AMYTS en los medios: seguimos insistiendo en la necesidad de reforzar la Atención Primaria en este verano y ante el auge de la 5ª ola, pedimos precaución a la población….

0

Semana intensa de AMYTS en los principales medios de comunicación del país. La presencia de nuestros representantes ha sido la tónica habitual de la semana con varias intervenciones en programas de máxima audiencia. Miles de españoles han podido escuchar las demandas de AMYTS para el refuerzo inmediato de la Atención Primaria, que está sufriendo uno de sus peores verano de la historia.

Así lo calificó Silvia Durán, coordinadora de delegados de AMYTS, en la entrevista que concedió a ‘El Programa del Verano’ de Telecinco, donde alertó de que muchos centros de salud de la Comunidad de Madrid están por debajo del 40% de la plantilla disponible.

En este mismo sentido se pronunció Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS, en la entrevista que concedió al programa de TVE ‘Las Cosas Claras’. En su intervención, Ezquerra recordó que el Plan de mejora de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid “ha quedado en nada”.

Otra de las representantes de AMYTS que ha tenido mucha proyección mediática esta semana ha sido Alicia Martín, delegada de Atención Primaria en AMYTS. Antena 3 Noticias recogió las palabras de Alicia Martín, delegada de AP en AMYTS, sobre el estado “insostenible” de los centros de salud madrileños.

Alicia Martín también fue protagonista de una extensa entrevista en Radio Nacional de España, donde detalló el pésimo estado en el que se encuentra la Atención Primaria madrileña durante este verano.

Raquel Collados, delegada de Atención Primaria de AMYTS en Parque Loranca, también encontró tiempo para atender a los periodistas de Espejo Público (Antena 3) para explicar in situ la realidad de un centro de salud.

Nada más concluir la entrevista a Raquel Collados, el exitoso programa de Antena 3 decidió contar con la voz de María Justicia, presidenta del sector de Atención Primaria en AMYTS, para resolver todas las dudas que se ciernen sobre el maltrecho estado de este sector asistencial en Madrid.

Por su parte, Silvia Durán, coordinadora de delegados de AMYTS, y Amparo Naranjo, delegada de Atención Primaria en AMYTS, han reflejado en Antena 3 Noticias su máxima preocupación e indignación ante el trato vertido por las autoridades hacia la Atención Primaria.

«Las listas que tenemos son interminables, inasumibles. Llegamos a trabajar con 40 pacientes y acabamos con 60. Tenemos compañeros que están viniendo a trabajar con ansiolíticos», ha destacado la especialista en Medicina de Familia, Amparo Naranjo.

Además, como compartimos en AMYTS ACTÚA, intervención de Silvia Durán, coordinadora de delegados de AMYTS, y Amparo Naranjo, delegada de Atención Primaria, en Onda Cero para denunciar el pésimo estado en el que se encuentra la Atención Primaria.

 

Además del incuestionable protagonismo de AMYTS en los programas de televisión, la prensa escrita también se ha hecho eco de las opiniones de varios de nuestros representantes.

EL DIARIO: Falta de médicos, agendas a tope y mucho enfado en centros de salud de Madrid

Los centros de salud madrileños afrontan la nueva orden de aumentar las consultas presenciales al 60 % justo antes del verano, con unas plantillas ya exiguas, cientos de bajas sin cubrir, agendas sobrecargadas y pacientes enfadados por la demora en obtener la cita, muchos de los cuales acaban llenando las urgencias de los hospitales.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, niega los cierres por vacaciones y justifica el aumento de la presencialidad por «el comportamiento descendente de la pandemia».

«En algún momento hay que dar el paso, ahora al 60% y, en cuanto podamos, recuperar la presencialidad total, siempre y cuando los parámetros de la pandemia lo permitan», comenta a Efe.

A la saturación de las agendas, actualmente con 40-60 pacientes diarios por médico, la mitad presenciales y el resto por teléfono, se suman las críticas vertidas desde la Gerencia de Atención Primaria, que en una reunión la semana pasada con directivos de centros de salud les reprochó que «los centros estén vacíos y las urgencias de los hospitales abarrotadas».

Amparo Naranjo, médico en Las Matas, relata que empieza «con 35-38 pacientes en agenda, pero durante la jornada se va metiendo a más» porque «hay órdenes desde arriba de forzar metiendo a todo el que llame».

«La gente está crispada, con una agresividad importante, cansados de no haber podido ir al centro. Vino un paciente con ocho motivos de consulta porque llevaba un año sin venir», según esta doctora.

La médico Raquel Collados, de un centro de Fuenlabrada, cuenta que «empiezas con 40 citados y terminas con 55, porque todo el que llega enfadado al mostrador porque no le cogen el teléfono acaba dentro de la consulta».

«El paciente no entiende por qué no puede ver al médico antes de 15 días. Hemos pasado de héroes a villanos muy rápido», comenta esta profesional, para la que «tener al paciente enfrentado a ti, y que tus jefes no te defiendan, es muy duro», ya que «además del agobio por dejar cada día cosas sin hacer, tienes sensación de abandono».

Para la pediatra Dora Bejarano, del centro General Fanjul, «que muchas consultas sean telefónicas da una percepción a la ciudadanía de escasa actividad».

Al no haber amontonamiento en salas de espera, «la percepción ciudadana es que no estamos haciendo nada y, si tardan en darle consulta, eso va generando un cabreo general, añade Bejarano que atiende «treinta niños diarios, aunque la ley marca 20 como máximo».

En su opinión, «aumentar ahora la presencialidad tiene su lógica, pero hay que evitar el descontrol».

EL DIARIO: Los centros de salud afrontan la quinta ola con la mitad de sus plantillas

Médicos de la Atención Primaria madrileña denuncian «saturación» en los centros de salud en esta quinta ola de la pandemia, con la mitad de sus plantillas de vacaciones y 1.500 plazas permanentes sin cubrir, mientras los contagios han superado los 3.100 de media diaria esta semana y 4.723 personas están en seguimiento domiciliario.

«Hay centros funcionando con un 30 % del personal médico; centros abiertos pero sin médicos en alguno de los turnos o sin pediatras en su plantilla», según el sindicato de médicos Amyts, que tras una reunión esta semana con la Consejería de Sanidad asegura que la Gerencia de Atención Primaria «admite que no llegará ninguna mejora a los centros y aplaza cualquier negociación a septiembre».

Según la médica Raquel Collados, que pasa consulta en Fuenlabrada, «los grupos de Whatsapp de los centros están entrando ya en pánico. De 15 médicos entre mañana y tarde, estaremos ocho -cuatro por turno- todo el verano. Y no es que siete estén de vacaciones, solo cuatro están, los demás son bajas sin cubrir. Ya nos estábamos repartiendo dos consultas y media de ausencias» antes del verano.

«La media diaria ahora es de 70 pacientes, un 60 % presenciales. Hay mucha gente joven y el seguimiento hay que hacerlo«, añade Collado para quien el nuevo protocolo del Ministerio según el cual «los contactos de los positivos que estén vacunados no tienen que hacer cuarentena, obliga a valorar cada caso, no es fácil».

EL INDEPENDIENTE: La Primaria en Madrid, sobrepasada por la quinta ola: «No podemos dar atención digna»

“El teléfono hierve en los centros de salud de Madrid. Los administrativos no dan abasto y muchos ciudadanos se quejan de que, tras horas intentándolo, nadie descuelga el teléfono. Por la aplicación móvil no es infrecuente encontrar el mensaje «no se encontraron citas libres en los 14 días siguientes a la fecha indicada» como ocurre, por ejemplo, en el centro de Salud Emisora de Pozuelo de Alarcón tanto para citas presenciales como telefónicas. «Muchos ciudadanos pasan horas llamando, nadie les coge el teléfono y se presentan enfadados en el centro de salud», asegura María Justicia, representante de Atención Primaria en el sindicato madrileño de médicos AMYTS.

Justicia asegura que el impacto de la quinta ola está provocando «una situación desastrosa» por el aumento de carga de trabajo y la falta de personal por las vacaciones: «Nosotros somos los primeros que estamos sufriendo. No podemos dar una atención digna». Lo cierto es que según los datos de este lunes en la Comunidad de Madrid, la Atención Primaria realizó seguimiento a 6.276 en la última jornada.

El lunes pasado habían sido 3.556 y una semana antes, 1.786. El número de pacientes que tienen que atender los centros de salud casi se han cuadruplicado en 15 días. «La tasa de positividad en los antígenos es altísima, en algunos centros de salud ya nos dicen que de más del 50%», afirma Justicia.
La positividad en las pruebas había aumentado, según el último informe de Sanidad, de 10,14 a a 12,48% en Madrid desde el pasado viernes. No obstante, esta tasas aún son menores que la media nacional, de 15,13% con Castilla y León, Aragón y Navarra con las cifras más altas, superiores al 18%.”

SOYDE: Saturación en el Hospital Infanta Sofia

Este hospital cuenta con varias plantas de hospitalización cerradas en julio, la Torre 4 sin uso desde el 2008 y el aumento de los pacientes, denuncian que se encuentran en el »colapso total», asegura AMYTS.

Lo ha asegurado la Sección Sindical de AMYTS a través de un escrito remitido tanto a la dirección del Hospital como a la Consejería de Sanidad de la Comunidad. Señalan que ese mismo día había 66 pacientes ingresados en un espacio de 49 plazas.

AMYTS reclama la falta de plantilla. »La atención a lo largo del fin de semana estaba a cargo de tres médicos adjuntos y un residente», señalan. »Hay una insuficiente plantilla estructural para poder cubrir las necesidades de atención»

ZIGZAGDigital: El centro de salud de El Restón de Valdemoro, desbordado: “No tenemos suplentes de ningún tipo”

Médicos de la Atención Primaria en varios municipios de Madrid han denunciado la saturación existente en los centros de salud en esta quinta ola de la pandemia, en la que la mitad de las plantillas están de vacaciones y 1.500 plazas permanentes siguen sin ser cubiertas. Lo hacen en un momento en el que los contagios se han situado esta última semana en una media de 3.100 y en el que 4.723 personas están en seguimiento domiciliario -datos del boletín del 18 de julio.

Tras la última reunión celebrada entre la Consejería de Sanidad y los sindicatos, la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts) ha declarado que la Comunidad admite «que no llegará ninguna mejora en los centros de salud”. La asociación explica que solo el 30% del personal médico está en activo y que hay “centros abiertos sin médicos en alguno de los turnos o sin pediatras en su plantilla”.

Bajas y doblajes en otros municipios y en el centro

La situación se repite en el resto de municipios madrileños. En Fuenlabrada, por ejemplo, la médica Raquel Collado ha informado a EFE de que de los 15 médicos de su centro, entre mañana y tarde, estarán 8 todo el verano. “Y no es que siete estén de vacaciones, solo cuatro están, los demás son bajas sin cubrir”.

NOTICIAS PARA MUNICIPIOS: Impulsan una campaña de denuncias individuales por falta de médicos en centros de salud

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts) ha iniciado una campaña para impulsar denuncias individuales contra la Gerencia de Atención Primaria, la Consejería de Sanidad, el Defensor del Pueblo y al Colegio de Médicos de Madrid ante la falta de médicos en los centros de salud madrileños.

El sindicato médico ha adoptado esta decisión tras haber trasladado de manera reiterada el conflicto de la Atención Primaria a la Administración, llegando a exigir la dimisión de la Gerencia de Atención Primaria, y después de haber recurrido a la Inspección de Trabajo.

Así, Amyts ha subrayado que este paso más para llevar a cabo denuncias individuales se produce después de que la Comunidad de Madrid se haya negado a reforzar la Atención Primaria pese al aumento de casos de Covid-19 por la quinta ola y «la grave falta de personal médico, agravada por las merecidísimas vacaciones de los profesionales».
Sin mejoras

Según el sindicato de médicos, en la reunión celebrada el pasado jueves con personal de la Gerencia de Atención Primaria se les trasladó que la Consejería de Sanidad no llevaría a cabo ninguna mejora en los centros de salud y defendió dejar las negociaciones para septiembre.

«Nuestros centros de salud no pueden esperar, los pacientes tampoco y los profesionales menos», ha lamentado Amyts, que ha destacado que durante los meses de verano centros de salud madrileños tendrán un 30% de personal médico o edificios abiertos pero sin médicos de Familia en alguno de los turnos o sin pediatras en su plantilla.

EURONEWS: Más de la mitad de los españoles ya han completado la pauta de vacunación

Más del 50% de los españoles (24,04 millones de ciudadanos) ya han recibido las dosis necesarias para completar su pauta de vacunación. España se posiciona así entre los países que más rápido avanzan en Europa para inmunizar a su población.

Mientras, la Covid-19 se está cebando con los jóvenes españoles. En los últimos días, la incidencia del virus en España se ha triplicado entre la población de 20 a 29 años. Los motivos se deben a que muchos de ellos no están ni inmunizados ni vacunados.

Los expertos piden a los jóvenes que no se relajen, ya que además del riesgo de transmitir la enfermedad, esta también puede ser muy peligrosa en ellos. Además, este sector de la población no suele respetar la distancia de seguridad, ya que tienden a juntarse mucho más.

María Justicia , médico de familia y miembro de la Asociación de Médicos de Madrid, alerta de que los jóvenes no están exentos de peligro: «La gente joven tambien tiene neumonías bilaterales y hay que decirlo, porque se creen que son inmunes al virus, que el virus a ellos no les afecta, pero hay gente joven ingresada en los hospitales con neumonías bilateras, ahora posiblemente mas que gente mayor, y gente joven en la UCI y hay fallecidos, hay gente joven que fallece por coronavirus», explica.

EL PAIS: Madrid subcontrata por casi dos millones parte de la atención psiquiátrica a adolescentes

El Gobierno de Madrid va a dedicar 1.891.000 euros a subcontratar la atención psiquiátrica hospitalaria a adolescentes que no requieran de más de cuatro semanas de ingreso. “El objeto comprende una unidad de hospitalización psiquiátrica para adolescentes, para el estudio y estabilización de aquellos cuadros psiquiátricos agudos en población mayor de 12 años y menor de 18, que requieran hospitalización a tiempo completo y durante un período aproximado de entre una y cuatro semanas (25 camas)”, detalla la resolución, tramitada por el procedimiento urgente. La adjudicataria del contrato, que tiene una duración de ocho meses, es la clínica Nuestra Señora de la Paz.

Julián Ezquerra, secretario general de Amyts (Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid), no le ve sentido a este movimiento de la Consejería de Sanidad. Ezquerra explica que, tradicionalmente, en Madrid la atención psiquiátrica estaba desvinculada del ámbito hospitalario y se prestaba a través de los centros de salud mental. Sin embargo, hace ya años que se coordinó e integró y ahora depende de los jefes del área de cada hospital.

“Toda la salud psiquiátrica depende de los jefes de servicio, pero no todos los hospitales cuentan con unidades específicas para jóvenes”, admite, para añadir su sorpresa “ante la externalización del servicio fuera del ámbito público”, ya que en su opinión lo lógico sería dotar a todos servicios de estas unidades. “Hay que integrar la asistencia a los adolescentes en el conjunto de la salud mental, no segregarla del resto del servicio”, subraya Ezquerra, que pide explicaciones a la consejería.

Un portavoz de Sanidad niega que se esté externalizando un servicio, si no que se trata de una medida “de apoyo puntual” para atender de forma inmediata un aumento de los problemas mentales entre adolescentes detectado a raíz de la pandemia. “Dotar y equipar unidades requiere unos tiempos y unos procedimientos y hay que responde rápidamente a un aumento de la demanda puntual”, añade. “Se ha abierto hace unos meses una unidad infanto-juvenil de hospitalización psiquiátrica en el 12 de Octubre, la cuarta de estas características en Madrid junto con la del Niño Jesús, la del Gregorio Marañón y la del hospital Puerta de Hierro Majadahonda, y se ha puesto en marcha el pasado año la unidad hospital de día para adolescentes de La Paz”, detalla.

La nueva unidad del 12 de octubre es ”un recurso especializado en pacientes con edades entre 12 y 17 años, dirigido a la hospitalización breve, de entre una y tres semanas, de adolescentes que sufren una descompensación aguda de su enfermedad mental y no pueden ser tratados de forma ambulatoria”. “Dotada con 24 camas, su objetivo es que la estancia del paciente pueda mantener la máxima similitud con su vida cotidiana gracias diferentes zonas destinadas a hospitalización, terapia, actividades de entretenimiento y educación, entre otras”, detalla Sanidad en una nota de prensa. Los pacientes, que pueden estar acompañados de algún familiar, tienen también un aula hospitalaria, atendida por dos profesores, para que puedan seguir el curso. En ella trabajan psiquiatras, psicólogos clínicos, enfermeras y técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, terapeutas ocupacionales y trabajadores sociales.

El gerente del hospital infantil de Sant Joan de Déu de Barcelona, Manel del Castillo, alertó el pasado junio de un aumento preocupante de las tentativas de suicidio entre los adolescentes catalanes, al pasar de cuatro semanales a más de 20. En Madrid “no se ha detectado ningún incremento a día de hoy de suicidios consumados” entre los jóvenes, según la consejería.

 

EL DIARIO: El repunte de contagios comienza a sobrecargar las urgencias madrileñas, bajo mínimos por el verano

Los hospitales madrileños empiezan a temblar un verano más. Los profesionales lo esperaban porque la situación se repite cada temporada estival en la sanidad pública: cierran camas en los centros de referencia y el personal se queda bajo mínimos por las vacaciones ante la falta de sustituciones.

«Si la base del sistema no funciona, repercute negativamente en el siguiente escalón, que son los hospitales. En los centros de salud encontramos gente que se va directamente a urgencias para no esperar o porque ni siquiera les cogen el teléfono en administración. No dan abasto», resume María Justicia, responsable de Atención Primaria de AMYTS. Los sanitarios de los ambulatorios asumirán, un verano más, las agendas (citas) de sus colegas que se van de vacaciones y los tiempos de espera están disparados «como nunca antes en la historia yo había visto», sentencia Justicia.

 

65YMAS: Se buscan mayores sin vacunar: La Atención Primaria trata de encontrarlos y convencerlos

La inmensa mayoría de los mayores de 65 años tienen ya la pauta completa de la vacuna contra el coronavirus. En concreto, el 92% de personas de más de 60 años han recibido ya las dos dosis y, en los próximos días, este porcentaje irá aumentando, a medida que las personas de entre 60 y 69 años reciban la pauta completa de AstraZeneca. De esta manera, si todo va bien, cerca del 98% de los mayores podrían quedar cubiertos completamente en España en las siguientes semanas.

Sin embargo, todavía queda un pequeño porcentaje que no se ha vacunado y que, ahora que el virus circula con casi libertad entre el conjunto de la población, tienen una mayor probabilidad de contagiarse, requerir hospitalización y/o fallecer.

Una posibilidad –morir por Covid o infectarse–, que la vacuna no elimina, pero que sí reduce considerablemente con las variantes predominantes.

Por ello, actualmente, una de las labores prioritarias del Sistema Nacional de Salud, sobre todo, de la Atención Primaria –donde los mayores de 70 años se vacunaron–, es buscar a esos indecisos o ‘no localizados’, para ofrecerles la posibilidad de tratar de inmunizarse. Con todo, este colectivo de no contactados o «despistados» es muy reducido, ya que una gran parte de los no vacunados mayores son personas que han rechazado hacerlo, sea por la razón que fuere, según aseguran profesionales sanitarios y las propias comunidades autónomas a 65Ymás. 

«Los que inicialmente citabas desde el Centro de Salud y rechazaban o no eran localizados se les ha vuelto a llamar. Y muchos se habían vacunado en los centros grandes o no querían hacerlo. Luego, al ‘despistado’ que llega con el ‘no me han llamado’ se le oferta cita desde el Centro Salud o se les explica cómo hacerlo. A día de hoy, quien no se vacuna es porque tiene otra prioridad –irse de vacaciones, por ejemplo–», aseguran a este diario desde la asociación de médicos AMYTS (@amytsmedicos).

Y es algo que corrobora una enfermera que trabaja en un centro de salud del barrio madrileño de Tetuán con la que ha conversado este periódico. «Tenemos a casi todos los mayores inmunizados. Alguno no quiere y otros no les conseguimos localizar. Pero les llamamos varias veces y saben de sobra que estamos vacunando aquí», explica.

 

INFOBOADILLA: AMYTS denuncia el colapso de la Atención Primaria en Madrid ante la quinta ola y la falta de médicos por vacaciones

La Asociación de Médicos y Titulados superiores de Madrid, sindicato mayoritario entre los médicos madrileños, ha denunciado el ‘abandono‘ de la Atención Primaria para hacer frente a la temporada de verano. Al tiempo que alertan que en estos meses de julio y agosto algunos centros atienden con un 30% de personal médico o edificios abiertos, pero sin médicos de Familia en alguno de los turnos o sin pediatras en su plantilla.

Este problema recae sobre el paciente, ya que son numerosos los centros de salud que no admiten citas para los siguientes 14 días. Consecuentemente muchos usuarios utilizan las citas de urgencia sobrecargando a los profesionales de las mermadas plantillas. «Muchos ciudadanos pasan horas llamando, nadie les coge el teléfono y se presentan enfadados en el centro» asegura María Justicia, representante de AP de AMYTS.

Aseguran que la Consejería de Sanidad ha confirmado que «no llegará ninguna mejora en los centros de salud pese al aumento de casos por la quinta ola y a la grave falta de personal médico, agravada por las merecidísimas vacaciones de los profesionales», explican.

«El Plan de Atención Primaria anunciado se queda corto en presupuesto y en refuerzos médicos: promete contratar 350 facultativos en tres años cuando se necesitan urgentemente 1.500 y en cinco años se jubilarán otros 1.200 facultativos», argumentan desde el sindicato.

Para mayor desesperación de los profesionales sanitarios, la Comunidad de Madrid ha decidido retrasar cualquier mejora «pese a las evidencias de la necesidad urgente de refuerzo», recalcan. «La Consejería de Sanidad nos ha reunido en las últimas semanas a los sindicatos de la Mesa Sectorial -entre los que se encuentra AMYTS- sin avance alguno para paliar la crisis de la Atención Primaria».

Los sanitarios de este sindicato siente estar viviendo un «nuevo engaño» por parte de la Comunidad de Madrid. «Cabe recordar que las mejoras para la Atención Primaria de Madrid se prometieron en septiembre del año pasado y su implantación antes de finalizar el año. Nada de eso sucedió. De hecho, todo lo contrario».

Y continúan: «No olvidamos cómo la Consejería de Sanidad, incumpliendo incluso la palabra de la presidenta de la Comunidad de Madrid en sede parlamentaria, cambió hace unos meses por completo el Plan de Mejora de Atención Primaria. En AMYTS alertamos que este nuevo ‘proyecto’ puede suponer el fin de este nivel asistencial al no atajar de lleno los graves problemas que sufren nuestros facultativos».

«No solo se incumplió la promesa de desburocratizar consultas, incentivar económicamente a nuestros médicos para atraer talento y evitar el éxodo, sino que vivimos un nuevo engaño con estas falsas negociaciones», han lamentado.

«La Atención Primaria no es prioridad para la Comunidad de Madrid y para muestra de ello es este año y medio alargando medidas en la peor crisis sanitaria de las últimas décadas. Los madrileños deben saber que la Consejería de Sanidad deja a su suerte a sus médicos y pediatras y a sus centros de salud», concluyen AMYTS en su comunicado.

 

Además, como cada mes, el artículo de opinión de Julián Ezquerra en Redacción Médica

REDACCIÓN MÉDICA: Unidad de medida equivocada, resultado erróneo (por Julián Ezquerra)

Decía René Descartes que «la matemática es la ciencia del orden y la medida, de bellas cadenas de razonamientos, todos sencillos y fáciles.» Ciencia, orden, medida, sencillo y fácil. Nada parecido a cómo se mide el impacto de la Covid-19 en el sistema sanitario. O más bien, cómo la medida del impacto se circunscribe a un modelo sencillo y fácil. Solo “mide” el impacto en los hospitales. Dos sencillos datos, la ocupación de camas de agudos y de UCI. Lo demás no importa.

La Covid-19 ha impactado de lleno en el sistema sanitario, en todo el sistema. Ha tensionado tanto las estructuras que han reventado, han roto y puesto en evidencia la debilidad del mismo. Esta pandemia nos ha llevado a una severa crisis general, la económica ha sido muy importante, la social de dimensiones desconocidas, la sanitaria la más importante en los últimos 100 años.

Se tomaron y se toman decisiones ‘sanitarias’ basadas en medidas no del todo correctas. Medidas sobre salud pública, basadas resultados de medidas sobre la ocupación hospitalaria. Medidas sobre Atención Primaria basadas en los datos y necesidades hospitalarias. La única unidad de medida ha sido y sigue siendo la de la ocupación hospitalaria. Una unidad de medida importante, pero no necesariamente la mejor y, sobre todo, la única.

El sistema sanitario debe funcionar y se debe evaluar en función de la triada clásica, ‘estructura, procesos y resultados’. La estructura se puede definir como el conjunto de recursos con los que se cumplen los objetivos de la organización, en este caso el Sistema de Salud. Personal, instalaciones físicas, equipamientos, etc. Dividida en diferentes niveles y con “estructuras diferentes”, pero todas ellas imprescindibles. Salud Pública, Atención Primaria, Urgencia Extrahospitalaria y Hospitales.

El proceso es la relación entre los profesionales y los pacientes, entre los propios profesionales, una relación en la que se emplean los recursos disponibles. Es el ‘interior del sistema’, la relación médico paciente, el proceso de “prevención”, el acto clínico que concluye con un diagnóstico y su posible tratamiento. El proceso de atención a la urgencia, su resolución o su estabilización y traslado. Proceso es todo el entramado clínico asistencial y de cuidados.

El resultado es también muy variado. Para Salud Pública puede ser, por ejemplo, una detección precoz y resolución de una toxiinfección alimentaria, la identificación del origen de una infección por legionella, la detección temprana de una epidemia atípica, una intoxicación o el puntual seguimiento de la gripe estacional. Lo mejor de una buena Salud Pública es que exista y trabaje; que no la veamos, pero la sintamos presente.

Para la Atención Primaria el resultado esperado es la mejora del estado de salud general de la población, la detección precoz de enfermedades crónicas prevalentes, la resolución rápida y eficaz de la patología aguda, la atención domiciliaria de los pacientes inmovilizados y terminales, una buena educación para la salud, la mínima e imprescindible burocracia relacionada con las diferentes situaciones.

En el caso de la urgencia extrahospitalaria, el resultado es la rápida y eficaz respuesta a las urgencias reales o sentidas por la población. La mejora de los tiempos de respuesta en las emergencias, la menor morbimortalidad asociada a patología emergente, la tasa de recuperación de PCR, etc.

Lo de los hospitales también parece claro. Número de altas, cirugías, exploraciones complementarias, ingresos, consultas externas, informes, etc. Mortalidad, tasa de infección intrahospitalaria, estancia media, ocupación, % de urgencias atendidas no ingresadas, peso medio al alta, etc. Muchos indicadores que los gestores conocen bien.

Y, ¿todo esto a que viene? se preguntará algún lector. Pues ahora lo explico. Resulta que en la mayor crisis sanitaria que hemos vivido en los últimos 100 años, la pandemia de la Covid-19, los diferentes Gobiernos, el central y los Autonómicos, los responsables de la Salud Pública, han tomado decisiones importantes en base a la medida de un único dato, el índice de ocupación hospitalaria, la ocupación de camas de agudos y de UCI por pacientes afectados por la Covid-19.

Da igual si Salud Pública no tiene medios, no puede hacer un rastreo y seguimiento de casos, lo importante es la ocupación hospitalaria.

Da lo mismo si la Atención Primaria está desbordada, con pacientes esperando días o semanas para ser atendidos, con los pacientes crónicos sin seguimiento adecuado, si hay pacientes en domicilio esperando una visita, si la urgencia es atendida de forma adecuada, solo importa el “circuito Covid” y dar salida a toda la “burocracia” que se genera. Da lo mismo ver 8 que 80, da lo mismo cómo se vea al paciente y el tiempo que se dedica, no importa la calidad asistencial, solo generar números altos de todo. Da lo mismo si el profesional está al límite, si tiene que tomar medicación para poder resistir la consulta, da lo mismo si enferma o tiene que cubrir infinitas ausencias de compañeros. Lo importante no es eso, lo importante es la ocupación hospitalaria.

Da lo mismo que la urgencia extrahospitalaria esté desbordada, que no pueda llegar a atender en el tiempo adecuado a los pacientes, que los SUAP (servicios de urgencia de atención primaria) estén cerrados más de un año, que las UVIs móviles no tengan médico, lo importante es la ocupación hospitalaria.

Y qué decir de las urgencias hospitalarias. Lo que allí ocurra no es lo más importante del hospital. Que dupliquen o tripliquen el número de pacientes atendidos, que la observación esté desbordada, que tenga decenas de pacientes pendientes de ingreso, eso es su problema. Lo importante es que la ocupación del hospital no aumente.

La unidad de medida mágica es la tasa de ocupación. En base a ella se decide si se restringe movilidad, si se confinan territorios, si se abre o cierra el ocio nocturno, las terrazas o la hostelería, si que quita o se pone la mascarilla en exteriores, se abre el turismo o no, etc. Se ha logrado que todos sepan que es la ocupación hospitalaria, la importancia que tiene. Lo que nadie se imagina es que esta unidad de medida es una de las muchas que hay que valorar y, además, que está artefactada por la contabilización de camas creadas en espacios sin los requisitos necesarios, la utilización como camas de UCI de las que no lo son, etc.

Finalizo repitiendo eso de “estructura, proceso y resultados”, algo que debe ir unido, que forma parte de un todo y que en la Covid-19 se ha olvidado, sólo se atiende al resultado y no al total, solo al que indica la “tasa de ocupación hospitalaria”. Si ya vivíamos en un Sistema de Salud manifiestamente “hospitalocentrista”, la pandemia lo ha acrecentado aún más. Y soy un ferviente admirador de lo que se hace en los hospitales, me ha gustado la gestión hospitalaria, incluso me dediqué a ello un tiempo.

Pero hay vida fuera del hospital; Salud Pública, Atención Primaria y Urgencia son básicas, fundamentales para el mantenimiento del sistema sanitario, si funcionan bien, el Hospital aún deslumbrará más, quedará para atender lo que más llama la atención de los pacientes, la patología compleja, la que necesita de alta tecnología, las cirugías de relumbrón, los diagnósticos imposibles, las enfermedades raras, en definitiva, para resolver ese 10% de las necesidades que no puede solucionar el resto del Sistema Sanitario. El sistema sanitario es un todo, no hay una parte más importante que otra, si funciona bien o mal depende de que todos los niveles lo hagan de forma adecuada, la interdependencia es total.

 

ZIZZAGDIGITAL: Madrid destina casi dos millones de euros a la creación de una unidad “puntual” de atención psiquiátrica a adolescentes

El Gobierno de Madrid ha destinado 1.891.000 euros a subcontratar la atención psiquiátrica hospitalaria a adolescentes que no requieran de más de cuatro semanas de ingreso. La resolución, compartida por El País, detalla que el objeto de la inversión es una unidad de 24 camas para adolescentes -de 12 a 17 años- con cuadros psiquiátricos agudos, que requieran hospitalización durante un período de entre una y cuatro semanas. La adjudicataria del contrato, que tiene una duración de 8 meses, es la clínica Nuestra Señora de la Paz.

Hace años que la atención psiquiátrica en la región madrileña se integró dentro del ámbito hospitalario, pasando a depender de los jefes del área y dejando de prestarse a través de los centros de salud mental. Es por ello por lo que Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), no le ve sentido a este movimiento de la Consejería de Sanidad.

En sus declaraciones a El País, admite su sorpresa “ante la externalización del servicio fuera del ámbito público”. En su opinión, lo lógico sería dotar a todos los hospitales de unidades específicas de salud psiquiátrica para jóvenes. “Hay que integrar la asistencia a los adolescentes en el conjunto de salud mental, no segregarla del resto del servicio”, ha defendido.

 

Desde Sanidad, se ha hablado de la medida como una forma “de apoyo puntual” como respuesta a los problemas mentales detectados a raíz de la pandemia y no de externalizar el servicio de forma permanente. “Dotar y equipar de unidades requiere unos tiempos y unos procedimientos y hay que responder rápidamente a un aumento de la demanda puntual”, han explicado.

En su nota de prensa, han especificado que los pacientes que ingresen en esta unidad podrán estar acompañados de algún familiar y contarán con un aula en la que poder seguir el curso escolar.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x