CON FIRMA. “Impresiones de madrugada sobre #APSeMueve, 10/12/2018″, por Ángela Hernández

0
Copia de 350px × 182px – Diseño sin título (2)

Aviso que este mensaje va a ser MUY LARGO, y después de más de ochocientos mensajes del grupo de Telegram “AP se mueve” muchas ideas golpean mi cerebro.

Lo primero presentarme y presentar mis posibles conflictos de interés, los que me conocéis en persona quizás ya me lo habéis oído en más ocasiones, pero creo que es algo que debería ser obligado cuando se inicia un movimiento de estas características. Soy Ángela Hernández Puente, cirujana general y del aparato digestivo, desde hace muy poco Vicesecretaria General de AMYTS (motivo por el cual me animo a hablar en este en este grupo), delegada de AMYTS desde tiempos de Güemes y Lasquetty, y Presidenta del área de Atención Hospitalaria de dicho sindicato de 2013 a 2018. Además afiliada a AFEM, y por supuesto colegiada en el ICOMEM. En política, por desgracia, muy fácil contar mi afiliación, porque mi partido se encuentra en un momento de escasa atención mediática (en realidad atención mediática nunca la tuvo), UPYD.

Cuando yo entré hace unos años en AMYTS, Atención Primaria y Hospitalaria eran dos compartimentos prácticamente estancos en los que más de una vez oí (con desagrado y desacuerdo) que Primaria no tenía que opinar sobre Hospitalaria. Mucho ha llovido desde entonces, tanto por amistades como por una buena atención al afiliado y consultas, así como por un interés personal por el que me he intentado empapar de la Atención Primaria. No pretendo decir que sepa de ella como alguien formado y que trabaje en dicha especialidad, solo que también me interesa.

He leído muchas cosas estos días y creo que también se olvidan, o se desconocen porque no hemos logrado llegar a todos los que nos gustaría, un montón de cosas. Siento envidia sana de que en Atención Primaria haya bolsas de empleo (con sus problemas, por supuesto, y no el menor la ausencia de un programa informático que preste agilidad y transparencia, como existe en otras comunidades), que haya movilidad (un auténtico “ciervo blanco” en atención hospitalaria, sin movilidad ni traslados desde 2001), y he tenido la suerte de trabajar con médicos de Atención Primaria (Joaquín Pérez Argüelles, Ana Giménez, decenas de delegados que no nombro porque me dejaría algún nombre) que han realizado y realizan una labor encomiable, teniendo en cuenta el hueso duro de roer en el que por desgracia se transformó la Administración en la era Resino, y que continúa, aunque con algo más de trasparencia y mejores formas, en la era Calvo, últimos DG de Recursos Humanos del SERMAS como bien sabréis. También he asistido atónita a situaciones kafkianas y demasiado frecuentes, como consultas de 50, 60 y hasta 80 pacientes de médicos de Primaria (qué os voy a contar), médicos de Atención Primaria a los que, cuando buscan ayuda, se les llega a recomendar que se mediquen para ir a trabajar, sobrecargas no pactadas pero que venden bien en titulares (como el programa de prevención del cáncer de colon), y un interminable etc. Entiendo que una iniciativa como la de los turnos acabalgados genere incertidumbre e incluso rechazo, pero espero que muchos sepáis que es una iniciativa trabajada desde los profesionales de AP de primaria y de AP, no una ocurrencia de la Administración, y que, por mucho que la magnifiquen quienes están en su contra, se va a testar de forma voluntaria en solo 14 centros. Si no hay voluntarios o no sale bien se da marcha atrás y listo. Pero no me quiero enrollar, habrá quien conocerá y apreciará la labor de AMYTS en Primaria y quien no la conozca o esté en su contra, no es de eso de lo que quería hablar principalmente.

Un delegado de Urgencias Hospitalarias siempre dice (y me dio permiso para reproducirlo) que “el sindicato es tu escudo, pero tú tienes que levantar la espada”. Acabamos de tener un ejemplo del que he aprendido (y espero seguir aprendiendo muchísimo) en el conflicto planteado por los residentes que hacen guardias en urgencias del Doce de Octubre, en el que he tenido el privilegio de acompañar y apoyar desde hace meses y en primera línea la huelga a los residentes. Si tenéis tiempo, es una auténtica gozada leer la línea temporal con todas las acciones que llevan realizando y documentando desde hace meses para lograr sus peticiones, que han desembocado en una huelga ante la indiferencia (por qué no decirlo, prepotencia) de la Dirección Gerencia. Pero que ha sido un movimiento de abajo a arriba, cohesionado (recordemos que el seguimiento nunca bajó del 96%, alcanzando el 100 %), que no iba dirigido en contra de nadie y que ha concluido con un acuerdo de salida de huelga que esperemos que se cumpla y del que hay que realizar seguimiento.

La situación de los adjuntos es diferente, estamos obligados a unos servicios mínimos que, en aras de “asegurar la asistencia”, suelen ser excesivos de base. Aun así los seguimientos de las últimas huelgas planteadas ni se han aproximado, salvo en el caso de algunos centros de salud y servicios concretos. Las causas pueden ser muchas, destacaré que evidentemente no se trabajaron lo suficiente con el grueso de médicos a las que iban dirigidas. Por eso, fenómenos como los de este puente me generan una ilusión y expectación tremendas.

Me preocupa que cada vez que se dan las condiciones para que el “durmiente despierte” (para quien no sea fan, es un concepto extraído de Dune de Frank Herbert) suela suceder que se haga sobre estructuras diferentes a las existentes, sin lugar a dudas con la mejor voluntad del mundo, pero me temo que también probablemente con una experiencia insuficiente. Frases que he leído que me han preocupado: “nadie defiende a los médicos”, “nadie defiende a la Primaria”, “sin Hospitalaria, que cada vez que nos unimos con ‘especialistas’ (por cierto reitero que especialistas somos todos, al menos mientras no se extienda lo de ejercer sin título homologado como sucede en alguna comunidad) salimos con más curro”, “por eso me opongo a que entren aquí sindicatos”, etc., etc. Es decir en aras de una supuesta independencia, y digo supuesta porque fenómenos como este finalmente terminan siendo canalizados por unos u otros, lejos de conducir a lo que se lee en la mayoría de los mensajes: unión, soluciones totalmente necesarias de la primaria…, conduzcan a nuevas fragmentaciones o a nuevas formas “inventar la rueda Si de verdad hay una oportunidad para que los más de 5000 adjuntos de Atención Primaria y los residentes de Atención primaria se muevan en serio para solucionar sus problemas, no dividamos, empujemos todos, cada uno desde su especial sensibilidad y, como oí decir hace no muchos años, sin que nos duela demasiado un pisotón o dos de alguno de los compañeros de baile, sin desviarnos de lo fundamental y de lo que tenemos enfrente, una Administración a la que no le importa usar nuestra vocación y sentido del deber para exprimirnos hasta el agotamiento con uno de los menores salarios de los países con los que luego les gusta presumir de resultado y de sanidad pública cuando llegan las elecciones.

Uno de las grandes logros de la Administración, alentada por un color u otro, es tenernos divididos, en primaria, en hospitalaria, en SUMMA 112, en más de 45 especialidades, en incontables sociedades científicas (al menos tres en Madrid de AP si no me equivoco), en sindicatos, en colegios… El día que de verdad dejemos de hablar de unión y nos unamos en los mínimos imprescindibles, el día en que el problema de nuestro compañero de Primaria, Hospitalaria, MIR, SUMMA 112, SAMUR, etc., nos duela tanto y de verdad como nuestro propio ombligo…, ese día estaremos más cerca de que dejen de maltratarnos como lo hacen cada día. Porque al recaer la responsabilidad mayor del paciente sobre nosotros han conseguido que demos botes de orina, que limpiemos vómitos, que traslademos pacientes, que movilicemos pacientes, que demos citas y un interminable y largo etcétera que se propaga a lo largo de todos y cada uno de los niveles de asistencia. Y eso es lo que realmente pone en peligro a otras categorías, que van perdiendo contenido aunque no se den cuenta (quizás el ejemplo más claro sea el personal administrativo, yo estuve en la apertura de uno de los “nuevos” hospitales y, si tenéis la oportunidad de pasar por ellos, veréis que el personal administrativo es realmente escaso).

Y se adereza con los mayores recortes salariales en tiempos de crisis porque “somos unos privilegiados”, y con tener que oír a organizaciones que representan a todos los estamentos que, año tras año, piden repartos lineales de conceptos como la productividad variable porque todos somos imprescindibles para el sistema.

Siento el discurso, pero me daba algo si no lo hacía. Ha sido emocionante ver cómo en un puente se movilizaban para entrar en un grupo centenares de médicos de Atención Primaria, espero de verdad que esto no se quede en un gesto de sillón o en quejas de pasillo. Espero que no tengáis que seguir siendo héroes cada día de lunes a viernes, semana tras semana, que es lo que sois gestionando consultas de más de 25-28 pacientes a diario más “sin cita” (que no es lo mismo que urgentes demasiado a menudo), más domicilios, más burocracia… Leídas las peticiones que concitan mayor consenso, no dudéis que están entre las que Atención Primaria de AMYTS lleva solicitando muchísimos años (en concreto la del incentivar el turno de tarde es un acuerdo FIRMADO por el sindicato médico e INCUMPLIDO -como tantos otros- por la Administración desde 2007) y en el que apoyaremos y empujaremos también y sin la menor duda.

No tengo más que decir, si como cirujano general y Vicesecretaria de AMYTS tenéis algún inconveniente para que esté en este grupo, me salgo sin problemas. Preferiría estar, como he preferido e intentado estar en aquellos movimientos de médicos que se han producido desde 2012. Pero decidáis que esté o no, seguid contando conmigo para lo que creáis necesario, así como con la estructura del sindicato médico AMYTS, que no tiene otra aspiración que defender los derechos laborales de todos los médicos, con mayor o menor acierto, puesto que no somos otra cosa que médicos tratando de velar por los intereses de los médicos.

Dejo unos cuantos enlaces (si alguien ha llegado hasta aquí le felicito por su perseverancia):

  • Sobre el sistema sanitario y su financiación,https://amyts.es/editorial-importancia-sistema-sanitario/
  • Sobre los turnos acabalgados:https://amyts.es/si-a-la-modificacion-de-horarios-de-tarde-en-la-ap-madrilena/
  • Sobre la noticia de la transferencia de la homologación de títulos médicos a las CCAA:https://amyts.es/transferir-la-homologacion-de-titulos-a-las-ccaa-es-la-solucion-por-ana-gimenez/
  • Sobre las reivindicaciones y línea temporal de los residentes del 12 de Octubre:
    • https://amyts.es/wp-content/uploads/2018/11/REIVINDICACIONES-MIR_signed.pdf
    • https://amyts.es/wp-content/uploads/2018/11/ACCIONES-RESOLUCION-_signed.pdf

Ángela Hernández Puente
Cirujana General y del Aparato Digestivo.
Vicesecretaria General de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x