CON FIRMA. “Los martes de Primaria”, por Raquel Collados

0

“Podrán cortar las flores pero no podrán detener la primavera”, dijo Neruda. Y nos podrán parar una huelga, pero que los martes de abril han sido de Primaria nadie lo puede poner en duda.

Un mes de febrero, que comenzó tibio y que terminó frenético calentando motores para una convocatoria de huelga anunciada desde septiembre de 2020, dio paso a un mes de marzo primaveral. Una huelga ya se había desconvocado tras firmar unos acuerdos con nuestra Administración que no fueron cumplidos: no se materializó el plan de mejora anunciado por la Asamblea de Madrid. Por eso, y cuando la situación pandémica lo permitió, porque sobre todo somos médicos, se re-convocó la anunciada huelga. Diez de marzo, esa era la fecha.

Nadie imaginó el éxito de seguimiento que supusieron las primeras horas de aquel diez de marzo, porque aun cansados, ninguneados, desencantados, somos médicos y no somos de huelgas. Nadie imaginaba que para una vez que remábamos todos a una, el juego de nuestros políticos nos dejaría sin interlocutor. La huelga se aplazaba. Sin duda, fue un jarro de agua fría. ¿Y entonces?

Y entonces, el vaso medio lleno se hace necesario para no flaquear. Aprovechar los vientos que soplan para dirigir nuestras velas eran la única opción. Y para eso AMYTS ha jugado muy bien sus cartas, las nuestras. Con ingenio ha puesto a trabajar la imaginación y nos ha dado visibilidad. Atención Primaria ha estado en campaña también.

Los martes de abril Atención Primaria ha estado en todos los telediarios y medios de comunicación, hasta los que ni sabíamos que existían. Quien no se haya enterado de la situación agonizante de Primaria en Madrid vive en otra dimensión.

La visibilidad arrancó el mismo 10 de marzo, delante de la Consejería de Hacienda, con una concentración de maniquíes, escenificando el vacío de los compañeros ausentes. ¡Fuimos portada del Financial Times! La Atención Primaria de Madrid cruzaba fronteras.

En el Parque del Retiro se representó la vuelta al modelo tradicional de asistencia en los antiguos consultorios, los famosos cupos. Cupos que más pronto que tarde adoptaremos de no poner soluciones urgentes.

El abandono de la profesión y el éxodo a otros lugares más atractivos para nuestro ejercicio fueron objeto de otros dos martes en dos escenarios nuevos: la Consejería y el Ministerio de Sanidad.

Y la “ruta del abandono” en autobús turístico  por cuatro de nuestros Centros de Salud, que representaron la precariedad de nuestro día a día,  ha sido sin duda la estrella de la creatividad en esta campaña de visibilidad.

El colofón a los actos sucedería el pasado martes 27 de abril, a una semana de las elecciones en la Comunidad de Madrid. Frente a la Asamblea. una vez más se reivindicó que Atención Primaria necesita ayuda, que tiene que ser escuchada, que gobierne quien gobierne tiene una tarea y una deuda pendiente con la Sanidad Pública de nuestra Comunidad. Estábamos llamados TODOS a dar visibilidad más que nunca a nuestra querida y debilitada Primaria.

¿Y bien?

El acto fue entrañable, emotivo, de gran fortaleza y lleno de realidad. Una realidad que todos conocemos, vivimos y sufrimos. Y porque sufrimos y queremos una Primaria mejor, debemos darle voz. Fue una mañana agridulce, como los días en abril. Amenazaba lluvia, pero nuestros vistosos paraguas frenarían el posible chaparrón. Brilló el sol, como los compañeros que públicamente hicieron de forma valiente sus alegatos en defensa de lo nuestro, de lo de todos. Brilló el sol, sí, pero faltó calor.

Faltabas TÚ. Te lo perdiste.

Los martes de abril han sido de Atención Primaria. Ojalá el resto de los días sean martes.

Raquel Collados Navas
Médico de familia, CS Paque Loranca

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x