CON FIRMA. “Amo la Atención Primaria, pero ya basta”, por Ciara Castillo

0

Publicamos en esta sección, por su toque personal, el texto leído en la concentración ante la Asamblea de Madrid del pasado martes 27 de abril para reivindicar la situación de la Atención Primaria


Buenos días.

Primero que todo, agradecer la oportunidad que hoy se me da para poder expresar mi sentir. Mi nombre es Ciara, soy médico de familia.

Hace 5 años que terminé la residencia de Medicina de Familia y Comunitaria, y lo hice muy ilusionada; la Atención Primaria se había convertido para mí, durante la carrera de Medicina, en mi pasión.

Cuando terminé, me hicieron mis primeros contratos, por fin ya emprendía mi camino como adjunta. Pero rápidamente me di cuenta de que los contratos eran por días sueltos, a veces 3 días, y cuando estaba un fin de semana de por medio me daban de baja el viernes y me volvían a dar de alta el lunes siguiente. Todos los compañeros en ese entonces me decían “Es normal, así se empieza, todos lo hemos vivido”, así que no me quedo más remedio que aceptar estas condiciones de trabajo durante años.

Casi el 100% de estos contratos eran por la tarde, porque era y es el turno más difícil de cubrir cuando hay una ausencia de un compañero. Ahí me di cuenta de que había un problema importante de conciliación familiar y social, y esto sí que me preocupó. Porque tengo dos niños de muy pequeños.

Durante mucho tiempo intenté que me dieran un contrato más estable, porque por supuesto que necesito estabilidad, en todos los sentidos… ¿Os podéis creer que no pude financiar un móvil, por tener este tipo de contratos en mis inicios? Surrealista después de 11 años de estudios…

Por fin recibo una llamada de la bolsa donde se me ofrecía un contrato de larga duración (claro, nunca te dicen cuanto tiempo es una larga duración), que inmediatamente acepté… A los 15 días de estar trabajando en esta suplencia recibo un mensaje en mi móvil donde se me indicaba que mis contratos eran semanales, y así durante 9 meses en la misma plaza, plaza que no iba a ser cubierta por su propietario por circunstancias personales. Tras llamadas casi diarias a mi dirección asistencial, nunca pude conseguir que me hicieran un contrato indefinido hasta que durase la plaza sin cubrirse. Por lo que acudí al sindicato y, milagrosamente, a la semana ya me habían cambiado el contrato. Pero tras unos 4 meses, y de manera unilateral, me cambian el contrato sin avisarme… Bueno, sí se me avisó, nuevamente a mi móvil a través de un SMS…

A raíz de esto me puse en contacto con abogados, y me indicaron que esto era ilegal y que podía denunciar. Pero no lo hice, y no lo hice porque, en mi caso, esto era la pelea del huevo y la piedra, que siempre pierde el huevo. ¡Y yo era el huevo!

En resumen, compañeros y pacientes -si hay algunos por aquí-, llevo 6 años trabajando para el Servicio Madrileño de Salud, y tengo en esta carpeta amarilla mis casi 170 contratos trabajando para la misma empresa hasta la fecha.

Tras la pandemia decidí que era el momento de darlo todo y no quejarme. Al menos así lo entendí yo, pero se aprovecharon de mi vocación y de mi amor por la Medicina de Familia y no me protegieron. Hubo un momento en que sentí que ya no tenía vocación o que tenía una crisis vocacional, pero benditos psicólogos, que me hicieron entender que mi vocación seguía intacta, lo que había perdido era mi dignidad como profesional.

¡SIGO AMANDO LA ATENCION PRIMARIA, PERO YA BASTA!

Me voy y emprendo otros caminos, donde sí se me valora, y se me protege. Porque no puedo seguir perdiendo el tiempo…

Aplaudo a mis compañeros que, para poder trabajar en turno de mañana, han tenido que esperar a tener 55 años. Yo no puedo hacer eso, quiero ver y acompañar a mis hijos crecer, que al igual que mis pacientes también necesitan de mi presencia para ayudarles. Espero que todos esos pacientes que he visto y que no olvidaré me entiendan…

Muchas gracias por todo: colegas, compañeros y tutores.

Esta es mi despedida. Adiós.

Ciara Castillo XXXX
Médica de familia, CS Brunete

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x