CON FIRMA. “La Atención Primaria… ¿de verdad no importa?”, por Ana Giménez

0

Recientemente, los médicos de Atención Primaria de Madrid hicieron una convocatoria de huelga para exigir, mediante las medidas que contempla la ley, una mejora en sus condiciones laborales.

Se ha querido dar una interpretación política a esta convocatoria por parte de los “afines” al Gobierno de la Comunidad de Madrid, pero es evidente que no, que es simplemente una lucha por la mejora de las condiciones laborales y, como tal, la lucha se plantea a nuestro empleador, que es el SERMAS. Tras unos días de intensa negociación, muy intensa, que incluyó mañanas, tardes y noches, sábado y domingo inclusive, el comité de huelga llegó a un acuerdo con la Administración sanitaria de la Comunidad de Madrid. En ese acuerdo, la Administración se comprometía a una mejora salarial, a una implantación de pago por el exceso de horas con el fin de suplir la falta de suplentes, y a una mejora en los excesos de burocracia que aplasta a la Primaria, un alivio de las cargas burocráticas y rastreo derivadas de la pandemia del COVID, y una mejora y flexibilización en los horarios de trabajo de los profesionales. El objetivo de todo ello era hacer que la Atención Primaria madrileña volviese a ser atractiva para los facultativos y se subsanase así el terrible déficit que arrastramos DESDE HACE AÑOS, pero que la actualidad ha convertido en verdadera tragedia.

La implantación de dichas mejoras se iba a poner en marcha en el último trimestre del año, tras reunirse el comité de huelga con la Administración. Y con lealtad y pragmatismo el comité de huelga desconvocó la huelga. Esta desconvocatoria tuvo mucha contestación por parte de los profesionales, que pensaban que habíamos desconvocado con humo, pero en espera de poder acallar estos ataques con resultados, defendimos nuestra postura, en un momento crítico desde el punto de vista epidemiológico.

La primera reunión fue un auténtico fiasco: la Administración donde dijo digo, dice Diego, y los módulos de cuatro horas anunciados en el Plan de Mejora de la Comunidad de Madrid pasaron a ser solamente un alivio temporal y solo relacionado a los periodos vacacionales. Por supuesto no lo admitimos, porque no es eso lo que necesita la Atención Primaria. La Primaria necesita DE FORMA INMEDIATA que se reconozca el sobresfuerzo que está haciendo: la falta de suplentes no es un problema de Navidades, ni de fin de año; es un problema crónico y asfixiante. En cuanto a la mejora y flexibilización de los horarios: palabras, palabras, palabras… Pero ninguna resolución contundente y explícita por parte de la Gerencia Atención Primaria que permitiese a los equipos, con seguridad y tranquilidad, asumir estos nuevos retos de conciliación y mejora de condiciones laborales.

Y para colmo, sin haber obtenido nada concreto en la primera reunión, la Administración, alegando problemas de agenda, desconvoca la segunda reunión que estaba programada desde el momento en que se desconvocó la huelga. ¡BASTA YA!  ¿De verdad creen que la sanidad puede seguir adelante sin la Primaria? De verdad piensan que “la excelencia” de la Atención Primaria madrileña consiste en abrir por las tardes y no cerrar en vacaciones (¿?), aunque eso suponga que no encuentran médicos dispuestos a trabajar en ella?  ¿NO IMPORTA NADA QUIÉN TE ATIENDA?

Lo que antes era la gallina de los huevos de oro para ganar elecciones, la sanidad pública, puede ahora llegar a ser un lastre capaz de hundir gobiernos… Necesitamos políticos con visión de Estado. Necesitamos administraciones de perfil técnico técnico con capacidad de gestión y visión que no sea cortoplacista, necesitamos compromiso y honestidad. Y LO NECESITAMOS YA

#StopMaltratoMedico

#HuelgaAtenciónPrimaria

#SinMedicosNoHaySanidad

Ana María Giménez Vázquez
Médico de familia, Doctora en Medicina. Tesorera de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x