ACTUALIDAD. El Gobierno prevé modificar el Estatuto Marco en 2022 y así acabar con los exámenes para acceder a las plazas fijas

0

Reducir la temporalidad en el sector sanitario será uno de los objetivos prioritarios del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ha dado a conocer en profundidad el Gobierno, según ha recogido REDACCIÓN MÉDICA, y que tendrá un componente íntegramente dedicado a la renovación y ampliación de las capacidades del Sistema Nacional de Salud.

Una vez comprobadas las consecuencias de la pandemia, el Ejecutivo considera indispensable «reforzar las dotaciones de médicos y enfermería, reducir su temporalidad, mejorar sus condiciones laborales y potenciar su formación y desarrollo profesional».

Por ello, contempla una reforma de la Ley de 2003 que regula el personal sanitario en España, de cara a limitar los contratos temporales y asegurar la cobertura de plazas de los profesionales. Este plan de choque, supondría transformar los contratos temporales en contratos fijos a los profesionales que lleven más de un periodo de tiempo ocupando de manera temporal puestos de trabajo de carácter estructural. También se obligará a las comunidades autónomas a convocar concursos anuales o bianuales de empleo público para la provisión de plazas de carácter fijo en el ámbito sanitario.

Otra de las medidas para reducir la tasa de temporalidad será la simplificación del sistema de selección, que incluye la supresión del examen requerido hasta ahora para poder optar a una plaza fija. Con la reforma, solo se valorara el curriculum vitae de los especialistas «puesto que ya son evaluados en fases previas, por ejemplo, para obtener el título en dicha categoría. La supresión del examen permitirá, según el documento, «agilizar notablemente los procesos de estabilización en el empleo».

El Gobierno tiene previsto aprobar esta ley de modificación del Estatuto Marco en el segundo semestre de 2022, por lo que podría entrar en vigor al año siguiente, en 2023, una vez el Parlamento de su aprobación.

Además se buscarán herramientas para incentivar la cobertura de plazas en zonas rurales así como una mejora del entorno y las condiciones de trabajo de los profesionales del SNS, con medidas que  contribuyan al desarrollo profesional y que permitan retener el talento en el sistema español. Para conseguirlo, no sólo se mejorarán las condiciones económicas sino que promete abrir más posibilidades de carrera profesional en la vertiente asistencial, docente e investigadora.

El eje de acción sanitario, al que se destinarán en total 1.069 millones de euros, también contempla una mejora de la Formación Sanitaria Especializada con la aprobación de un Real Decreto destinado a reforzar la parte formativa de los residentes, garantizando un conocimiento y unas habilidades transversales que serán necesarias en su futuro.

A ello se suma la creación de Áreas de Capacitación Específica (ACE), que permitirán dotar de flexibilidad al sistema y adaptarlo a las nuevas áreas de conocimiento en Ciencias de la Salud. La reforma, cuya aprobación está prevista para el primer trimestre de 2022, plantea adicionalmente un marco regulatorio básico que facilitará la creación, modificación o supresión de Especialidades.

La formación continuada para sanitarios es, de hecho, otro de los puntos claves del proyecto, al que se destinarán un total de 10 millones de euros. De este modo, está previsto incluir acciones formativas en los distintos planes de las comunidades autónomas relacionados con la utilización de tecnologías sanitarias y sistemas de información, vigilancia de la salud pública y epidemiología, seguridad del paciente y profesionales o Salud Mental, entre otros.

Entre los objetivos formativos también se encuentra el lanzamiento de un sistema, «novedoso en España, que posibilite la evaluación y la acreditación de competencias no regladas adquiridas por los profesionales del SNS y una actualización del Registro Estatal del colectivo. Para ello, será necesaria la elaboración del modelo de recertificación, al que se destinará un millón de euros, que abarcará la formación sobre aplicación del modelo español una vez diseñado, dirigida a Colegios Profesionales y Sociedades Científicas.

Desde el Gobierno consideran prioritario aumentar el intercambio de información entre los profesionales de cara a mejorar la atención a los pacientes de alta complejidad. Desarrollar una plataforma tecnológica para compartir conocimiento entre las Redes Europeas de Referencia (ERN) y los CSUR de España o un mapa informatizado para visualizar recursos compartidos son algunas de las medidas que se plantean para conseguirlo. Estas dos herramientas tecnológicas, que absorberán en conjunto 2.140.000 de euros, pondrán a disposición de todos los profesionales sanitarios los recursos desarrollados en el conjunto del Sistema Nacional de Salud. En total, todas las medidas relacionadas con la formación sanitaria recibirán una inversión total de 13.140.000 euros.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x