ACTUALIDAD. La Asociación Médica Mundial solicita a los Gobiernos que la profesión médica sea declarada profesión de riesgo y se posiciona a favor de que la relación médico-paciente sea reconocida como patrimonio de la humanidad

0

La Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, celebrada en Córdoba (España), ha aprobado una resolución urgente por la que demanda a los gobiernos de todo el mundo reconocer que la infección por SARS CoV-2 sea considerada como una enfermedad profesional y que la profesión médica sea declarada “profesión en riesgo”. Asimismo, ha solicitado que la atención a los profesionales de la salud sea una prioridad, especialmente en el ámbito de la salud mental.

Esta declaración, iniciativa de España (CGCOM), Francia (CNOM), Uruguay (SMU), Brasil (AMB), Sudáfrica (SAMA), Corea del Sur (KMA) y Australia (AuMA), quiere reconocer la lucha de la profesión médica contra la pandemia a través de esta Resolución Urgente en la que se aboga por distintas acciones y consideraciones en la lucha frente a la COVID-19 como suministrar equipos y material de protección personal (EPP) suficientes para los profesionales de la salud, que permita la atención médica y garantice la disponibilidad de este material ante una situación de posibles brotes.

Del mismo modo, han instado a los gobiernos a adoptar un enfoque multilateral y coordinado a escala global de la crisis para promover la igualdad en las intervenciones, el acceso a los servicios de salud, los tratamientos y las futuras vacunas. Han considerado imprescindible proporcionar financiamiento suficiente a los sistemas de salud para que puedan hacer frente a los costos de la pandemia y garantizar una atención médica accesible y de calidad.

También han declarado que las Asociaciones Médicas Nacionales y la Asociación Médica Mundial fomenten una participación activa en la planificación y gestión de todas las etapas de la respuesta a la epidemia.

Profesión médica declarada «de riesgo»

Uno de los puntos principales de esta declaración ha consistido en reclamar que se reconozca que la infección por SARS CoV-2 sea considerada como una enfermedad profesional y que la profesión médica sea declarada “profesión en riesgo”. Al mismo tiempo, han solicitado que la atención a los profesionales de la salud sea una prioridad, especialmente en el ámbito de la salud mental. A este respecto el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha recordado que desde el pasado mes de mayo ha emprendido las acciones oportunas para lograr que sea una realidad en nuestro país.

Luchar contra la violencia hacia los médicos y contra cualquier muestra de su estigmatización al promover la tolerancia cero de la violencia en los entornos sanitarios debe de ser otra de las posturas comunes de todos los gobiernos del mundo en pro de una protección de los profesionales sanitarios.

Por último, han considerado que se debe de apoyar a la profesión médica que continúa cumpliendo su compromiso con la ciencia y los pacientes. En este sentido, han asegurado que el profesionalismo médico actual es una de las pocas y últimas defensas que tienen los pacientes gravemente enfermos, excluidos e indefensos para mantener un mínimo de salud, calidad de vida y dignidad humana.

Declaración AMM

La AMM declara el 30 de octubre Dia Internacional de la Profesión Médica

A propuesta del CGCOM, la Asociación Médica Mundial también acordó el pasado 30 de octubre declarar ese día como el Día Internacional de la Profesión Médica. Ante la pandemia COVID-19 que padecen todos los países y una presión exponencial alarmante sobre los profesionales de la salud, el CGCOM propuso proclamar un Día Internacional en honor a la profesión médica y rendir homenaje a la dedicación de todos los médicos del mundo que están salvando vidas en el ejercicio de su profesión.

Por primera vez en la historia la profesión médica contará con un Día Internacional de la Profesión Médica, un homenaje al compromiso de los médicos al servicio de la humanidad, con la salud y el bienestar de sus pacientes, en el respeto a los valores éticos de la profesión, que tendrá lugar el día 30 de octubre de cada año.

La Asociación Médica Española ha celebrado la semana pasada su 71ª Asamblea General de manera virtual en Córdoba con motivo del centenario del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), que ha ejercido de anfitrión.

La AMM se posiciona a favor de declarar patrimonio de la humanidad a la relación médico-paciente

Dentro de la estrategia del Foro de la Profesión Médica de España, tal y como ha recogido la CESM, para promover el reconocimiento de la relación médico-paciente como patrimonio de la humanidad, la OMC había comenzado a preparar desde unos meses antes la posibilidad de que la Asociación Médica Mundial mostrara su respaldo mediante una declaración oficial, que finalmente fue aprobada el pasado 30 de octubre en el curso de la 71 Asamblea.

La declaración, publicada como “Declaración de Córdoba de la AMM sobre la relación médico-paciente” viene a reconocer la riqueza de dicha relación, que construye un espacio de confianza, comunicación y creatividad para lograr superar la situación de enfermedad por la que atraviesa, o puede atravesar en el futuro, el paciente que consulta preocupado por ella. Se destacan en su seno tanto la autonomía del paciente, fundamental en la toma de decisiones, pero también la autonomía del médico y su necesaria independencia respecto a fuerzas externas que pretendan condicionar la asistencia que se presta al paciente al margen de los intereses personales de este.

La Declaración reconoce los riesgos a que se enfrenta la relación médico-paciente, destacando entre ellos los siguientes: la tecnologización de la Medicina, que a veces lleva a una visión mecanicista de la atención médica; el debilitamiento de las relaciones de confianza entre las personas en nuestras sociedades; y un excesivo acento en los aspectos económicos de la atención médica en perjuicio de otros factores.

Y, en base a todo ello, insta a todos los profesionales y a todas sus organizaciones a “defender, proteger y fortalecer” la relación médico-paciente como “patrimonio científico, sanitario, cultural y social” y se compromete a ello como Asociación, así como a defender los valores éticos de la profesión médica y de la dedicación a la salud de los pacientes y a abordar los factores que puedan poner en riesgo la calidad de la relación médico-paciente.

Accede aquí a la Declaración de Córdoba completa.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x