ACTUALIDAD. Sánchez Martos reconoce falta de “actitud política positiva” en los temas profesionales y se compromete a escuchar a los sindicatos

0

“Voy a cambiar todo lo que se pueda, aunque no tenga dinero. Hay cambios profesionales que no se han hecho por falta de actitud política positiva. Quien llega ahora a la Consejería no es político. Está en la mente de todos reducir eventualidad, recuperar carrera, pagar trienios a los interinos… en éste último caso, los han pedido, se les ha negado, hemos perdido juicios, pagado costes… Parece razonable pagarlos. Quizá ahorremos dinero y ganemos en satisfacción del profesional”. Son las palabras con las que el consejero de Sanidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, expresa en una entrevista en DIARIO MÉDICO (DM), su intención de acercarse a los profesionales sanitarios que “son el mejor activo”, y con quienes considera que hay que hablar más: “lo primero es escucharles. Después, motivarles, no sólo económicamente”

En lo que respecta a su relación con los sindicatos, Sánchez Martos apunta: “Me encanta bajar al barro: hay que mojarse. Pero para ello necesito de los sindicatos (…); tienen un sentido común profundo, conocen mucho mejor que yo la situación de los profesionales, saben qué dicen y qué piden. Y me han pedido, antes que dinero, que se les escuche y más reconocimiento profesional. Les he hecho una petición concreta. Si notan cualquier alteración, que me llamen: ahí voy a estar, tienen mi teléfono móvil disponible 24 horas al día. Por ejemplo, si alguien intenta mover las olas de la marea blanca, que existe, está bien y no pasa nada, quiero saberlo. No quiero rehuir posibles mareas, sino explicarme ante ellas y transmitir confianza” -afirma.

“De lo mejor, las infraestructuras; de lo peor, que se infrautilizan”

En esta extensa entrevista, que DM divide en dos partes, Sánchez Martos aborda además otros aspectos de la Sanidad madrileña. Apuesta por lograr una Consejería “más dinámica, ágil, eficaz, cercana y ahorradora, eso sí, “sin tocar la calidad asistencial”. Insiste en su deseo de que “no se hable por separado de primaria y especializada” dado que en los dos ámbitos hay especialistas y que ni la AP tiene que ser “la hermana pobre” ni el hospital “el hermano mayor”; e insiste en que no entiende “infraestructuras o recursos sin utilizar; quiero más usos en más horarios, porque no se pueden tener cerradas con la de gente que hay esperando” .

Respecto a la posibilidad de que se produzcan cambios estructurales, en concreto en torno al Área Única apunta que hay que estudiarla y “ver si se puede mejorar o cambiar”. Para Sánchez Martos, los puntos fuertes de la Sanidad madrileña son “sus profesionales y las infraestructuras”; y los puntos débiles, “no utilizar bien las infraestructuras, que la formación de los profesionales sanitarios no esté basada en un plan estratégico, por lo que a veces no va bien dirigida, y falta de trato cercano con el ciudadano”. A la pregunta del periodista, el consejero repite que no quiere revertir lo “externalizado”, “pero sí estudiar cada uno de los casos y ver si son eficientes”.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x