ACTUALIDAD. AMYTS exige el cese inmediato de la cúpula de Atención Primaria ante la pésima gestión de la crisis del Covid-19

1

AMYTS ha exigido, a través de un comunicado, el cese inmediato de la cúpula de Atención Primaria (AP) ante la pésima gestión de la crisis del Covid-19. Y lo hace como sindicato con mayor representación de médicos de la Comunidad de Madrid ante la sensación de “abandono y la desprotección más absoluta” vividas por la AP durante la pandemia (sin EPIs, din desinfección, sin test Elisa…); ante la total “falta de comunicación entre los médicos del centro de salud y los profesionales de Salud Pública que se supone han empezado a contratar para hacer el seguimiento de los contactos”, y ante el “deficiente” seguimiento de los profesionales enfermos por parte del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.
Una situación “desastrosa” que culmina con una oferta de “contratos miserables de pocos meses de duración, atendiendo consultas en varios centros del área y dejando que nuestros residentes -recién terminados- busquen su futuro donde se les valore como merecen, se les permita conciliar, se les pague carrera profesional y no tengan que ver 60 pacientes al día con turnos interminables hasta las 9 de la noche, entre otras diferencias con lo que sucede en nuestra Comunidad” -denuncia el sindicato médico.
AMYTS considera que la cúpula de la Gerencia de Atención Primaria tiene una gran responsabilidad en esta situación “ya que su gestión era crucial para convencer a Recursos Humanos de la necesidad de crear contratos dignos para fidelizar a los residentes”. Y por ello pide al consejero de Sanidad el cese inmediato de Marta Sánchez Celaya, gerente Asistencial de Atención Primaria; Jesús Vázquez Castro, gerente adjunto Asistencial de Atención Primaria; María Luisa Tello, gerente adjunta de Gestión y Servicios Generales de Atención Primaria; y Manuel Martínez Vidal, jefe del Servicio de Prevención de Riesgos laborales de Atención Primaria.

Compartir:

1 comentario

  1. CompletoDesconocido en

    Sin pertenecer a ningún sindicato, ni con ganas de pertenecer a ninguno, y después de haber sufrido a la denominada “cúpula de AP” y a sus “arrimaos” a puestos intermedios en las direcciones asistenciales durante todos estos años, creo que es hora de que salgamos todos a la calle y a los medios a pedir su dimisión.
    Ahora bien, se impone aprovechar esta situación para cambiar el modelo de gestión, de forma que los sanitarios (no sólo los médicos) de “trinchera” tengamos una representación real y veto en la toma de decisiones que nos afectan, para que esto no vuelva a suceder. Si el modelo de gestión no cambia, poco vamos a ganar con hacer dimitir a estos bragazas; pondrán a otros.

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x