CON FIRMA. “Durmiendo en las sábanas de un residente Covid positivo”, por Sheila Justo

0

Los médicos residentes estamos expuestos a altas cargas virales y mantenidas en los turnos interminables de 24 horas; por tanto, la posibilidad de que nuestro personal enferme es especialmente alta. A esto se suma el desabastecimiento de mascarillas FFP2, guantes, batas impermeables etc., por lo que ni siquiera estamos adecuadamente protegidos. Sin embargo, ahora viene lo peor, nos metemos en la misma cama dónde ha descansado el residente del turno anterior “para compartir las babas”.

Desde el Sindicato Medico hemos denunciado en múltiples ocasiones que los médicos residentes comparten cama en los turnos de guardia. Aunque resulte difícil creerlo, desde hace años, no hay suficientes camas para el personal, y entre los médicos residentes se ha normalizado el hecho de compartir las sábanas en un turno con otro compañero, siendo en ocasiones lo más grave el haber sido foco de alguna infestación por piojos.

Ahora nuestra denuncia cobra especial sentido cuando tenemos que mantenernos a 2 metros de distancia si no llevamos EPI para no seguir contagiando la enfermedad y aplanar la curva.

En estos días, varios residentes me han llamado preocupadísimos porque sus compañeros, los del turno anterior de descanso, habían dado positivo en la prueba del coronavirus. Tenían gran preocupación por enfermar, después de haber tomado las medidas “posibles” de proteccióny preocupados por la imperiosa necesidad de efectivos que estamos necesitando en este momento. Debían salir del escenario por requerir aislamiento ante la posibilidad de ser ellos ya, aunque asintomáticos, COVID positivos. Lo sorprendente es que aún así, siendo conocedores de la situación, las ordenes de algunos Hospitales han sido: “sin síntomas, a seguir trabando”. Este hecho es de especial gravedad por lo que supone, ya que el sanitario positivo es una fuente potencial de contagio y el objetivo es frenar la curva.

Se están tomando medidas en todos los ámbitos: en las cafeterías, comedores, reuniones y, sin embargo, no se cumplen los mínimos en las zonas de descanso de los residentes. Las “camas calientes”, que es así como las llamamos, no es un hecho ocasional, ya que se da en múltiples Hospitales: 12 octubre, Puerta de Hierro, Getafe, Ramón y Cajal, Gregorio Marañón, La Paz, Severo Ochoa.

A veces la realidad supera la ficción. La normativa en el estado de alarma en el que nos encontramos nos obliga venir a trabajar en coches diferentes a pesar de venir de la misma casa, ya que sería el lugar perfecto para contagiarnos entre sanitarios. Así es que mi compañero de piso y yo vendremos a trabajar en diferentes coches, y conello se suponen cumplidas las medidas de seguridad en el domicilio, pero si me toca el turno de descanso posterior me meteré en sus mismas sábanas. Suena paradójico, ¿verdad?

Ya están tardando en tomar medidas al respecto, si no quieren quedarse sin personal laboral en formación.

Dra. Sheila Justo Sánchez
Presidenta Sector Médicos y MIR AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x