ACTUALIDAD. Las represalias de la Consejería en Virgen de la Torre provocan la convocatoria de 26 días de huelga en Medicina Interna

0

Dada la imposibilidad de acercar posturas por la intransigencia de la Consejería, AMYTS ha intensificado las movilizaciones y ha presentado una solicitud de concentración a las puertas del centro para el 11 de enero de 2016, así como una nueva convocatoria de 26 jornadas de huelga, todos los martes y jueves de enero, febrero y marzo, para los facultativos del Servicio de Medicina Interna del Hospital Virgen de la Torre.

El problema es que la  Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que hasta ahora había presentado una actitud dialogante, aunque menos efectiva en hechos concretos, ha mostrado desafortunadamente un perfil no deseable, pasando de las ofertas de diálogo con los profesionales sanitarios a las puras represalias.

Después de que los facultativos del Servicio de Medicina Interna del Hospital Virgen de la Torre, en Villa de Vallecas, hayan respaldado mayoritariamente la huelga del pasado 9 de diciembre -que constituía la primera de tres jornadas convocadas inicialmente por AMYTS, que ha permitido sentarse a negociar con la Consejería en torno a la funcionalidad de este Hospital y para impedir el deterioro de su calidad asistencial-, dos de los médicos que forman parte de la plantilla desde hace años con nombramientos eventuales, han sido advertidos de que sus contratos no serán renovados a partir del próximo año. La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) entiende esta advertencia como una clara “medida de coacción y represalia hacia los profesionales, y manifiesta su profunda preocupación por la deriva que está tomando el conflicto, adoptando, por parte de la Consejería posiciones de represalia, en lugar de entendimiento y diálogo.

Tal y como ha venido denunciando AMYTS, desde que en el año 2014 finalizase el plan estratégico para el Virgen de la Torre, se desconocen las intenciones de la Gerencia y la Consejería de Sanidad en relación al papel que va a desempeñar el hospital en la asistencia sanitaria del paciente crónico y en situación paliativa. En este año, coincidiendo con el nombramiento arbitrario de una nueva coordinadora en el servicio con una puesta en escena por parte de la Dirección Gerencia de agravio público hacia los facultativos, se han ido tomando decisiones erráticas en la selección y adecuación de pacientes a las características del centro, asimilándolo a una dependencia de “cajón de sastre” para las necesidades asistenciales y de objetivos del Hospital Infanta Leonor, de cuya Gerencia depende el centro.

Ante esta situación y tras reiterados esfuerzos de diálogo por parte de los facultativos con la Dirección Gerencia del centro, que resultaron infructuosos, se ha generado un conflicto desde hace varios meses que ha hecho inevitable la convocatoria de una huelga. Las reuniones que han tenido lugar entre el Comité de Huelga y la Consejería han llevado a una exposición de la situación y un diálogo en el marco de dicho conflicto, en el que han quedado patentes la ausencia de voluntad por parte de la Dirección Gerencia a entablar una relación imprescindible de respeto y confianza mutua necesarias para el correcto funcionamiento de un hospital como el Virgen de la Torre.

Asistimos, con sorpresa, pena e indignación, a la decisión por parte de la Gerencia, de no renovación de dos de los facultativos (con años de antigüedad en el centro y con formación específica en cuidados paliativos) en medio de un proceso de huelga, lo que entendemos claramente como una medida de coacción y represalia hacia los profesionales de Virgen de la Torre, y que consideramos se enmarca dentro de una estrategia perfectamente diseñada por parte de la Gerencia para la disgregación-desintegración de un Servicio cuya labor viene siendo reconocida desde hace años tanto por parte de los pacientes como de otros profesionales del ámbito de Atención Primaria y Especializada de Vallecas.

Es evidente que las actuales carencias del hospital no se van a resolver desplazando facultativos con adecuada formación, perfectamente integrados en el servicio y que han demostrado sobradamente su capacidad personal y profesional para desarrollar su labor asistencial. Lo que sí es probable es que este tipo de medidas repercutan en un mayor deterioro de la calidad asistencial.

Lamentamos profundamente que se adopten posiciones de represalia en lugar de entendimiento y diálogo en un problema que se viene arrastrando desde hace meses a causa de una Dirección Gerencia aparentemente insensible al día a día del Hospital Virgen de la Torre, sus profesionales y los pacientes que deben ser la prioridad de todos.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x