CON FIRMA. “A ver si al final sí que van a ser casi todos iguales”, por Ángela Hernández

0

Estoy indignada, lo reconozco. Aún no he logrado digerir que el acuerdo de gobierno a nivel autonómico en la Comunidad de Madrid, pasara por un aumento del número de consejerías de nueve a trece, y me encuentro con noticias de que el primer gobierno de coalición baraja cuatro vicepresidencias y alrededor de veinte ministerios. ¿De verdad pretenden mantener o aumentar el prestigio de la política española con estas actitudes? ¿Cuántas vicepresidencias son necesarias? En un país como Estados Unidos con 50 estados federados tienen uno y aquí necesitamos cuatro.
En teoría se llega a acuerdos de gobierno para buscar aquellas ideas compartidas que pueden mejorar la vida de los ciudadanos de un país, pero la impresión es más bien que se trata de agencias de colocación de los afines a los partidos.
Y si, hablo de afines a los partidos, porque demasiado a menudo eso pesa más que la cualificación o la experiencia de gestión para el puesto al que se opta.
Dese el punto de vista de un médico resulta incomprensible. Seis años de facultad de medicina, uno para preparar el MIR, entre cuatro y cinco para obtener la especialización que es requisito imprescindible para ejercer en el sistema público. Cada vez que se inicia el trabajo en un hospital, que hay que entregar la documentación para presentarse a una OPE, una bolsa de trabajo, un traslado (ojalá en Madrid), la Administración nos obliga a presentar de forma reiterada y cansina nuestras titulaciones correspondientemente compulsadas. ¿Y para dirigir las decisiones y el reparto del dinero de todos en forma de presupuestos, de verdad basta con un carnet de partido? Se habla mucho de profesionalización en sanidad, habría que hablar también de la valía profesional en política.
Y lo peor es que no vislumbro salida, lo practican todos los actuales actores y colores de la política española. Ojalá la sanidad deje de tener un uso partidista y torticero y sea tomada con la seriedad que merecemos todos, los profesionales sanitarios, los pacientes y los ciudadanos que antes o después son y somos potenciales pacientes.

Ángela Hernández Puente
Especialista en Cirugía General y AD. Vicesecretaria general de AMYTS

 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x