CON FIRMA. «Fatiga pandémica, una realidad que no nos podemos permitir», por Ángela Hernández

0

El último término viral define algo con lo que todos estamos bastante familiarizados: doomscrolling (de ‘doom‘, o fatalidad, y ‘scrolling‘ o deslizar hacia abajo el dedo y/o la vista en páginas web) es ese hábito por el cual hemos estado y estamos enganchados a las malas noticias a través de nuestras pantallas. 

¿Sufres ‘doomscrolling‘? Mirar continuamente el móvil puede desgastar así tu salud mental. Sofía Lázaro 

Estamos todos saturados, cansados, impotentes, hartos, irascibles, picajosos, desconfiados... 

Nuestra vida está llegando a un doloroso, “hace un año celebramos el cumpleaños de la niña y fue la última vez que nos juntamos, lo que se nos venía encima…”“hace un año nuestro último viaje, quién no iba  decir…”. Y a veces el “volveremos a celebrar”“volveremos a poder hacer esto o aquello” va generando sucesivas decepciones, ya que esta pandemia está haciéndose larga, muy larga. 

Hace unos días, un familiar muy cercano y querido había enviado a un grupo whatsapp estas recomendaciones, que luego me llegaron por otros grupos (típica viralización) 

Casi de forma automática respondí:  

Qué poca paciencia tengo con lopsicólogos a veces. Si no le gusta su realidad, invente otra 

Luego entramos en el chat en un mini debate sobre la necesidad de protegernos de las malas noticias y de sobrevivir. Que no se me malinterprete, creo que los psicólogos y la psicología son complemente necesarios, fundamentales para mejorar el conocimiento de nosotros mismos, y para superar diferentes situaciones vitales complicadas y patologías mentales. Sé que fui injusta, tanto con el familiar que me lo enviaba, con su mejor intención, como con una profesión que merece todo mi respeto. 

Pero es que hay cosas que no se solucionan ignorándolas o con resiliencia. Y por desgracia esta pandemia está demostrando ser una ellas.  

Me sentí plenamente identificada con el sentir que leí en este tuit 

Estábamos en pleno ascenso de la tercera ola, que recordemos se ha superpuesto a una segunda aún no dominada, en el contexto de casi un año de pandemia. Hay que controlar el flujo de malas noticias pero, ¿podemos permitirnos esto de tratar de mantenernos alejados de las malas noticias? Es un lujo que ante una amenaza real y tangible como está suponiendo esta pandemia, que se traduce en fallecidos y riesgo de colapso de los sistemas sanitariosen mi opinión, no nos podemos permitir. La técnica del avestruz no va a funcionar. La de dejar que pase el virus supone un coste en vidas que creo que tampoco.  

Tenemos tremendas fortalezas respecto a pandemias históricas, contamos con un nivel de desarrollo científico sin precedentes que ha llevado a disponer de opciones de vacunación en un tiempo récord. Pero fallamos en su producción y distribución, y sobre todo en considerar la necesidad de que tiene que ser algo a nivel mundial, porque en este “juego”, si se escapa una cepa resistente a las vacunas con alta infectividad por parte del virus, perdemos todos. Son precisas una coordinación y planificación exquisitas, y añadiría la voluntad de cooperación. 

Aunque sea fácil enfadarse con la OMS y apuntarnos al carro de decir que «Total, para lo que sirve…», llevan desde el inicio de la pandemia enviando mensajes que deberíamos haber escuchado: que había que tomarnos en serio esta amenaza, que requiere respuestas globales y que no se puede dejar a nadie atrás.  

Así que me gustaría que como Comunidad, como país y como miembros de la Unión Europea, nuestros dirigentes se empezaran a plantear la estrategia de ZeroCovid. Porque esta convivencia no solo nos está desgastando, teniendo un elevadísimos coste tanto en fallecimientos como en sobrecarga de los profesionales sanitarios, sino que puede potenciar el auge de sectores negacionistas quecomo en este tuit que recomendaba Julio Mayol, encuentren en la fatiga pandémica su mejor aliado para sembrar la duda 

 

 

Ángela Hernández Puente
Cirujana general, Hospital Universitario del Sureste (Arganda)
Vicesecretaria general de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x