AMYTS ACTÚA. Éxito de la huelga nacional de médicos contra el RD 29/2020 y de la huelga hospitalaria y del SUMMA 112 en Madrid

0

Este martes 27 de octubre ha arrancado la huelga indefinida de médicos a nivel nacional contra el Real Decreto-ley 29/2020 y la hospitalaria en Madrid y del SUMMA 112 contra el maltrato autonómico y estatal.

Desde AMYTS, sindicato mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, y la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) queremos congratularnos del éxito de las convocatorias que se llevan a cabo este martes y que, según los datos de que disponemos por el momento, ha conseguido un seguimiento muy importante en torno al 85% a nivel nacional y del 90% en los hospitales madrileños y en el SUMMA 112.

Este éxito se ha conseguido, pese a las trabas que han puesto desde los servicios de salud autonómicos en la negociación de los servicios mínimos, en algunos casos apenas 24 horas antes de la huelga y con la imposición del 100% de los efectivos en el SUMMA 112 y en demasiados servicios hospitalarios, además de las guardias. En Madrid ya hemos llevado a la Justicia estos servicios mínimos abusivos.

Una importante movilización que se está dando tras el desaliento que mueve a los profesionales actualmente, con meses de durísimo trabajo a sus espaldas, con años acumulando restricción de derechos y con una ‘solución’ reciente como parche temporal que viene a dar la puntilla a la calidad del enarbolado como uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo.

El desprecio por parte de los responsables de la Administración a la labor de los médicos ha quedado patente en estos difíciles meses, donde pese a innumerables peticiones de reunión el Ministerio de Sanidad y a la Consejería de Sanidad de Madrid se ha hecho oídos sordos a las mismas. En plena pandemia sanitaria se han negado desde el principio a recibir a los profesionales sanitarios.

Ningún momento es bueno para una huelga médica, que además evidencia -en esta ocasión más que nunca- un fracaso de la negociación, un contacto que ni siquiera han tenido a bien intentar con el Comité de Huelga designado tanto en la Comunidad de Madrid como en el Ministerio de Sanidad.

Este paro indefinido se produce por la situación insostenible por la que atraviesan los médicos en esta llamada segunda ola de la pandemia por coronavirus. La primera embestida se sobrellevó como se pudo gracias al trabajo y el esfuerzo de los profesionales, pese a perder más de 65 compañeros por el camino que primaron la atención a los pacientes por encima de su propia seguridad.

Las graves carencias que afectaban al sistema sanitario se hicieron patentes entonces y tras apenas dos meses de tregua no sólo no se han tomado medidas que las subsanen, sino que se ha procedido a desmantelar el sistema como lo conocíamos hasta ahora.

Esta huelga nacional es una llamada de auxilio secundada por toda la profesión médica, pero también tiene como objetivo velar por la seguridad de los pacientes, que tras la aprobación del Real Decreto Ley 29/2020 van a ver cómo son atendidos por médicos sin la titulación de especialista necesaria para trabajar en el SNS o incluso por especialistas de otras especialidades, denostando -más aún- la Medicina Familiar y Comunitaria, colapsada desde hace meses.

El decretazo, como ya hemos denunciado con insistencia, supone el golpe definitivo para provocar el hundimiento del sistema de Formación Especializada que rige con éxito en España desde 1995.

Desde CESM y AMYTS estamos canalizando el descontento de miles de médicos que tras años de formación y esfuerzo están al límite de sus fuerzas y miran incrédulos la gestión que los responsables políticos están haciendo de la pandemia mientras son ellos quienes tienen que enfrentarse cada día, en cada turno de trabajo, a decenas de pacientes, con cifras disparadas de enfermos de COVID pero también con todo el resto de patologías con necesidad de atención sanitaria.

Una vez más recordamos que el objetivo de esta huelga nacional es la retirada del Real Decreto Ley 29/2020 y la apertura de un canal de diálogo con los profesionales que pueda poner soluciones consensuadas a los problemas que arrastran desde hace años. A nivel madrileño, hay que sumarle reivindicaciones laborales históricas que llevan mucho tiempo sin atención por parte de la Administración.

La llave para desconvocar este paro indefinido está en poder de los responsables políticos. Y, según han reclamado desde CESM, tras estos meses de inacción, es necesario un relevo al frente de Sanidad, para que al menos quien atesore la cartera muestre interés o respeto por los profesionales que dependen directamente de su gestión.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x