CON FIRMA. “Colegio de Médicos de Madrid, de cuyo nombre no quiero acordarme”, por David Laguna

0
Dr. David Laguna Ortega.

A casi ningún médico le interesa mucho el Colegio de Médicos. El médico de a pie considera el Colegio de Médicos como algo caro, obligatorio y que raramente utiliza. Por ello no suele acudir a las elecciones ni se interesa por los candidatos ni por su programa. 

Pocos médicos conocen los problemas internos que tiene (y ha tenido) y la mayor parte ha sido a través de la prensa y de algún colega “enteradillo” que se lo ha contado.

Parte del cáncer del Colegio es precisamente eso. Si al médico le interesara su funcionamiento desde hace tiempo no pasaría lo que pasa. Dicho a grandes rasgos, en estos momentos hay un enfrentamiento entre la Presidenta y la Junta directiva que hace el Colegio difícilmente gobernable y un bochorno en la prensa y en los juzgados con cruce de acusaciones y demandas entre unos y otros.

Pero el Colegio de Médicos tiene poder y mueve mucho dinero. El presupuesto anual es de más de diez millones de euros y esto supone jugosos contratos. Todas las declaraciones oficiales son rápidamente publicadas por la prensa, puesto que se consideran que parten de un colectivo fundamentalmente técnico con poca connotación política. Pero además, como los médicos somos un colectivo que contratamos muchos seguros y tenemos un poder adquisitivo medio, muchas aseguradoras ven un claro negocio con el Colegio.

Ocurre además que los candidatos al Colegio de Médicos necesitan, si quieren tener probabilidades reales de salir elegidos, una organización electoral que les promocione la campaña y les dé a conocer al poco motivado colectivo de médicos. Y la organización electoral cuesta dinero. Y más dinero cuanto menos motivado esté el colectivo médico. Y como hemos dicho, está muy, pero que muy poco motivado.

Este viernes se ha plantado algo así como una moción de censura sin cese de la Junta Directiva en la denominada Asamblea de Compromisarios (algo así como el Parlamento del Colegio de Médicos). Aunque ha sido finalmente propuesta por la actual Junta Directiva, ésta refiere que la idea se había venido fraguando desde el entorno otra candidatura que no obtuvo el suficiente número de votos. La actual Junta directiva les acusa de no saber perder y de estar ligados a cierto partido político nacional de izquierdas de cuyo nombre no quiero acordarme. Por otro lado, desde el entorno de la candidatura opositora, se acusa a la actual Junta Directiva de estar subvencionados por una gestoría de seguros, de cuyo nombre tampoco quiero acordarme. Yo no sé quién tiene razón, si la tienen todos o si ninguno. No importa.

Lo único cierto es que los estatutos del Colegio de Médicos permiten que haya un bloqueo institucional si la Junta Directiva y la Presidencia no están de acuerdo pues nadie firma nada. Si solamente sale una moción de censura y se plantean otras elecciones puede volver a haber el mismo problema con la futura Junta Directiva y Presidencia. Creo que lo sensato es reformar los estatutos y evitar este sinsentido antes de unas nuevas elecciones que pueden solamente perpetuar el problema.

Dr. David Laguna Ortega
ORL – Hospital Doce de Octubre
Vocal Sector Atención Especializada de AMYTS

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x