ACTUALIDAD. “Prescripción médica – dispensación enfermera”, AMYTS pide sensatez

0

El secretario general de AMYTS, Julián Ezquerra, intervino el 8 de octubre en el programa “Más vale tarde” de LA SEXTA TV, donde pidió “responsabilidad y sensatez” en el conflicto que enfrenta a los Consejos de Médicos y de Enfermería sobre la prescripción médica-indicación enfermera.

Ezquerra incidió en las ideas que ya había expresado en la tribuna “Tropezar una y otra vez en la misma piedra” publicada por Redacción Médica, el 4 de abril de 2015, donde reflexiona:

Tengo algunas dudas en relación a la prescripción/indicación por parte de enfermería, pero también muchas certezas. No veo a enfermería prescribiendo quimioterapia, anticuerpos monoclonales, antipsicóticos, o muchos otros tratamientos, pero hay tratamientos y tratamientos, hay prescripciones y prescripciones. ¿Alguien duda de que enfermería sea quién trate las úlceras por decúbito, las heridas, vea pacientes incontinentes, etc.? Yo desde luego no. Y no creo que el médico sea quién indique pañales de incontinencia, o sondas, o apósitos, parches hidrocoloides o de plata, gasas, etc. Este caso es sencillo”.

Pero, ¿y qué pasa con los fármacos? Es en estos casos donde está el problema para algunos. Y a mí me parece que en este caso, como decía la canción, pues depende, y ¿de qué depende? La utilización de fármacos no sujetos a receta médica, que se adquieren en farmacia por parte de los propios pacientes o bajo la indicación de un farmacéutico, no creo que sean problema. En el día a día de la asistencia, tanto en Primaria como en Hospitales, el personal de enfermería indica a los pacientes determinados fármacos. A las dos de la mañana la enfermera no llama al médico de guardia para preguntar si administra un paracetamol o un metamizol a un enfermo, al que el facultativo indicó ya analgesia. O tras la administración de una vacuna a un niño, enfermería recomienda si hay dolor o molestias un analgésico antiinflamatorio. Y esto es el día a día, la realidad. Entonces ¿cuál es el problema? ¿Delimitar qué se puede o qué no se puede prescribir, en qué documento oficial, o bajo qué responsabilidad? Pues legislemos y demos cobertura legal a lo que ya es una realidad. Eso sí, llamemos a cada cosa por su nombre. Receta médica, receta enfermera, diagnóstico médico, diagnóstico enfermero, responsabilidad médica, responsabilidad enfermera, firma médica, firma enfermera, etc. Esto es lo que debemos exigir a los responsables de la Administración y a las Instituciones”.

El secretario general de AMYTS lamentó un enfrentamiento “que puede estar quedando muy al gusto de la Administración interesada en dividir a los profesionales sanitarios”.

Fuentes: AMYTS, 09-04-2015; LA SEXTA -Programa “Más vale tarde”, 08-04-2015

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x