificados. 







Su jornada de trabajo cubre las horas de cierre de los Equipos de AP en los Centros de Salud: de lunes a viernes, de 15, 16 o 21h (según las localidades) hasta las 9h del día siguiente; y los sábados, domingos y festivos, las 24 h del día.

A pesar de la importante labor asistencial que realizan, ésta sigue siendo poco conocida (e incluso poco valorada) no sólo por gran parte del resto de profesionales de otros niveles asistenciales, sino, lo que es más grave, por la propia Administración de la Consejería de Sanidad de nuestra Comunidad. Por ejemplo, a día de hoy, tras la publicación de las “Instrucciones en materia de jornada del personal en el ámbito del Servicio Madrileño de Salud”, los profesionales tan solo conocen el cómputo horario total que tienen que realizar a lo largo del año, 1.536 horas, al igual que los trabajadores del SUMMA 112. Y como estos, un gran porcentaje de estas horas es en horario nocturno, y en sábados, domingos y festivos.

Pero existen, para el caso de los SAR que estamos considerando, grandes discrepancias y arbitrariedad de normas, dependiendo de a qué dirección asistencial esté asignado dicho SAR. Y aunque los profesionales han pedido, reiteradamente y por escrito, las normas de aplicación de la nueva jornada, aún no se han podido conseguir. Consecuencia de todo ello es que la arbitrariedad de aplicación de la jornada de 37,5 horas entre unos y otros SAR, e incluso entre unos profesionales y otros dentro del mismo SAR, es sangrante.

Al no existir una norma para la aplicación del aumento de jornada de 37,5 horas, se están dando casos en los que, ante cualquier incidencia que sufra uno de sus profesionales que le impida acudir a su turno de trabajo (IT, cirugía familiar…), se realice una llamada telefónica o se envíe un burofax para que otro profesional cubra la jornada “ipso facto” ¿Es que los profesionales de los SAR no tienen vida familiar, ni derecho a la conciliación? No parece preocuparle esto a la Administración, que no parece buscar mecanismos más racionales para hacer frente a esas posibles incidencias.

Esto se suma a problemas ya crónicos de los propios SAR. Por ejemplo, si sus profesionales quieren acudir a una sesión clínica o reunirse con sus compañeros, deben hacerlo fuera de su jornada de trabajo, o no hacerlo. No es extraño, por tanto, que se lean escritos de compañeros con muchos años de experiencia a sus espaldas en los que expresan no haber sufrido nunca antes tantos abusos y arbitrariedades, y sintiéndose los “parias” del sistema sanitario.

Se hace difícil cuidar a la población cuando los responsables sanitarios no cuidan a los profesionales que deben atenderla. ¿Hasta cuándo durará esta irresponsabilidad en la gestión de los SAR?

Belén Catalán Alonso
Responsable de SUMMA en el Comité Ejecutivo de AMYTS


Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x