Bajas laborales, sin médicos por la tarde y residentes como suplentes… Así está el C.S. Numancia

0

El abandono que sufre la Atención Primaria en la Comunidad no es ningún mantra vacío. El último ejemplo lo tenemos en el Centro de Salud Numancia de Vallecas, que ha tenido que cerrar el turno de tarde al haber solo un médico disponible de las 8 plazas que hay. Cuatro de los médicos que faltan están de baja por depresión habiendo sido víctimas de la presión asistencial extrema que sufre la Atención Primaria y que tantas veces hemos denunciado en AMYTS a la Administración.

La Comunidad de Madrid tiene abandonada por completo a la Atención Primaria. Hasta el punto de que la propia presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, ha admitido “el desastre” que es la Atención Primaria en Madrid.

La Consejería de Sanidad ya admitía hace unas semanas que no llegaría ninguna mejora en los centros de salud pese al aumento de casos por la quinta ola y a la grave falta de personal médico, agravada por las merecidísimas vacaciones de los profesionales.

El Centro de Salud de Numancia es la viva imagen de lo que denunciamos que acabaría pasando. De sus tres pediatras, solo hay uno disponible, médicos de familia medicados para soportar la sobrecarga asistencial y residentes que en ocasiones son utilizados como suplentes, una práctica que desde AMYTS denunciamos y no toleramos.

“Los residentes están en un periodo de formación, no se les puede tratar como si fueran mano de obra barata. Se merecen respeto y un trato digno, no vamos a tolerar que los utilicen así”, insiste Ana Ceballos, delegada de AMYTS en el Centro de Salud Numancia.

Desgraciadamente, lo que sufre este centro de Vallecas es algo extensible a muchos centros de salud de la Comunidad de Madrid. La presidenta del sector de Atención Primaria, María Justicia, ya adelantó hace semanas que las plantillas de los centros de salud en torno al 40% en este verano.

Sin ir más lejos, en el Centro de Salud de San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde) hay tan solo 9 médicos disponibles de los 22 que debería haber. Y de los cuatro pediatras, ninguno está disponible.

La Comunidad de Madrid ha decidido hacer oídos sordos ante las advertencias y ha obviado la necesidad de reforzar un sistema de Atención Primaria que está muriendo.

La administración se aferra a un Plan de Mejora Integral de Atención Primaria que, ya de por sí, es claramente insuficiente: el presupuesto destinado (73 millones en tres años) es mínimo -sin posibilidad de crecer por culpa de la Consejería de Hacienda- y la contratación de personal médico no cuadra las cuentas (faltan 1.500 médicos de Familia y Pediatras, en los próximos cinco años se jubilarán 1.200 y el Plan promete contratar en tres años a 350 facultativos).

Estrés y salud mental

Muchos médicos de Atención Primaria necesitan ansiolíticos para poder trabajar. Habrá quien desconozca la realidad laboral de nuestros compañeros y crea que es una exageración, pero lleva tiempo sucediendo y no podemos mirar hacia un lado.

Los médicos de Atención Primaria llevan meses, años, sufriendo por unas condiciones laborales infaustas que ahora han explotado con la quinta ola del Covid-19.

Sobrecarga asistencial, déficit estructural de plantilla (cerca de 1.500 plazas de médicos de familia y pediatras), agresiones físicas a sanitarios, falta de tiempo para atender como merecen los pacientes, listas que superan los 70 pacientes diarios…

La presión asistencial que sufren está minando día a día la moral de nuestros compañeros, donde muchos de ellos acaban sufriendo una depresión.

Desde AMYTS no queremos que se normalice esta situación, por los médicos, y por los pacientes.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x