AMYTS denuncia el “caos total” en la Urgencia del Hospital de Alcorcón con renuncias masivas de urgenciólogos

0

La Sección Sindical de AMYTS en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón ha pulsado el botón de alerta ante la “grave crisis” que sufren las Urgencias de dicho centro hospitalario. Con una disminución del 33% en la plantilla y un personal absolutamente “quemado”, la Gerencia del hospital “no ha querido resolver los problemas que repercuten gravemente en la plantilla y en la calidad asistencial a los pacientes”.

Tal y como informa nuestra sección sindical en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, en estos momentos la plantilla de Urgencias cuenta con solo dos tercios (19 de 28) de los facultativos contemplados para su correcto funcionamiento, provocando una sobrecarga importante en los compañeros que tienen que lidiar con el exceso de trabajo.

La Gerencia, lejos de querer remediar el deterioro que ha generado en los últimos meses, está tratando con “incidencias” lo que es un déficit estructural y que ya ha provocado la ‘huida’ de varios compañeros. Algunos presentándose como voluntarios para ir al Hospital Enfermera Isabel Zendal (cuyas bajas no se cubren), y otros diez renunciando a la plaza fija concedida a través de las OPE.

Facultativos que renuncian a una plaza fija por las pésimas condiciones laborales. Un ecosistema de trabajo tan perjudicial para los compañeros que muchos han tenido que solicitar la baja ante el “maltrato” que reciben, denuncian.

La situación es tan grave que la Gerencia del hospital “ha aceptado disminuir los puestos disponibles por debajo de los mínimos previamente establecidos y se está obligando a médicos de otras especialidades, incluso de Oftalmología, a cubrir turnos y guardias de Urgencias sin preparación previa”.

Esto último está provocando un efecto dominó en las guardias de planta del hospital, donde el traslado de especialistas a las Urgencias está agudizando el déficit de personal disponible también en las otras plantas.

Según informa la Sección Sindical de AMYTS en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, la dificultad para conseguir días libres (muchos se acaban perdiendo), el desastre en la organización de las planillas y la culpabilización que sufre quien solicita una reducción de jornada son también una constante en el modo de actuar de una jefatura de Urgencias que, para más inri, parece haber descubierto en la apertura de expedientes disciplinarios su única forma de actuar.

A nuestro compañero el doctor Octavio José Salmerón Béliz, médico de Urgencias, le han sancionado con un año de suspensión de empleo y sueldo en una decisión que desde AMYTS consideramos desproporcionada y que creemos va dirigida a silenciar las voces discordantes con la gestión del hospital.

Nuestra sección sindical lleva tiempo advirtiendo a la Gerencia de que si no se tomaban medidas la situación de este verano en las Urgencias del hospital iba a acabar como ha terminado sucediendo, con poca plantilla y mucha sobrecarga que afecta a unos pacientes que se merecen un trato digno.

Sirva de ejemplo la oferta de plazas tardía que realizó el hospital de cara a este verano. Mientras los otros centros hospitalarios de la zona ya habían preparado y contratado personal para los meses estivales, en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón la oferta se publicó el 15 de junio.

Una oferta que, además, fue “muy pobre”, como lamenta la Sección Sindical de AMYTS del hospital. Un contrato para cubrir “necesidades” hasta el 29 de septiembre, cuando en otros centros la oferta que se hizo fue de un año de duración y con mejores condiciones. ¿Esto qué supuso? La falta de candidatos.

Una situación que viene de lejos

El origen de la dramática situación que sufren las Urgencias del Hospital Universitario Fundación Alcorcón conjuga en pasado. En 2019, una encuesta de riesgos psicosociales solicitada por nuestra sección sindical en el hospital y realizada por Inspección de Trabajo constató el estado alarmante en el que ya se encontraban por entonces las Urgencias.

Sin embargo, en todo este tiempo, la dirección no ha considerado necesario intervenir, ignorando las solicitudes de activación del protocolo de conflicto interno.

Meses, años, tratando de minimizar un problema de fondo que cada día se ha ido haciendo más grande y sobre el que se necesita actuar ya.

Exigimos ceses y dimisiones

Ante este sinsentido en la gestión y en el trato a los trabajadores, desde la Sección Sindical de AMYTS en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón solicitamos la revocación del expediente citado al Dr. Salmerón, el cese del gerente del Hospital Universitario Fundación Alcorcón Modoaldo Garrido Martín, la dimisión del director asistencial Virgilio Castilla Castellanos y el cese de las jefas de Urgencias, Esther Renilla Sánchez y Rosa Fariña García.

Al mismo tiempo, desde AMYTS consideramos necesaria la implicación inmediata del viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, a fin de evaluar la situación denunciada en esta nota y que se tome las medidas oportunas con carácter urgente.

En AMYTS creemos que es fundamental reformular la organización de las Urgencias en este hospital, con la contratación de nuevo personal que alivie la sobrecarga y permita que los ciudadanos de la zona puedan ser atendidos con el tiempo que merecen y necesitan.

En este sentido, desde la secretaría general de AMYTS hemos remitido UN ESCRITO a la Gerencia del Hospital Universitario Fundación Alcorcón reclamando que se solucione este problema de naturaleza estructural y se dé puntual y completa justificación de las actuaciones al objeto de solucionar el déficit de profesionales en el servicio de urgencias del Hospital Universitario Fundación Alcorcón.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x