CON FIRMA. “Admiración por mis compañeros de Atención Primaria”, por Miguel Ángel García

0

No puedo comenzar esta entrada de nuestra revista sin reconocer el esfuerzo que tod@s los profesionales sanitari@s, y entre ellos tod@s l@s médic@s, han realizado durante el año y pico que ya llevamos de pandemia. Mientras que nuestr@s polític@s han dedicado muchas veces su atención a manejar en su provecho el desarrollo de la pandemia, las cifras de la misma y los recursos que se han dedicado (y durante mucho tiempo faltaron, y algunos siguen faltando), l@s profesionales estuvieron estirándose, y siguen haciéndolo ante el desacierto de nuestr@s gobernantes, para poder ofrecer la mejor asistencia posible a l@s ciudadan@s. Y déjenme focalizar específicamente mi admiración hacia mis compañer@s de la Atención Primaria, tan descuidada antes de la pandemia, tan abandonada durante la misma, y tan debilitada de cara a su futuro, debido a la escasa apuesta que muchos servicios sanitarios han hecho por ella.

De ahí que l@s facultativ@s de la Atención Primaria hayan tenido que decir basta, incluso en las adversas condiciones que la pandemia por un lado, y el propio deterioro de la AP por otro, han producido en este nivel asistencial. Siendo conscientes de los riesgos que toda huelga supone en estas circunstancias, l@s médic@s de AP apoyaron la convocatoria de huelga en septiembre del año pasado. Y la huelga llegó a tener resultado aún sin llegar a realizarse, pues provocó el anuncio de un Plan de Atención Primaria en la Comunidad de Madrid, asociado a otras medidas, que posteriormente el gobierno de la Comunidad paralizó (y recién ahora, cercanas las elecciones autonómicas, recuperan para su desarrollo), en un franco incumplimiento de los acuerdos de huelga que, como no podía ser de otra manera, AMYTS ha llevado a los tribunales.

Y por esa misma razón, y ante la falta de actuaciones que mejoraran la situación, AMYTS volvió a convocar una nueva huelga en cuyo primer día, miércoles 10 de marzo de 2021, con un apoyo también importante de los profesionales, se anunció la disolución de la Asamblea de Madrid y la convocatoria de nuevas elecciones, que son las que ahora se aproximan. Ello amputó la posibilidad de continuar con éxito la huelga, ante la renuncia clara de la Administración a hacer frente a la compleja situación política y sanitaria, por lo que se procedió a la desconvocatoria de la misma, en espera de los resultados de las elecciones y de las posibilidades de negociación que se abran con el nuevo gobierno que salga de las mismas, sea el que sea.

Ante este reto tan importante (una AP en situación crítica, y un gobierno que abandona sus responsabilidades de gestión), y ante la posibilidad de ver frustradas las pocas esperanzas que aún quedan entre los compañer@s de Atención Primaria, el sector de Atención Primaria de AMYTS había puesto en marcha una creativa propuesta de reivindicación que, desde entonces, está teniendo un gran eco mediático, poniendo en evidencia y con luz y taquígrafos (frente el oscurantismo que al respecto mantiene la Administración) la precaria situación de ese nivel asistencial. El primer paso ya se había dado en el mismo día de inicio de la segunda huelga, con una concentración de maniquíes ante la Consejería de Hacienda (la que parece seguir manteniendo los recortes que abandonan la AP a su suerte) que visualizó, con gran acierto, el vacío dejado por tantos compañeros ausentes por motivos diversos, muchos relacionados con la infección COVID, sus riesgos y sus secuelas (incluso algun@s compañer@s fallecid@s), pero otros muchos por desencanto e incluso abandono de la profesión. Y se decidió que había que continuar con este tipo de acciones, únicas con alguna posibilidad de resultado eficaz ante la situación de incertidumbre política que se generaba con la convocatoria electoral.

La creatividad fue en aumento, con el firme apoyo de nuestro equipo de prensa, y así se continuó con un rosario de escenificaciones que tan sólo pretendían hacer más visible la desastrosa situación a que tienen que hacer frente nuestr@s médic@s:

Sinceramente, creo que con todo ello se está haciendo bien visible la situación real, la transparente, la que se vive en los centros, frente a lo que se quiere hacer ver desde otros lugares. Por eso quería también señalar aquí, al final de todo este recorrido, mi admiración por los compañeros del sector de Atención Primaria de AMYTS, y de nuestro equipo informativo, que de una manera tan creativa están siendo capaces de poner negro sobre blanco la situación real de nuestra Atención Primaria. Esa que, gobierne quien gobierne, puede seguir hundiéndose si no se le presta la debida atención, o puede recuperar/alcanzar el nivel suficiente para ser lo que tiene que ser, el auténtico baluarte de la salud de nuestr@s ciudadan@s. Sin ella, ningún sistema sanitario tendrá la firmeza suficiente para mantener una atención sanitaria de calidad para tod@s.

Miguel Ángel García Pérez
Médico de familia, doctor en Medicina
Director médico de la Revista Madrileña de Medicina

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x