Carta abierta del secretario general de AMYTS a la presidenta de la Comunidad y el consejero de Sanidad

0
El secretario general de AMYTS, Julián Ezquerra, envió una carta abierta a la presidenta de la regional y al consejero de Sanidad, con una serie de propuestas para mejorar el funcionamiento de la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid.

Propuestas para mejorar el funcionamiento de la Atención Primaria

Estimada presidenta de la Comunidad de Madrid, estimado consejero de Sanidad:
Esperanza Aguirre.
 Pasado un año de la entrada en vigor del decreto de libre elección y área única, creo que es necesario hacerles llegar unas reflexiones, amparadas en la experiencia de quien tiene 30 años de ejercicio y ha tenido la suerte de desarrollar su trabajo en todos los ámbitos de la profesión, desde la asistencial como funcionario y como estatutario, en la gestión en dirección médica y gerencia de grandes hospitales, en la docencia como tutor de residentes, y actualmente como secretario general de AMYTS, sindicato profesional médico de la Comunidad de Madrid.
Javier Fernández-Lasquetty
Son conocedores de la oposición unánime que la nueva estructura de gestión de Atención Primaria ha supuesto en todas las organizaciones que representan las diferentes facetas de nuestra profesión. Nunca nos opusimos a la libre elección, pero sí al desmantelamiento de la estructura de la Atención Primaria que se unió a la libertad de elección. Esta “idea” es la herencia que nos dejó, entre otros muchos problemas, el paso por la Consejería de Sanidad del que posiblemente haya sido uno de los peores consejeros que hemos conocido, D. Juan José Güemes. Su paso por Sanidad tardaremos muchos años en olvidarlo, pues el mal que hizo será de difícil reparación.
Sin entrar en el mundo de la Atención Hospitalaria, de la que también podríamos decir muchas cosas, quiero centrar este escrito en lo que ha supuesto este año para los médicos de Atención Primaria, y por extensión para todos los profesionales que desarrollan su trabajo en este nivel. Hemos llegado a una situación en la que se siente un absoluto abandono, un desprecio profundo, y tal desánimo en la profesión, que si el objetivo era la “muerte lenta y agónica” del modelo de Atención Primaria, están llegando, al fin, a lograr su objetivo. Pero deben recordar que los pacientes siguen teniendo la mejor opinión posible de estos profesionales, ya no les deslumbra tanto las tecnologías y los grandes hospitales, y manifiestan su satisfacción con sus médicos de familia y pediatras de atención primaria año tras año.
Han decidido un cambio en la estructura de gestión en Atención Primaria. Para ello nombran directores de centros de salud sin tener claras las competencias, permitiendo que personal no médico pueda ser director, lo que entendemos una ilegalidad y así esta denunciado en los tribunales por diferentes organizaciones, entre ellas AMYTS, y ya con una primera sentencia que lo confirma. Además desmontan las 11 gerencias y dejan una figura que es de forma simultánea director general de Atención Primaria y gerente único, se “inventan” unas direcciones asistenciales duplicadas con médicos y enfermeras, así como aproximadamente otros 40  mal llamados “subdirectores”, todos con unas competencias mínimas. Esto da origen a tal caos organizativo que hace que los profesionales no sepan a quién dirigirse en sus reclamaciones, solicitudes de cosas del día a día, donde la respuesta más habitual es “eso no es de mi competencia”, lo “enviaré al responsable”, etc. Cualquier compañero de un hospital de Madrid tiene un referente cercano, en el propio centro, competente para resolver prácticamente todo lo que se necesita, y además se sabe a quién corresponde cada asunto. En Atención Primaria todo es indefinición, nadie asume nada, en teoría un director general y tres gerentes adjuntos son los referentes,  pero nadie sabe donde están ubicados, no se conocen ni las competencias de cada uno de ellos, ni los cauces de comunicación.
Estamos en tiempos de crisis, no nos cansamos de oírlo. Por ello desde mi humilde responsabilidad me permito hacerles una propuesta. Si realmente creen en la Atención Primaria, además de replantearse la insuficiente dotación presupuestaria, desdoblen la figura de director general y gerente único, la salud mental del que desempaña esta labor lo agradecerá; creen una Gerencia de Atención Primaria con competencias de gestión, dejen una pequeña estructura de gestión en cada distrito asistencial y potencien de verdad al director de centro, médico por supuesto. Con ello se ahorran 47 puestos de gestión absolutamente inútiles, y se dará satisfacción a las demandas de ayuda de los profesionales de Atención Primaria, que podrán volver a creer en el sistema. De no ser así, al menos hagan públicas sus intenciones y den posibilidad a quienes siendo aún jóvenes médicos de familia y pediatras de Atención Primaria puedan reorientar su vida profesional antes de que su condena al abandono los haga irrecuperables para un ejercicio profesional satisfactorio.
Gracias por su atención.
Julián Ezquerra Gadea
Secretario General de AMYTS
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x