CON FIRMA. “¿Hacia dónde vamos?”, por Joaquín Pérez Argüelles

0

No deja de provocar perplejidad el observar cómo los “viejos y nuevos políticos” que hoy padecemos, y que se deleitan ante las cámaras y micrófonos de los medios de comunicación, o bien a través del “plasma”, no logran entender el significado de una palabra tan conocida como DIÁLOGO. Diálogo que España necesita hoy más que nunca, desde que se inició la Transición:

  • Los del partido de la gaviota, como diría y dibujaría el genial Peridis, están en un estado de hibernación prolongado, que dura más de cuatro años, y ante los graves problemas que afectan al país y al propio partido da la sensación de que no ven, no oyen, no hablan, degradando su situación interna y sometiendo al ostracismo a más de siete millones de sus votantes.
  • El grupo del puño y la rosa ve como esa flor se va marchitando entre sus manos, quizás debido a las múltiples humillaciones a que le viene sometiendo otra organización de todos conocida. Y a pesar de ello sigue con su “NO, NO Y NO” a posibilitar un gobierno de coalición que, como sucede en varios países de nuestro entorno, permita una gobernabilidad estable. Da la sensación de que este partido se debate entre los interese de grupo y los intereses personales.
  • El líder del grupo de los nazarenos (por el color que han elegido) parece que, tras la última visita realizada al Jefe del Estado, cree haber entendido que fue a él a quien le encargó la formación de gobierno, y tan es así que por segunda vez se autoproclama Vicepresidente de ese gobierno y se asigna unas cuantas carteras que, si fuera una realidad, no se sabe a dónde conduciría. Por ejemplo la de “plurinacionalidad”, que pretende hacer de España un grupo de naciones y comunidades autónomas. ¿Dónde esta la igualdad y solidaridad entre todos los españoles? Cuando habla de propuestas económicas y sociales, lo que hace es crear falsas expectativas, ya que su aplicación es impensable ante la situación que venimos sufriendo, y a pesar de que dice defender Europa y el euro, lo cierto es que con esta propuesta lo que pretende es que nos digan NO y, ante esta situación, llevarnos al ESPAÑEXIT.
  • Los naranjitos, dentro de su inexperiencia, parecen los más sensatos, y sus propuestas son las más razonables, tratando de poner de acuerdo a otros grupos que harían posible la gobernabilidad; pero no son oídos, pues sus votos, aún siendo necesarios, no son definitivos.
  • Ya solo quedan unos grupúsculos del arco parlamentario encabezados por los independentistas, que siendo minoritarios podrían llegar a ser fundamentales, concretamente dos, ERC y DyL, que hablan de progresismo a nivel del estado del que pretenden salir, cuando en su comunidad autónoma al progresismo se le llama JUNTOS POR EL SI.

Volviendo a la palabra citada al principio, DIÁLOGO, deberían haber aprendido de unos políticos que, pensando en los intereses de España y los españoles, llegaron a redactar la Carta Magna, que aunque hoy necesite ser reformada, ha hecho posible una sociedad como la que hemos tenido hasta el pasado 20-D. Esos políticos supieron reconocer la entidad moral del adversario y conjugar el progresismo y el conservadurismo.

Si para el dos de marzo, triunfan las teorías del grupo de los nazarenos, visto el programa de cien páginas que han presentado, podríamos pasar a jurar unos nuevos “Principios Fundamentales del Movimiento Morado”, pasando de la democracia representativa a la asamblearia, y en estas circustancias el futuro Presidente, atado de pies y manos, podría pasar a ser el más precoz EXPRESIDENTE que este país habrá tenido. ¿Será eso lo que quiere?

Hoy la talla de nuestros políticos está en cuarto menguante, y el posible eclipse que se avecina nos puede llevar a pensar que, de nuevo, Europa acaba en los Pirineos. ¿Es ahí donde nos quieren llevar?

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x