ACTUALIDAD. El 80% de los MIR cree que su formación se ha visto duramente mermada por la crisis del Covid-19

0

La Organización Médica Colegial (OMC) ha presentado su último informe de la Vocalía Nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo con motivo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Como principal conclusión, la corporación ha alertado de la importante crisis que atraviesa la formación de médicos especialistas a causa de la Covid-19.

Ejemplo de ello, es el impacto emocional que la pandemia está teniendo en los futuros médicos especialistas. En este sentido, el informe ha arrojado que el 98.2% de los encuestados ha percibido impacto emocional debido a la situación de pandemia por coronavirus, y de ellos, el 46.4% cree que esta crisis ha tenido gran impacto en su estado emocional.

No ha sido el único resultado de este informe llevado a cabo en plena segunda ola y donde han participado cerca de 3.000 médicos jóvenes. El estudio ha mostrado que más de un 80% de los médicos residentes ha realizado actividad asistencial relacionada con el coronavirus, donde más del 60% lo ha realizado en un Área Covid, lo que ha supuesto una alteración de su programa formativo.

De aquellos médicos en formación que han trabajado en área COVID el 47.3% ha considerado que la experiencia no le ha aportado nada a nivel formativo. El informe ha puesto de manifiesto que el 80.5% de los residentes han visto deteriorada su formación bastante (40.5%) o mucho (40%), frente al 16,4% que la ha visto poco deteriorada y el 3% que no la ha visto nada deteriorada.

Así, se ha llegado al punto de hacer referencia a la necesidad de ampliación del tiempo de formación para recuperar la formación perdida durante los meses de crisis sanitaria: el 59.9% cree que sí que sería necesaria la ampliación, y de éstos el 83.3% realizó actividad relacionada con COVID durante la crisis sanitaria.

En cuanto a la sobrecarga laboral y en especial a aquella realizada en régimen de jornada de guardias; más de la mitad de los residentes han aumentado su número de guardias durante la primera ola de la pandemia. Manteniéndose esas cifras durante la segunda ola de la pandemia.

Además, y debido al retraso en la incorporación de los MIR de primer año, un 74.3% de los médicos residentes ha percibido mayor sobrecarga de trabajo o ha tenido que realizar un mayor número de guardias debido a esta situación, remarcándose la estructura sanitaria dependiente de este colectivo.

En este sentido y respecto al porcentaje de médicos residentes que han tenido que aumentar su jornada laboral, ha destacado que el 68,1% lo hizo sin percibir compensación económica al respecto.

Los resultados han reflejado también que la docencia durante el periodo de pandemia de la COVID-19 es percibida por los médicos tutores y docentes como peor o mucho peor en un 78% y esta apreciación se repite en todos los ámbitos asistenciales y docentes, así como en todas las áreas de trabajo.

Según los datos, la docencia es considerada como peor o mucho peor en el 87% en consultas externas, el 74% en plantas de hospitalización, el 77% en quirófanos, el 70% en urgencias, el 60% en las guardias, y el 91% en relación a las sesiones clínicas donde participan los residentes.

Por último, según la encuesta, los residentes de especialidades quirúrgicas ven reducidas las posibilidades de operar y entrar en quirófano en un 69% respecto la situación previa a la pandemia. La calidad de la supervisión debida a los residentes es un 65% menor o mucho menor que antes del coronavirus.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x