CON FIRMA. “En el ICOMEM, más de lo mismo”, por Joaquín Pérez Argüelles

0
Dr. Joaquín Pérez Argüelles.

El pasado 14 de febrero volvimos a asistir a una Asamblea de Compromisarios del ICOMEM que vino a ser una repetición de las impresentables asambleas anteriores.

Es vergonzoso asistir a espectáculos como los que nos vienen ofreciendo estos personajes: por un lado la Presidenta y por otro el resto de los miembros de la Junta Directiva aún no dimitida, además de algún miembro de otra candidatura perdedora que, contra toda lógica, se ha aliado con la actual presidenta. El que unas personas, ya maduras, que han pasado por la Universidad, se comporten de forma tan rastrera en una institución que representa a la profesión médica, no hace sino dañar el prestigio de un colectivo que, de forma obligatoria, debe de estar colegiado.

En una asamblea, en la que se pretendía que una comisión de compromisarios pudiera elaborar unos nuevos estatutos en cuya redacción no se contemplaran los intereses personales de los miembros de una Junta Directiva, fuimos testigos de que esos intereses personales se pusieron de manifiesto tanto por parte del secretario de la actual Junta como por parte de la facción perdedora de las anteriores elecciones, ya que esta facción trataba de sacar adelante unas elecciones anticipadas que permitirían a la Junta Electa hacer unos estatutos a su medida.

La Sra. presidenta, Dra. Sonia López Arribas, entiendo que muy mal asesorada, repitió una actuación similar a la que hizo en la asamblea de aprobación de Presupuestos, en la que presentó una alternativa a los de la Junta Directiva restante y volvió a intentar, saltándose los estatutos (no sé si los antiguos o los que se aprobaron en la anterior asamblea, pues nadie lo supo explicar con claridad) boicotear la reunión tratando de que los compromisarios se manifestasen a favor de pedir la dimisión de toda la Junta Directiva, lo que no hizo sino encrespar a unos compromisarios ya de por si muy cabreados.

Por fin se logró sacar adelante por 70 votos a favor y 40 en contra la propuesta que habíamos recibido en la convocatoria y que era la menos mala de las posibles, que no era otra que se nombrase una comisión que elaborara unos Estatutos adaptados a la normativa vigente a la mayor brevedad posible y que una vez sometidos a la opinión y aprobación de la colegiación se convocara de inmediato un proceso electoral para ver si de una vez por todas acabábamos con la demencial situación por la que atraviesa nuestro colegio.

En mi opinión y de cara a ese proceso electoral se debería vetar la presencia de candidaturas en las que figurasen los nombres de la actual Junta Directiva así como los de otros colegiados que hayan ostentado cargos en el Colegio con anterioridad.

Estos nuevos Estatutos deberán contemplar de forma tajante que los cargos electos no tendrán retribución alguna, tendrán gastos de representación limitados y perfectamente justificados, contemplaran la posibilidad del voto de censura a Junta Directiva o a alguno de sus miembros y la posibilidad, en su caso, de poder nombrar una comisión gestora hasta que se convoquen nuevas elecciones. Se evitará las hipotecas con empresas externas.

Debemos exigir que esa comisión se constituya ya y que empiece a trabajar de inmediato, marcando unos plazos lógicos que permitan tener listos los nuevos estatutos no mas tarde del 20 de abril, de forma que se remitan a la colegiación de inmediato para su aprobación, si procede, en el mes de mayo, y convocar de inmediato el proceso electoral que permita una renovación a fondo de una organización obsoleta. Y si no hacemos posible esto entre todos, tan sólo quedaría la opción de la colegiación voluntaria.

Joaquin Pérez Argüelles

Colegiado 19.030

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x