AMYTS distribuye en los centros el cartel : “Los médicos ya hacemos las 37,5 horas”

0

AMYTS ha empezado a distribuir hoy en los centros de salud y hospitales un cartel informativo titulado “Los médicos ya hacemos las 37,5 horas”, con el siguiente reclamo:

“Desde el pasado 1 de enero de 2012 está en vigor la jornada de 37,5 horas semanales impuesta por la Administración. Se establece en la Ley que la aplicación será negociada en la Mesa Sectorial. Este proceso negociador aún no ha tenido lugar.

No obstante, el cómputo horario ya se inició en la fecha anteriormente citada.

Dado que es habitual en la mayoría de los facultativos exceder la jornada establecida:

ACONSEJAMOS QUE SE ACREDITEN LOS EXCESOS DE JORNADA A MEDIDA QUE SE REALICEN, A FIN DE IR COMPUTÁNDOLOS A CARGO DE LA JORNADA ANUAL.

En una amplia información sobre la repercusión que tendrá en la jornada laboral del personal sanitario las modificaciones en la Ley de Acompañamientos que introdujo la presidenta Esperanza Aguirre antes de acabar 2011, el diario EL PAÍS informa sobre la difusión y el contenido del cartel de AMYTS, y se hace eco asimismo de que los médicos en formación (unos 4.000) se concentran este sábado “porque creen que Sanidad trasladará las horas a la jornada del sábado, lo que quiere decir que siete de las 24 horas de guardia irán al salario base. Los MIR perderían unos 80 euros por guardia”.

Que no se aplique uniformemente

La aplicación en el sector sanitario de la nueva jornada laboral  se dilucida en dos frentes. Recoge DIARIO MÉDICO que mientras la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) ultima la propuesta que le hará a la Consejería de Sanidad en la próxima mesa sectorial, los MIR de la autonomía han pedido al sindicato que convoque una jornada de huelga en su nombre, que, en principio, se celebrará el 26 de enero.

Independientemente del rumbo que tomen las negociaciones que consejería y sindicatos mantienen estos días en la mesa sectorial para concretar cómo se aplican las 37,5 horas semanales en el sector sanitario, Amyts acude al órgano de negociación con una idea de partida muy clara: el incremento de jornada no puede aplicarse de manera uniforme en todas las áreas y centros de salud, porque las circunstancias y las cargas de trabajo varían mucho en cada caso.Precisamente eso, la homogeneidad en la aplicación, es lo que Amyts critica de la primera propuesta que la Administración ha puesto sobre la mesa.

En el caso de primaria, la consejería plantea que el médico haga 16 jornadas más al año (resultado de sumar las 2,5 horas semanales adicionales) a turno cambiado (en horario contrario al suyo habitual), algo que, según Julián Ezquerra, secretario general de Amyts, “nos llevaría más de una vez a la aberración de que el facultativo doblara su turno habitual de trabajo”.En hospitales, la Administración propone que la guardia de sábado, que hoy es de 24 horas, quede reducida a 17, de forma que las 7 primeras horas de la mañana computen como jornada ordinaria, con la consiguiente pérdida retributiva para el profesional. Ésta es la parte de la propuesta oficial que desencadenará la huelga de los MIR, que se niegan a perder 7 horas de guardia de un sábado, ya que, como recuerda Ezquerra, “se les recortaría su principal y casi único complemento salarial”.

El sindicato recuerda que la Ley de Acompañamiento deja claro que la puesta en marcha de la jornada debe negociarse en cada mesa sectorial

Los residentes de Madrid también reclaman a la Administración autonómica el reconocimiento institucional de su exceso de jornada laboral, “que, en la mayoría de los casos, por no decir en todos, está por encima de esas 37,5 horas semanales”, puntualiza Ezquerra.

Movilización aparcada

Aunque afirma que ya la tienen muy elaborada, el secretario general de Amyts no adelanta la propuesta alternativa que llevarán a la próxima mesa (para la que aún no hay fecha). Lo que sí deja claro Ezquerra es que los médicos no se oponen a la aplicación de las 37,5 horas, “pero lo que sí exigimos es que se tengan en cuenta las especiales circunstancias del sector sanitario para dilucidar cómo se aplican”.

El representante sindical recuerda además que la Ley de Acompañamiento aprobada por la Asamblea de la Comunidad de Madrid “especifica claramente que la puesta en marcha de la jornada se deja en manos de la negociación en cada mesa”.Aunque Amyts convocó la semana pasada concentraciones en todo los centros contra la Ley de Acompañamiento, parece que -al margen de la huelga de residentes- la movilización ha quedado aparcada momentáneamente por la negociación en la mesa.

Aun así, Ezquerra recuerda que las 37,5 horas no son el único foco de conflicto: “La rebaja de las prestaciones por IT supone una agresión a todos los empleados públicos”.

 

Ver noticias relacionadas

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x