CON FIRMA. “Don Tancredo”, por Óscar Rodríguez

1

El don Tancredo, o la suerte de don Tancredo, era un lance taurino que se puso de moda en la primera mitad del pasado siglo.

El toreo que hacía el don Tancredo esperaba al toro a la salida de chiqueros, subido sobre un pedestal situado en mitad del coso taurino. El ejecutante iba vestido con ropas generalmente de época o cómicas, y pintado de blanco. El mérito consistía en quedarse quieto, ya que el saber de la tauromaquia que al quedarse inmóvil, el toro creía que la figura blanca era de mármol y no la embestía, convencido de su gran dureza.

El origen de esta práctica es incierto, si bien hay varias fuentes que afirman que un torero de Valencia de poca fortuna y nombre Tancredo López, comenzó este espectáculo como un medio desesperado de ganar dinero en las postrimerías del siglo XIX. El público acogió con entusiasmo la actuación, que poco a poco fue extendiéndose. Normalmente el Tancredo era interpretado por personas desesperadas a la búsqueda de ganar dinero fácil y con poco que perder, ya que eran numerosas las cogidas que se producían. Así las cosas, el Tancredo fue prohibiéndose por las autoridades y ya, a mediados del siglo XX, se realizaron las últimas representaciones.

Bien, el Don Tancredo es lo que han estado haciendo nuestros políticos y autoridades sanitarias, viendo venir el toro y quedándose inmóviles observando paralizados un espejo que es Italia, en vez de aprender de nuestros vecinos de la Lombardía, que están como vamos a estar nosotros en unos días, aunque yo creo que aquí va a ser peor… y explicó el porqué:
hoy en mi pueblo, en Torrelodones, la coordinadora del centro de salud ha pasado una nota al Ayuntamiento, una nota en la que se explica que los niños que hoy ya no han ido al colegio NO DEBEN ESTAR REUNIDOS CON SUS PAPÁS, ABUELOS Y OTROS NIÑOS EN UN PARQUE. A mí me da que no entendemos la gravedad de la situación.

Os lo va a explicar un simple médico de urgencias, que trabaja en el SUMMA 112 y en un hospital privado de Madrid.

1º Las urgencias de los hospitales de Madrid están al borde del colapso. Esto no es mi opinión es un hecho.
2º Los profesionales de la salud, celadores, técnicos, enfermeras y médicos están infectándose masivamente.
3º Existe un desabastecimiento generalizado de EPI ( equipos de protección individual).
4º Los compañeros de intensivos están francamente preocupados con la evolución del virus en relación con las camas de UVI y los respiradores .
5º La gente sigue acudiendo a los centros de salud , SUAP y hospitales por patologías banales (no os dais cuenta de que es el mejor lugar para infectarse). NO ACUDÁIS a URGENCIAS SALVO QUE OS LO RECOMIENDE VUESTRO MÉDICO DE FAMILIA, DESDE EL SUMMA O TENGÁIS DIFICULTAD RESPIRATORIA.
6º Los chavales piensan que como no hay clases que mejor momento para hacer fiestuquis que este.
6º La gente está dejando a sus hijos pequeños (muchos infectados asintomáticos) al cuidado de los abuelos (verdadera población de riesgo) en una jugada que ni el propio Josef Menguele hubiera diseñado mejor para la guerra biológica.
7º La gente está indignada porque se jueguen los partidos de las diferentes competiciones a puerta cerrada, cuando deberían suspenderse todas las competiciones deportivas nacionales e internacionales, así como cerrarse los cines, teatros y bares.
8º Deben suspenderse manifestaciones, concentraciones, eventos, fiestas, ferias y reuniones.
La gente debería quedarse en casa y esperar, saliendo lo justo a la calle.
10º Esto hay que hacerlo ya, hagámoslo por los miles de enfermos crónicos, por los miles de ancianos, por nuestros sanitarios, que nos tienen que cuidar, hagámoslo por todos.

Podéis tomaros esto a guasa, podéis imitar a nuestros políticos y hacer el Don Tancredo o entre todos podemos ser mejores y luchar para frenar la epidemia.

Óscar Rodríguez Rodríguez
Médico SUMMA112
Delegado sindical de AMYTS

Compartir:

1 comentario

  1. Mar sastre Ibarreche en

    Enhorabuena, Oscar! La gente no se da cuenta, a día de hoy, domingo, estado de alarma de la situación real. A veces, hay q ser un poco menos diplomático y más realista y decir las cosas por su nombre, como tú haces. Gracias

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x