AMYTS ACTÚA. Pedimos frente a la Asamblea de Madrid soluciones para la Atención Primaria “gobierne quien gobierne”

0

En AMYTS, sindicato mayoritario entre los médicos madrileños, hemos celebrado este martes un nuevo acto en defensa de la Atención Primaria. Esta vez ha sido frente a la Asamblea de Madrid, que representar la voluntad de todos los madrileños y que nos facilita lanzar un mensaje muy claro: gobierne quien gobierne queremos dignidad para nuestros centros de salud.

Ante nuestro aplazamiento de la huelga de médicos de Atención Primaria del pasado 10 de marzo por la convocatoria electoral y al dejarnos sin interlocutor, en AMYTS lanzamos una serie de actos para visibilizar las graves deficiencias de los centros de salud. Y esto mismo lo hemos vuelto a reflejar este martes.

“Necesitamos una Atención Primaria bien financiada, donde se dé un servicio de calidad, donde los compañeros no se vayan de Madrid. Gobierne quien gobierne, estaremos defendiendo a los compañeros”, ha afirmado Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS, que ha recordado también al resto de niveles asistenciales.

Un acto en el que varios médicos de Atención Primaria han relatado cómo sufren esta grave situación. Es el caso de Ciara Castillo (que no ha podido asistir al acto, pero cuyo discurso ha sido leído por María Justicia), médico de Familia y con ganas de dejar la Atención Primaria en Madrid: “Llevo 6 años trabajando para el Servicio Madrileño de Salud y tengo casi 170 contratos firmados para la misma empresa”.

El testimonio leído es solo el ejemplo de lo que en AMYTS venimos denunciando: el maltrato empuja a nuestros profesionales a huir de Madrid; incluso nuestros médicos más jóvenes sufren desde el inicio de su carrera esto mismo.

Javier Sánchez, médico adjunto de primer año de Medicina Familiar, lo ha evidenciado recordando que, de los 14 compañeros de su promoción, “solo seis de los once que terminaron el año pasado” siguen ejerciendo en la Atención Primaria de Madrid. Sánchez es uno de ellos, no sin gran optimismo.

Enlazamos contratos de sustitución que van de los días a los meses, cambiando de centros, equipos y población entre los mismos. Y muchas veces sin saber en qué momento se puede reincorporar la persona a la que cubrimos y finalizar ese contrato de forma abrupta, con la tensión constante que esto conlleva”, ha denunciado este doctor.

Esta posible huida del talento médico es ya una realidad. Paloma Rubio es una facultativa que ha abandonado la Atención Primaria madrileña tras ver cómo sus condiciones laborales empeoraban con la Covid hasta estar “desmotivada y deprimida”.

Ana Giménez, médico de Familia y miembro de AMYTS, pone voz al discurso que nos envió la doctora Rubio al no poder asistir a la concentración: “Yo estuve trabajando como médico de refuerzo en la zona noroeste de Madrid durante casi dos años, reforzando según las necesidades a cinco centros de salud de los que dependía. Cada semana me decían cuál era mi jornada laboral, incluso me avisaban con pocos días de antelación o me cambiaban los planes el día de antes, siendo imposible poder organizarme la vida”.

El agotamiento, el conocido ‘burnout’, le empujó a irse de Madrid: “He decidido irme tanto de la sanidad pública como de Madrid. Ahora estoy en la privada en otra CCAA, y no me arrepiento”.

Mientras, los que quedan en la Atención Primaria madrileña toman ese camino. Tanto en la Medicina Familiar como en la Pediatría donde la situación no es mejor.

Ángel Carrasco, pediatra y delegado de AMYTS, ha lanzado una advertencia a los candidatos: “Los niños de la Comunidad de Madrid se están quedando sin pediatra de cabecera. Cada día que pasa hay menos pediatras en los centros de salud. Los que seguimos nos vamos acercando a la edad de jubilarnos, las vacantes no se cubren y en este momento hay unas 175 plazas descubiertas”.

Las deficiencias en el Servicio de Atención Rural (SAR) tampoco pasa desapercibido, tal y como ha apuntado uno de sus trabajadores, Ángel Bayo: “Muy pocos médicos de familia encuentran atractivas para salir de sus extenuantes y sobrecargadas consultas de centro de salud y venir a formar parte de las plantillas SAR, pues ello implica continuar en la misma Atención Primaria que los descuida, desmotiva e infravalora.”

Por último, dos médicos de Familia, una hastiada de sobrecarga y otro cerca de jubilarse, han cerrado el acto para alertar de que la Atención Primaria necesita un rescate urgente.

La doctora Raquel García Ocaña ha aseverado que “no queremos que la Atención Primaria muera, porque morimos nosotros, queremos que las administraciones, los políticos hagan un ave fénix de la Primaria, y vuelva a tener el puesto que se merece”. Y Alfonso López, médico de Familia, ha concluido que él en “tres meses” está jubilado por eso quiere dejar una Atención Primaria “fuerte y sana que cuente con profesionales”.

En definitiva, un acto a una semana de las elecciones madrileñas para insistir en que los últimos días de campaña deben tener a la Atención Primaria muy presente, así como cuando las urnas decidan qué gobierno hay.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x