CON FIRMA. “El recurso del pataleo”, por Óscar Rodríguez

0

Ayer tuve guardia en la UVI 8, y lo que vivimos ayer en mi equipo, y me imagino que el resto de equipos que trabajamos, está dejando de ser una excepción para convertirse en la norma: múltiples recursos sin médico, todos corriendo como pollos sin cabeza por la Comunidad de Madrid, un SCU superado por las circunstancias… Las pocas UADs haciendo avisos de UVI, las UVI viendo ancianos con gripe, los VIR picando de todo.

Podrá decirse que estamos en pico de Gripe, se pondrá como excusa la misteriosa epidemia que afecta a los médicos de Madrid, esa maldición bíblica que hace que ningún facultativo quiera trabajar en nuestro servicio, pero los hechos son tozudos. Intentaré arrojar algo de luz, un diagnóstico personal posiblemente  equivocado:

  1. No se puede estar 24 h sin tener unos minutos de descanso para realizar las necesidades fisiológicas mínimas, ni comer como un pavo a las 18:00 h o cenar en tres partes a las 2:00 h, tras rogar que nos dejen por caridad. No es de recibo. No somos máquinas, nos gustaría que se nos tratase como a trabajadores normales, hay que articular la forma para que escalonadamente  los recursos puedan hacer sus descansos REGLAMENTARIOS.
  2. No se pueden tener tantos recursos sin cubrir; ayer había, como es ya la norma, un gran número de unidades sin médico. Tener una plantilla envejecida, corta de efectivos y con una SENSACIÓN de MALTRATO por parte la Gerencia, es un seguro de fracaso.
  3. No se puede estar continuamente luchando contra los elementos: vehículos que se caen a cachos, renting que se prorrogan, monitores con sondas que fallan, tablet PC que se cuelgan, apagan y ralentizan la asistencia… Y la solución es la de ese chiste de los galeotes en el que el capataz anuncia, entre la euforia de todos, que mañana habrá cambio de calzoncillos : tú con ese, el otro contigo…
  4. No se puede aplicar de golpe la feliz idea de eliminar las transmisiones telefónicas; tenemos la sensación de que nuestros jefes se dedican a obstaculizar y aumentar la penosidad  de nuestro trabajo. Las comunicaciones con el CCU son cada vez peores: en algunas bases y calles  no hay cobertura de tetra, no se puede comunicar con nuestros compañeros médicos reguladores, ¡y para qué decir con los jefes de la guardia! Tenemos la sensación de que cada vez hay más distancia entre el CCU y la calle.
  5. No se pueden ver  más de 100 pacientes en un SUAP por un solo médico, creo que esto lo debe entender cualquiera. ¿Alguien puede atender dignamente a un paciente cuando no puede ni abrir los ojos?

Todo esto lo hacemos los profesionales del SUMMA porque somos mucho mejores que nuestros directivos y gestores, pues para estar en primera línea hay que ser de una pasta especial. Cada día que pasa estoy más orgulloso de trabajar con mis compañeros: médicos, enfermeros, técnicos, auxiliares, locutores… Pero cada día estoy más cansado de tener que atender a mis pacientes en peores condiciones, y entiendo que nadie quiera venir a trabajar al SUMMA 112.

Pero será que estoy cansado, y seguramente equivocado…

Óscar Rodríguez Rodríguez
Médico de Urgencias, SUMMA 112.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x