ACTUALIDAD. AMYTS en los medios: eco mediático a nuestra sentencia histórica sobre trienios, seguimos denunciando la situación de la AP…

0

Esta semana los medios se han hecho eco, principalmente, de nuestra sentencia histórica sobre los trienios:

REDACCIÓN MÉDICAEl tiempo trabajado en hospitales concesionados debe contar para trienios

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) reconoce que el tiempo trabajado por los profesionales que ejerzan en alguno de los centros de carácter privado integrados en el Sermas sea considerado a efectos de trienios.

La sentencia admite un hecho que hasta la fecha la Administración no reconocía, según el equipo jurídico de Amyts. El caso denunciado es de un profesional que actualmente ejerce en el Hospital Universitario de Getafe y que anteriormente trabajó en el Hospital General de Villalba y en el Hospital Rey Juan Carlos, ambos concesionados.

El caso condena a la Administración a que sean computados a efectos de trienios todos los servicios prestados en dichos hospitales, así como al abono de las cantidades dejadas de percibir por tal concepto.

La sentencia conseguida por Amyts afirma que la naturaleza del centro, o su modo de gestión, no es una circunstancia relevante para negar el derecho a la percepción de los trienios. Se trata de una resolución judicial que ya ha adquirido firmeza.

Por último, la letrada Rosa Guardiola, del equipo jurídico de Amyts, afirma que “la integración de estos centros hospitalarios en el concepto amplio de administración pública debería ser tenida en cuenta para su aplicación en otras cuestiones diferentes al reconocimiento de trienios, y fundamentalmente, donde se constate una diferencia de trato entre su personal y el que presta servicios en centros públicos”.

DIARIO MÉDICO: El TSJ de Madrid establece que el trabajo en hospitales de concesión administrativa cuenta para los trienios

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid, en una reciente sentencia ganada por la letrada Rosa Guardiola, del equipo jurídico de Amyts, reconoce que el tiempo trabajado por los profesionales que ejerzan en alguno de los centros de carácter privado integrados en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) sea considerado a efectos de trienios.

La sentencia beneficiaría tanto a los profesionales que estén actualmente trabajado en esos centros, sino también los que hayan ejercicio en esos centros y los que hayan hecho la residencia en esos centros. «La gran precariedad de los contratos hace que los profesionales bailen entre diferentes centros», recuerda Manuel de Castro, presidente de Atención Hospitalaria del sindicato.

El caso denunciado, de un profesional que actualmente ejerce en el Hospital Universitario de Getafe y que anteriormente trabajó en el Hospital General de Villalba y en el Hospital Rey Juan Carlos -estos dos últimos centros concesionados-, condena a la Administración a que sean computados a efectos de trienios todos los servicios prestados en dichos hospitales, así como al abono de las cantidades dejadas de percibir por tal concepto.

La sentencia conseguida por el sindicato señala que la naturaleza del centro, o su modo de gestión, no es una circunstancia relevante para negar el derecho a la percepción de los trienios. La resolución judicial ya es firme.

Manuel de Castro, presidente de Atención Hospitalaria del sindicato, explica que el razonamiento del tribunal se basa en parte en una sentencia del Tribunal Supremo que reconocía el derecho de contar el periodo de formación MIR como años de servicios prestados de cara a cobrar trienios una vez sean especialistas. En ese caso en concreto, se trataba de un profesional que había hecho la especialidad en la Clínica Universitaria de Navarra.

El razonamiento del Supremo se basa en el Real Decreto 1181/1989, de 29 de septiembre, por el que se dictan normas de aplicación de la Ley 70/1978, de 26 de diciembre, de reconocimiento de servicios previos en la Administración pública al personal estatutario del Instituto Nacional de la Salud.

Su artículo 1, apartado 2, prevé una cierta flexibilidad cuando se refiere, en relación con los trienios, a «cualquiera de las mencionadas esferas de la Administración«, de modo que, según el tribunal, se establece una órbita de actuación que excede de la propia de la Administración Pública en sentido estricto. Por tanto, es indiferente que los servicios se hayan prestado como funcionario de empleo, eventual o interino, o que hubieran sido prestados en régimen de contratación administrativa o laboral, como es el caso de los MIR. Además, el Supremo señala que tanto los centros públicos como los privados siguen una acreditación docente nacional.

Lo ha hecho el TSJ es aplicar ese mismo razonamiento y no diferenciar entre centros que «pertenecen a la esfera de la Administración», señala De Castro, sin que la naturaleza de los centros sirva para denegar el reconocimiento de trienios.

«En Madrid tenemos un área sanitaria única, una red sanitaria pública y están incluidos esos centros. La gente va allí con su tarjeta de la Seguridad Social y son financiados públicamente. Lo que dice es que todos esos de la esfera de la Administración integrados en esa red no se les puede tratar de forma diferente por la naturaleza de la gestión de ese centro», explica el portavoz de Amyts.

De Castro comenta que la siguiente batalla es conseguir que tampoco se discrimine el tiempo trabajado en esos centros de cara a procesos como las oposiciones o traslados, «porque ese tiempo de trabajo les vale la mitad que en un centro 100% público. Las formas de contratación no difieren de la pública; si fuera distinta todavía podría tener alguna lógica».

ACTA SANITARIA: El tiempo trabajado en hospitales concesionados debe considerarse para trienios

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dictado una sentencia en la que admite que el tiempo trabajado por los profesionales que ejerzan en alguno de los centros de carácter privado integrados en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) sea considerado a efectos de trienios, tal y como informa el sindicato médico madrileño Amyts.

El facultativo afectado en el caso denunciado, representado por el equipo jurídico de Amyts, ejerce en el Hospital Universitario de Getafe y, anteriormente, trabajó en el General de Villalba, en Collado Villalba, y en el Rey Juan Carlos, de Móstoles, ambos centros públicos de gestión privada.

Esta sentencia obliga a la Administración regional a que “sean computados, a efectos de trienios, todos los servicios prestados en dichos hospitales, así como al abono de las cantidades dejadas de percibir por tal concepto”, explican desde este sindicato.

EL TSJM “afirma categóricamente que la naturaleza del centro, o su modo de gestión, no es una circunstancia relevante para negar el derecho a la percepción de los trienios. Se trata de una resolución judicial que ya ha adquirido firmeza”, recalca esta organización sindical.

“La integración de estos centros hospitalarios en el concepto amplio de ‘Administración publica’ debería ser tenida en cuenta para su aplicación en otras cuestiones diferentes al reconocimiento de trienios y, fundamentalmente, donde se constate una diferencia de trato entre su personal y el que presta servicios en centros públicos”, recuerda la abogada de Amyts y defensora del afectado, Rosa Guardiola.

Los centros de salud se están levantando tras el último desprecio de la Gerencia de Atención Primaria a los profesionales. Desde AMYTS ya mostramos nuestro apoyo a las dimisiones en bloque y DIARIO MÉDICO, PÚBLICO y SPUTNIK se han hecho eco de esto mismo en artículos con declaraciones de María Justicia, presidenta de Atención Primaria de AMYTS.

DIARIO MÉDICO: Directivos y médicos cuestionan labor de la gerente de AP y piden su cese

Al malestar, las reiteradas quejas de los profesionales y las amenazas de una nueva huelga que sobrevuelan desde hace semanas la atención primaria madrileña, se han sumado en las últimas horas las peticiones de cese para Sonia Martínez Machuca, gerente de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), por unas declaraciones que han soliviantado a médicos e incluso directores de centros de salud. A las peticiones de cese en redes sociales, se ha sumado en las últimas horas el sindicato profesional Amyts, que en un comunicado oficial acusa expresamente a la Gerencia de Primaria de “menospreciar” a los profesionales de este nivel, “asegurando que su trabajo lo están haciendo en los hospitales. Esta falta de reconocimiento por parte de nuestros propios gestores es indecente y debemos dejar de tolerarlo ya“.

El detonante del malestar han sido unas declaraciones que Martínez Machuca habría vertido en un webinar que mantuvo el pasado 8 de junio con los equipos directivos de primaria. María Justicia López, responsable del Sector de Atención Primaria de Amyts, asegura que el contenido de ese webinar -en el que también intervino por parte del Sermas Nuria Fernández Cano, gerente adjunta de Asistencia Sanitaria- “se ha difundido entre los médicos a través de mail y whatsap y ha generado una creciente ola de indignación por las palabras de la gerente”.

Entre otras cosas, según la responsable de Amyts, Martínez Machuca “acusó a los centros de salud de Madrid de mantener una escasa o nula actividad asistencial de carácter presencial, saturando con ello las urgencias de los hospitales. La gerente llegó a decir que el día anterior había ido a su centro de salud y luego al hospital y vio lo que ve todo el mundo: centros de salud vacíos y la urgencia llena”. Según ella, remacha López, “el problema de la primaria no sería pues de sobresaturación, como venimos denunciando los sindicatos, sino de mera imagen”.

Pero el malestar de los profesionales que se deduce de las palabras de López y de las decenas de mensajes subidos a las redes sociales es idéntico al que trasluce una carta firmada ayer por los equipos directivos de los centros de salud de la Dirección Asistencial Noroeste y de la que también se ha hecho eco el sindicato Amyts. Los directores de centro, que aseguran sentirse “tristes y decepcionados” por las palabras de Martínez Machuca, se quejan de que “nuestra propia gerencia parece medir nuestro trabajo por la cantidad de personas que ocupan una sala de espera, y nos compara con la que se ve en urgencias en un hospital. La comparación no debería ser esa. Comparad los motivos de consulta que ve cada médico de primaria al día en su consulta, con los motivos de consulta que ve cada médico del segundo nivel en la suya”.

La carta de los directivos otorga el beneficio de la duda a Martínez Machuca y Fernández Cano, al afirmar que “queremos pensar que en la reunión del día 8 no sentíais realmente lo que dijisteis y que la forma en que lo transmitisteis fue un error”, pero añaden a renglón seguido que “no nos sentimos apoyados por vosotros [en referencia al equipo de la Gerencia de Primaria], no nos sentimos protegidos, no nos sentimos valorados, no nos tenéis en cuenta y no nos defendéis”.

La representante de Amyts asegura que durante su intervención en esa webinar, la gerente de Primaria añadió que “además de la imagen que dan los centros, el otro problema de primaria es de lealtad a la institución, porque hay documentos internos de trabajo que se filtran, acaban en manos equivocadas, se malinterpretan y redundan en el desprestigio del primer nivel”.

En sintonía con las palabras de la dirigente sindical, la misiva de los directivos de primaria afirma: “No os gustan las quejas de los usuarios. A nosotros tampoco; y además, a nosotros nos insultan y nos amenazan, porque nadie, a nivel institucional, les informa de la situación: de la falta de personal, de que los centros no están cerrados y nunca lo han estado, de cómo se está trabajando…. Es más fácil culparnos a nosotros e insinuar que no trabajamos lo suficiente”.

En este contexto de creciente malestar, Amyts asegura que “numerosos compañeros de primaria han decidido dar un paso al frente y plantear dimisiones en bloque e inmediatas, tanto de directores de centro como de responsables de las distintas comisiones y como tutores de los nuevos residentes”. Mientras, añade el sindicato mayoritario del Sermas en un comunicado, “la Gerencia de Primaria sigue mirando a otro lado y parece estar preocupada solamente por la “imagen” que se difunde de los centros de salud, en que se ve poca presencialidad”.

Julián Ezquerra, secretario general de Amyts, interpelaba esta mañana directamente desde su cuenta de Twitter al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y a su viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Juan José González Armengol, para que cesaran “a la Gerencia en pleno”.

Por el mismo medio, el propio González Armengol salía en defensa de la máxima responsable de esa gerencia: “La doctora Martínez Machuca tiene una gran vocación, conocimiento y respeto por la atención primaria y sus profesionales. Y una enorme sensibilidad social, empatía y cercanía con los pacientes especialmente los más vulnerables. Tiene todo mi apoyo, pero sobre todo mi admiración”, aseguraba en su tuit el viceconsejero de Asistencia Sanitaria.

PÚBLICOMédicos de Madrid organizan dimisiones en bloque de sus cargos en centros de salud en protesta por la gestión de Ayuso

Médicos de familia de la Comunidad de Madrid se están organizando para renunciar en bloque a sus responsabilidades como directores de centros de salud, tutores de nuevos residentes o responsables de comisiones. La decisión llega después de que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Ayuso «menosprecie» el trabajo de la Atención Primaria, sin reconocer el colapso de los centros de salud y las interminables agendas que tienen que asumir los facultativos, que son consecuencias de la falta de inversión y de profesionales.

La gota que colmó el vaso para que se planteen estas dimisiones fueron las declaraciones de la gerente de Atención Primaria, Sonia Martínez Machuca, en un webinario del pasado 8 de junio. En este seminario telemático estuvieron muchos médicos y varios de los presentes comparten que el discurso de la gerente «menospreció» el trabajo de los sanitarios, llegando a culpar a los centros de salud de la saturación de los hospitales o señalando que eran los médicos de familia los responsables de la «mala imagen» que tiene una parte de la ciudadanía que cree que los centros de salud están vacíos o cerrados.

Este discurso se aleja mucho de la realidad ya que los médicos tienen agendas infinitas —en muchos centros tienen que atender hasta 70 pacientes al día— y, si bien atienden tanto de forma presencial como telemática, no llegan a cubrir todos por la falta de médicos. «Las declaraciones molestaron mucho porque en la Atención Primaria hay casi más trabajo que nunca. Hubo un levantamiento desde un centro de salud y varios médicos nos pidieron que lideráramos una iniciativa para rechazar esta comunicación. Se decidió emprender un protesta con dimisiones de responsabilidades dentro de los centros de salud», explica a Público María Justicia, presidenta de Atención Primaria de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS).

Desde el sindicato aún no han recogido los datos de cuántos profesionales han renunciado a sus responsabilidades pero esperan tenerlos entre el jueves y el viernes, cuando se cumple una semana desde que sacaron el comunicado y difundieron los textos para facilitar a los sanitarios la presentación de las dimisiones.

Este conflicto ha coincidido con la dimisión del director de la dirección asistencial norte de Atención Primaria de Madrid, tal y como se comunicó este lunes a los trabajadores y se ha difundido por las redes sociales. Sin embargo, desde la Consejería de Sanidad afirman a Público que esta dimisión no tiene nada que ver con las declaraciones y que es una renuncia a este cargo que se había planteado hace ya tiempo. Desde los sindicatos tampoco lo pueden confirmar pero desde Amyts sí insisten en que ha sido una iniciativa que ha salido «desde abajo» y que esperan que tenga su repercusión, sobre todo, en las renuncias a las responsabilidades en comisiones ya que por este trabajo no se obtiene ninguna prebenda.

Independientemente de la iniciativa, el malestar ha sido general entre todos los profesionales y ha habido otras protestas. Los equipos directivos de los centros de salud de la Dirección Asistencial Noroeste mandaron una carta a la Consejería de Sanidad que lo manifestaba lo siguiente: «No podemos expresar otra cosa que tristeza y decepción. Hablasteis con el discurso de un usuario que solo se guía por la superficie de lo que ve, no como nuestra gerencia que conoce nuestro esfuerzo. Nos culpasteis de la carga hospitalaria, de la que no somos responsables, en lugar de defendernos ante las quejas. Nos hablasteis en un tono recriminatorio más propio para emplearlo en adolescentes, que no con profesionales que hemos demostrado sobradamente nuestra implicación. Volcasteis en nosotros las deficiencias de un sistema que hace aguas por muchos motivos, entre otros, la falta de cuidado a sus trabajadores, y unas condiciones de trabajo que no atraen a los nuevos profesionales».

Más allá de esto, lo que destacan varios de los profesionales consultados es que es el momento de hacer algo porque temen que todo vaya a peor. Esperan que las últimas movilizaciones eviten el cierre de los centros de salud en verano pero las deficiencias se notarán igualmente porque el problema es la falta de profesionales. Por esto, Justicia teme que lo que sufra durante los últimos meses es un «empeoramiento».

Además, ya están padeciendo una sobrecarga aún mayor por el fin del estado de alarma sin que realmente se haya superado la pandemia y no se haya organizado bien. Por ejemplo, desde el confinamiento, las recetas electrónicas de los pacientes crónicos se han ido renovando desde Farmacia directamente. Ahora esto se ha acabado y los médicos tienen que encargarse de las renovaciones, valorando a cada paciente, pero con un problema añadido: los médicos tienen incluso más pacientes asignados de los que tendrían en su cupo normal porque hay enfermos que no tienen facultativos asignados. Hay unas 800 vacantes que están sin cubrir, según los datos que explica Justicia.

SPUTNIK: Médicos de Madrid dimiten en bloque de sus funciones colaterales, culpados de saturar hospitales

Los sanitarios están organizando la dimisión en masa de los cargos con los que cumplen funciones no asistenciales y no remuneradas en sus centros de salud, cuya situación califican de crítica.

Unas declaraciones de la gerente de Atención Primaria, que les responsabiliza de la sobrecarga de los hospitales, fueron la chispa que provocó su reacción. Los especialistas en medicina familiar y pediatría de la Comunidad de Madrid están renunciando en masa a las responsabilidades que también ejercen en sus centros de trabajo al margen de su labor asistencial, y por las que no perciben ningún emolumento. Por ejemplo, asumir la dirección de los centros de salud, las tutorías de los médicos residentes o encabezar alguna de las diferentes comisiones, como las de farmacia.

Es una decisión soberana producto del «desprecio hacia el trabajo de la Atención Primaria» por parte de los responsables de la Consejería de Sanidad de la región en un contexto en el que los centros de salud se hallan al borde del colapso y faltos de personal sanitario, cuyas agendas están sobrecargadas. El 8 de junio, Sonia Martínez Machuca, la gerente de Atención Primaria, en el transcurso de un webinar para los equipos directivos de la zona noroeste de Madrid, efectuó unos comentarios que sorprendieron negativamente a muchos de los profesionales que asistían al evento virtual.

«Fue un desprecio, culpó a una supuesta falta de trabajo en la Atención Primaria de la sobrecarga de las urgencias hospitalarias, y vino a decir que el problema de esta no es su saturación, sino un problema de imagen, porque en las salas de espera tenemos pocos pacientes», explica a Sputnik María Justicia, presidenta del área de Atención Primaria de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), el sindicato mayoritario entre los facultativos de la región y que se está encargando de organizar la iniciativa.

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO


Asimismo, compartimos el podcast de ‘Cortando por lo sano’ impulsado por Ezequiel Arranz, médico de Atención Primaria y experto en diabetes, donde en su nuevo episodio ha querido contar con declaraciones de Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS.

“Hoy conocemos a Julián Ezquerra, médico de familia y secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) donde lucha diariamente por las condiciones laborales de los profesionales de Atención Primaria para que trabajen en unas condiciones dignas”, se puede leer en la presentación del podcast que te dejamos a continuación:

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x