ACTUALIDAD. El ‘embudo’ MIR: los graduados crecen un 66% en 10 años de falta de planificación

0

En España faltan médicos de varias especialidades y sin embargo sobran cada año médicos egresados de nuestras facultades de Medicina, que no pueden acceder a una plaza MIR para ser especialistas, a los que hay que sumar los médicos formados en universidades del resto del mundo que solicitan homologación de su licenciatura.

Ha existido una descoordinación total entre la formación de médicos en las facultades de Medicina y las convocatorias de plazas para formarse como especialistas mediante el sistema MIR, como podemos comprobar en el gráfico y tabla siguientes. En el año 2009 terminaban en las facultades de Medicina 3.882 médicos y comenzaban la formación MIR 6.704, se convocaban casi 3.000 plazas MIR más que los licenciados que terminaban en las facultades. De esta forma, en este año aproximadamente un tercio de las plazas MIR se ocuparon por médicos de otras nacionalidades que terminaron su formación en los años 2013 y 2014 y muchos de ellos volverían a sus países de origen o bien aceptarían trabajo en otros países en los que les ofrecen condiciones laborales, profesionales, de estabilidad y retributivas mucho mejores que los contratos por meses, semanas, días e incluso horas que se ofrecían en España.

En los años 2010, 2012 y 2013 las plazas MIR convocadas eran sensiblemente superiores a los egresados de nuestras facultades. En el año 2014 y siguientes continúa incrementándose el número de egresados de nuestras facultades y sin embargo continua un descenso importante de plazas MIR convocadas, que comenzó en 2011 y que llega a un mínimo de 5.920 este año 2014. Es decir, pasamos de convocar muchas más plazas MIR que médicos que terminan en España a convocar muchas menos plazas MIR a partir de los años 2015- 2016, cuando los médicos que terminan y este drástico cambio provoca que muchos de nuestros nuevos licenciados/graduados no puedan acceder a una plaza para formarse como especialistas y debemos recordar que para ejercer como médico especialista en la sanidad pública en España y Europa es necesario tener título de la especialidad desde el año 1995.

Tal y como ha recogido REDACCIÓN MÉDICA, Atendiendo a los datos recogidos por el Ministerio de Sanidad, en el año 2011 se ofertaron 6.729 plazas MIR, 1.260 menos que en la convocatoria de 2020/21. Es decir, durante la última década se ha producido un incremento del 18,72 por ciento, algo insuficiente para el creciente número de estudiantes titulados que salen de la universidad, que ha pasado de 4.199 (2011) a 7.000 (2021), según el Sindicato Médico de Granada. Un 66,7% más.

Esta situación se agrava año tras año, pues, además de las plazas que se convocan en el MIR cada año, se adjudican a médicos procedentes de universidades de fuera de España una media de casi 800 plazas en los últimos cinco años y que está creciendo hasta alcanzar más 1.000 el año pasado.

En la tabla siguiente podemos ver las plazas adjudicadas a médicos de universidades españolas, comunitarias y no comunitarias por años y el total entre los años 2013 y 2021 que suponen un total de 8.006 (el 13,4%). Estos médicos cuando terminan su formación, de gran prestigio a nivel mundial, muchos no tienen permiso de trabajo en España y se marcharan a sus países de origen o bien a otros donde consiguen mejores condiciones de estabilidad, laborales, profesionales y retributivas. De hecho en el año 2019 de los 4.100 certificados de idoneidad solicitados por 2.500 médicos a la OMC para salir fuera de España, más de 1.000 solicitudes (el 25%) fueron cursadas por médicos con país de nacimiento distinto de España.

También hay que tener en cuenta que un importante número de plazas, unos 450 de media en los últimos nueve años, se adjudican entre médicos recirculantes, una parte que ya son especialistas y otra de residentes que han abandonado la formación y buscan otra especialidad.

En los últimos años estaba descendiendo el número de recirculantes, pero el año 2020 creció un poco y el año pasado también han crecido hasta 345 de ellos -229 ya eran especialistas y 116 residentes que han abandonado la especialidad que estaban realizando para intentar acceder a una plaza de otra especialidad-.

Al convocar un número insuficiente de plazas en el MIR y que una importante parte de las convocadas -unas mil cuatrocientas el año pasado- se adjudican a médicos procedentes de universidades no españolas o recirculantes, quedan muchos médicos formados en nuestras universidades que no pueden acceder a una plaza para especializarse y quedan en una situación muy precaria pues, al no ser especialistas, legalmente no pueden acceder a plazas del Sistema Nacional de Salud y si lo hacen es de forma irregular y en situaciones de excepcionalidad o pandemia.

Podemos estudiar cuantos médicos no la obtuvieron plaza este año, del total de admitidos (15.166) quedaron sin obtener plaza 7.199 de los cuales 3.492 se habían formado en nuestras universidades. Del total de admitidos se presentaron al examen MIR el 87,9% y no obtuvieron plaza 5.345 de ellos 2.318 habían estudiado en universidades españolas.

En el MIR, desde la convocatoria de 2012, se debe superar una puntuación mínima para poder acceder a la adjudicación de plazas, del total de presentados superaron la nota de corte 10.805 (81,0 %) de ellos 8.385 (90,5%) procedentes de universidades españolas y quedaron sin plaza 2.818 de ellos 1.442 formados en universidades españolas.

Concretando un poco más, este año, una vez terminada la adjudicación en el número 9.845, han quedado 949 aspirantes sin posibilidad de elegir plaza, de ellos 133 afectados por el cupo para extracomunitarios, 600 de España y el resto con régimen comunitario y residentes permanentes o temporales no afectados por el cupo. Hay otros 530 afectados por el cupo, que tampoco han podido elegir plaza por tener número de orden entre el 5.655, en que se agotó el cupo y el 9.845 última plaza adjudicada.

Como hemos visto antes, no ha existido una buena planificación, veamos datos detallados.

En los últimos diez años la planificación de las necesidades de nuevos especialistas ha sido nefasta, cuando no ha caminado en sentido contrario a las necesidades a cuatro o cinco años vista y esto a pesar de que era conocido por diferentes informes que en estos años y los próximos diez o doce se jubilará un importante porcentaje de la plantilla de médicos del SNS y de los colegiados en general.

En la tabla anterior vemos los datos por CCAA, desde el año 2014 que es el año de menor número de plazas adjudicadas, se ha producido un incremento de 2.067 plazas (el 34,9%) con grandes diferencias entre CCAA y desde el año pasado el incremento ha sido de 372 plazas (el 4,9%). Este año se anuncia un nuevo incremento de plazas, que llega muy tarde pues terminarán su especialidad en el año 2026 y 2027.

En la tabla siguiente podemos comprobar los datos de estos diez años por provincias, con un resumen al final, en el que aparecen las diferencias en plazas y porcentaje entre el año 2014 y las plazas

Las diez provincias con los mayores incrementos de plazas en números absolutos desde 2014 son: Barcelona (192), Madrid (162), Valencia (98), Alicante (89), Sevilla (89), Málaga (69), Granada (63), Baleares (62), Cádiz (60) y Vizcaya (60).

Si nos fijamos en el porcentaje las diez primeras provincias con mayores incrementos son: Soria (162,5%), Palencia (150%), Zamora (130%), Cuenca (122,2%), Ciudad Real (110,5%), Burgos (102,5%), Cáceres (90,5%), Gerona (89,4%), Guadalajara (88%) y Toledo (80,4%).

En cuanto a las plazas MIR adjudicadas por especialidad en estos diez últimos años las podemos consultar en la tabla siguiente, así como las diferencias entre las adjudicadas este año con relación a 2014 y el año pasado.

Las diez especialidades con los mayores incrementos de plazas en números absolutos desde 2014 son: Medicina Familiar y Comunitaria (764), Medicina Interna (89), Pediatría (89), Anestesiología (82), Psiquiatría (63), Cirugía Ortopédica y Traumatología (61), Radiodiagnóstico (52), Cirugía General (51), Medicina del Trabajo (47) y Medicina Preventiva y Salud Pública (47).

En cuanto a porcentaje las diez primeras especialidades con mayores incrementos son: Cirugía Torácica (130%), Inmunología (112,5%), Microbiología y Parasitología (91,3%), Medicina del Trabajo (85,5%), Medicina Preventiva y Salud Pública (78,3%), Geriatría (72,7%), Neurocirugía (70,8%), Alergología (56,5%), Reumatología (56,3%) y Análisis Clínicos (52,9%). Hay que destacar que a las especialidades de Inmunología, Microbiología y Análisis Clínicos también se accede desde otras titulaciones.

Es necesario planificar a medio-largo plazo, formar un médico especialista requiere un mínimo once o doce años: seis de facultad, uno preparando y realizando el MIR y cuatro o cinco de formación especializada.

Accede aquí al informe completo de Vicente Matas.

INFORME CESM

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x