CON FIRMA. “Cuando el maltrato llega al límite”, por Julián Ezquerra

2

Hay 10 frases clásicas que nunca se deben decir a un empleado, y una de ellas dice más o menos algo así: “tienes suerte de trabajar aquí. En otros lados…”. Pues bien, esta frase es la que cada día con más frecuencia, de forma clara aunque silenciosa, se les dice a los facultativos que trabajamos en el SERMAS.

Hace años que en nuestras quejas y manifestaciones acuñamos una etiqueta twittera (“hashtag”), #StopMaltratoMedico. Tuvimos un Consejero que cuando oía eso del maltrato entraba al trapo, se defendía y se sentía muy molesto. Y es que decir la verdad genera sentimientos encontrados. A quien la dice le produce desahogo, y a quien va dirigida le duele. Bueno, eso también depende de quién sea el receptor del mensaje, pues al prototipo de político profesional le resbala (e incluso se vanagloria) de ello, mientras que al profesional que transitoriamente está en política le duele.

Llevamos años, demasiados años, denunciando el sistemático maltrato a los profesionales, y en concreto a los facultativos del SERMAS. Por hacer un rápido repaso, menciono algunas claves:

  • 40% de eventualidad, entre interinos, eventuales y contratos de guardia.
  • OPEs escasas en número y frecuencia, y años entre convocatorias, que generan bolsas enormes de empleo precario. Como ejemplo paradigmático, urgencia hospitalaria: 19 años sin OPE, 90% de empleo no fijo. Abuso de temporalidad claro y manifiestamente injusto.
  • Recortes de plantillas, y cada día más exigencias.
  • Recortes salariales, que en nuestro caso supusieron perdidas de entre el 25 y 30%.
  • Carrera Profesional aún en vías de recuperación parcial. Una Carrera Profesional que, contra lo pactado, y esperando que los tribunales impartan justicia, deja a los no fijos sin cobrarla.
  • Acceso imposible a plazas de especialidades hospitalarias si no eres “de los nuestros”. Ni OPE, ni traslados. Ni acceso en igualdad, ni bolsas, ni trasparencia.
  • Extensión de una aplicación de jornada mas allá del inicial plazo de aplicación de un año. La Administración, cada año y de forma unilateral, sigue aplicando lo que le interesa y sin negociación.
  • Presión asistencial infinita en Atención Primaria, falta de médicos en el SUMMA 112, servicios de urgencia hospitalaria al límite, etc.
  • No reconocimiento, salvo por sentencia judicial, del derecho al descanso de guardia de sábado.

Podría seguir haciendo un listado de agravios y situaciones de maltrato, pero sería demasiado larga y tediosa. Me dejo muchas, lo sé, que cada lector piense en la suya y la considere incluida en este pequeño listado.

Ahora llega la gota que colma el vaso y que espero, confío y deseo que sea la chispa que encienda la llama de la rebelión, que haga que todos nos sintamos mal y respondamos ante este maltrato. Si no lo hacemos ahora, acabarán con nosotros definitivamente, nos humillarán como profesionales, nos hundirán aún más y no saldremos de este fango nunca.

Hemos pasado, bueno, mejor dicho, estamos pasando una de las mayores crisis sanitarias que hemos conocido en la historia reciente. Nos afecta a todos. Se está sufriendo por los pacientes y lo estamos sufriendo los profesionales. Más de 50.000 profesionales infectados, más de 60 compañeros fallecidos, duras jornadas de trabajo, etc., y una inquietad que nos ronda, ¿volveremos a pagar nosotros con recortes esta crisis? Creo que sí, lo intentarán si nos dejamos.

Me quedé a medias con lo de la gota que colma en vaso. Estamos en la fase llamada de “desescalada”, ahora afloran las necesidades de un Sistema Sanitario infradotado, aparece aún más sobrecarga en servicios asistenciales, Primaria diezmada, saturada, sobrepasada, abandonada a su suerte. SUMMA 112 con tanta falta de efectivos que es incapaz de reabrir los dispositivos asistenciales habituales. Hospitales en los que las listas de espera que veremos serán históricas.

Y para hacer frente a todo esto, para dar respuesta a los pacientes, solo podemos hacer una cosa: dotarnos de suficientes profesionales, poner el sistema en pleno funcionamiento, incentivar a los profesionales, darles el merecido descanso, no cerrar camas y consultas durante el verano, etc., y para ello necesitamos la contratación de los nuevos especialistas que terminan ahora sus periodos de formación. Sencillo.

¿Cuál es la realidad? Pues que el SERMAS/Hacienda permite que se produzca una fuga masiva de talento, oferta escasos contratos, precarios, indecentes. El ejemplo más visible lo tenemos con los nuevos especialistas de Medicina Familiar y Comunitaria. Terminan 222 facultativos, la Atención Primaria está devastada entre vacantes crónicas sin cubrir, bajas laborales de afectados por Covid-19, presión asistencial inabarcable, nueva responsabilidad en detección y seguimiento de pacientes Covid-19, vuelta a su actividad normal, periodo de vacaciones merecidas… ¿Qué imaginas sería lo lógico? Sí, lo que piensas: fidelizar a los médicos, ofertarles un contrato de interino en plaza vacante, que hay y muchas, asegurar que no se marchan a otras CCAA o países dónde les ofertan mejores condiciones. Sería lo deseado.

Pues no, no es así. Se ofertan contratos de área, hasta el 31 de diciembre de 2020. Una nueva muestra del maltrato, del desprecio al profesional. Luego se quejarán de que no hay médicos. Sí que los hay, pero los echan, les desprecian, y estos, en buena lógica, se marchan. Nos dirán “ahí te quedas”.

Estamos a tiempo de rectificar, es más, es necesario rectificar. Espero que, por una vez, los políticos, los gestores, sean capaces de hacer algo bien. Lo espero y lo deseo. Pero lo dudo.

Julián Ezquerra Gadea
Médico de familia. Secretario general de AMYTS

Compartir:

2 comentarios

  1. CompletoDesconocido en

    AMYTS no puede luchar ni defender si los demás nos dejamos maltratar y además contribuimos al maltrato callando cuando a un compañero se le machaca, para no meternos en “líos”, por quejarse o simplemente exigir cosas a las que tiene derecho.
    Nos toca cambiar de mentalidad borrega y empezara exigir, primero la dimisión de los responsables de este desastre, y después un cambio de modelo que nos permita intervenir directamente en todos los planes y normas que nos afecten. De otro modo seguirá sucediendo.

  2. Teresa Mazarro Enrique en

    Qué bien describes la realidad de nuestra querida y maltratada Atención Primaria.
    Gracias AMYTS por luchar por y para defender , nuestra profesión.

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x