ACTUALIDAD. Inquietud médica por la recertificación profesional

0
194 VPC 3x3 cm

En las últimas semanas los sindicatos han recibido multitud de llamadas de médicos de las distintas Comunidades Autónomas preocupados por el aviso que han recibido de sus respectivos colegios de médicos sobre el inicio del proceso de Validación Periódica de la Colegiación (VPC) y la posible obligatoriedad, a partir del próximo año 2017. Ante esta tesitura, REDACCIÓN MÉDICA y GACETA MÉDICA han consultado al sindicato médico AMYTS, y a la confederación esattal, CESM, sobre el alcance de estos avisos.

AMYTS: “Podría ser positivo en la garantía de la calidad profesional

Desde AMYTS, se ha querido aclarar que la VPC, tal y como aparece definida “es un proceso por el cual los colegios “evalúan y reconocen la buena praxis profesional, la valoración de salud, la actividad laboral y el Desarrollo Profesional Continuo de los médicos para el ejercicio de la profesión”. Es decir, las instituciones colegiales darían fe “de que el médico que la obtiene reúne y mantiene los estándares definidos para ejercer como médico”. En este sentido, apunta el sindicato médico, el proceso de VPC sería un elemento positivo en la garantía de la calidad profesional de los servicios que prestan los médicos, proceso que quedaría abierto a la futura incorporación de la reacreditación (VPC-R). Sin embargo, AMYTS también asegura que no queda claro que el proceso en sí aporte ningún beneficio directo a los propios profesionales, e incluso les somete al riesgo de no alcanzar dicha validación en determinadas circunstancias.

No hay obligación procedente de Europa”

En relación con la obligatoriedad, (…) AMYTS asegura que aunque desde el sindicato se ha tratado de obtener algún texto oficial europeo que transforme la notificación de medidas en torno al fomento del desarrollo profesional en obligación para la evaluación de dicho desarrollo,” incluso solicitándolo a compañeros del entorno colegial, nuestro intento ha sido infructuoso”. Por tanto, no habría, obligación procedente de Europa para iniciar ningún tipo de evaluación de la competencia o del desarrollo profesional.

CESM: “No es oligatoria, pero sí un trámitee”

Por su parte, Francisco Miralles, secretario general de CESM, ha explicado que, pese a que no ha existido aún un pronunciamiento oficial por parte del Foro de la Profesión Médica, desde su punto de vista, en principio, la validación colegial no es obligatoria, aunque sí es un trámite recomendable. “Existe cierta confusión por la directiva europea de desarrollo profesional, y para evitarlo, tanto la OMC como los Colegios deben informar bien de qué es la validación y así quitar el miedo a ella”, explica a este diario.

El secretario general de CESM ha querido distinguir la validación periódica colegial de la llamada evaluación continuada que hace unos días defendía el propio secretario general de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza. “No son exactamente lo mismo. La validación no es más que un reconocimiento de que estamos preparados física y psíquicamente y en buenas condiciones para ejercer”, declara.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x