ACTUALIDAD. Ecos en la prensa de las firmas de la eRevista de AMYTS

0
Los “Con Firma” de la eRevista de AMYTS, avance semanal de la REVISTA MADRILEÑA DE MEDICINA, tienen repercusión en otros medios de comunicación. En los últimos días las tribunas del doctor Alfonso López García de Viedma, “Qué pena, qué pena de gobierno, qué pena de ministra, qué pena de consejero, qué pena de país”, y el de la doctora Mayte de la Cruz Ortiz, “Unidad de ELA, Hospital Carlos III”, han sido reflejadas en diferentes publicaciones:

El artículo de Alfonso López García de Viedma, médico de Familia delegado de AMYTS, publicado en el número 96 de la Revista Madrileña de Medicina, ha despertado un enorme interés entre sus lectores, y ha tenido repercusión en diferentes medios del ámbito sanitario como el BOLETÍN INFORMATIVO DE LA SANIDAD PÚBLICA, en su edición del día 21 de octubre, o ACTA SANITARIA, el día 15. Ambas publicaciones reproducían el artículo que como se recordará, ofrece una visión demoledora de la actuación oficial, en relación con la crisis del ébola.
EL IMPARCIAL, por su parte, en un información en la que aborda el “ahogo” que están sufriendo los profesionales y los pacientes de ELA por a los recortes en Sanidad y en Investigación, hace mención especial al desmantelamiento del Carlos III, hospital que, tal y como recuerda Mayte de la Cruz Ortiz, delegada de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) en el Carlos III -ver artículo de la eRevista de AMYTS número 97-, “constaba desde 1990 de una unidad específica para tratar la ELA con neurólogos, psicólogos, neumólogos y fisioterapeutas, haciendo de este hospital referencia en la lucha contra esta enfermedad en España y también internacionalmente en el terreno de los ensayos clínicos”. Desde su integración en el Universitario de La Paz, subraya De la Cruz Ortiz, la “atención integral” que se ofrecía ha quedado “liquidada”. Y cita lo señalado por Fernando Schwartz en un artículo publicado en El País el 30 de marzo de este año con el título “ELA, enfermedad rara. Y tan rara…”: 

  • Parece que la idea (de la Consejería de Sanidad) es que el Hospital de La Paz vaya absorbiendo la unidad de tratamiento de ELA que tan buen nombre ha dado al Carlos III para difuminarla en servicios generales: pero la redistribución de recursos rompe la filosofía básica de la atención concentrada en unos pacientes tan necesitados de ella en los últimos meses de su vida… Hay pocas cosas más descorazonadoras que sentarse frente a un neurólogo que desconoce los verdaderos parámetros de la ELA y que se limita a firmar volantes que dan acceso de forma inconexa a servicios indispensables que deberían ser armonizados“.
Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x