ACTUALIDAD. Diario AMYTS del coronavirus, resumen semanal (27 de abril al 3 de mayo de 2020)

0

En una semana caracterizada por la estabilización de la tónica suavemente descendente del número de nuevos infectados, y que termina con un pequeño avance en las medidas de desconfinamiento al hacer posible la utilización de la vía pública para el paseo y el deporte individual, hemos vuelto a vivir con preocupación el escenario político de confrontación entre diferentes formaciones y líderes políticos, que no ayuda en nada en la solución de la crisis COVID. Es fundamental el diálogo entre las diferentes formaciones con la vista puesta no en su propio rédito político, sino en la búsqueda de una solución conjunta que pase por la colaboración de todos. Y para eso hace falta una profunda convicción democrática, que esperemos aún anide en nuestros líderes políticos.

Sigue siendo importante recordar, no obstante, que nuestro sistema sanitario aún no ha recuperado su capacidad normal de respuesta, puesto que aunque sólo en torno al 20% de sus camas esté dedicado en este momento a pacientes COVID, las  UCI están todavía un 40% por encima de su capacidad basal. La recuperación de la actividad hospitalaria habitual, por tanto, aún necesitará alguna demora, que ya se está aprovechando en la limpieza de las áreas ya libres de COVID y, esperemos, en la adecuada planificación de dicha recuperación, con procesos que resulten seguros para todos, profesionales y pacientes. Lo cierto es que ya existe un conjunto de “Recomendaciones sanitarias para la estrategia de transición” a nivel central, y parece estar en elaboración la aplicación a nuestra comunidad autónoma.  Y, sinceramente, no entendemos que en todo ello, por cierto, no se cuente ya con la participación activa de la representación profesional.

Dentro de esa estrategia es fundamental el refuerzo del sistema sanitario, sin que pueda valer volver a la situación previa, caracterizada en muchas áreas asistenciales básicas (como la Urgencia o la Atención Primaria) y en el ámbito de la Salud Pública por la sobresaturación y la escasez de recursos. Es fundamental disponer de un número holgado de profesionales en todas las áreas para tener, de verdad, capacidad de respuesta ante esta y otras posibles epidemias por venir, y para no tener engañada a la sociedad con fatuos mensajes de adecuación del sistema sanitario. Y para ello es imprescindible no dejar escapar las oportunidades actuales de contratación, que pasan necesariamente por la renovación de los contratos de refuerzo y la oferta de contratación para todos los residentes finalizan su formación en menos de un mes. La complejidad de la convivencia COVID más no-COVID, de lo que venimos llamando fase COVID-Plus, lo necesita.

Esperamos y deseamos que en todo ello se tenga muy presente la necesidad de contar con suficientes equipos de protección adecuados para nuestros profesionales, como requisito sine qua non para cualquier avance que se plantee. No es de recibo la situación de precariedad que se vive todavía a este nivel, en el que junto a la escasez (y la consiguiente necesidad de reutilizar equipamientos) aparecen frecuentes denuncias sobre la calidad de los materiales que componen los equipos de protección, con etiquetados que no se corresponden con la deficiente calidad de los materiales, que no parecen cumplir las especificaciones técnicas requeridas (que, por cierto, han sido modificadas en esta semana). Entendemos que en este sentido las Administraciones sanitarias tienen una responsabilidad esencial en la garantía de calidad de los equipamientos que facilitan a los profesionales

Y es que nos encontramos en un país que tiene el más alto índice de contagio profesional. Son muchos los profesionales sanitarios que han enfermado y, desgraciadamente, también los que han fallecido, como la odontóloga Judith Domínguez. Entendemos que sobre esta desgracia no se puede pasar de puntillas, y por ello esta semana hemos querido comenzar a recordarles de forma especial, dentro de la campaña #UnSilencioYUnaPalabra, que ha tenido en este pasado jueves 30 su primer día de andadura. La participación de los profesionales en el minuto de silencio y, sobre todo, en los mensajes en redes sociales, ha quedado recogida en la nube de palabras que acompaña a este párrafo, y que nos habla de recuerdo, reconocimiento, dolor y ánimo a los familiares entre otros contenidos.

La campaña de AMYTS y CESM para exigir el reconocimiento de la infección COVID en profesionales sanitarios como enfermedad profesional ha recibido esta semana un fuerte espaldarazo de parte de la Organización Mundial de la Salud, al pronunciarse en el mismo sentido. Sin embargo, la Comunidad de Madrid ha modificado el proceso de la concesión de IT a estos profesionales, excluyendo del mismo a los servicios de Prevención de Riesgos Laborales, lo que no deja de ser incongruente con la más que presumible exposición de los mismos al COVID dentro de su entorno laboral. No parece que se valore suficientemente el esfuerzo que realizan los profesionales, a diferencia de lo que recientemente ha hecho, por ejemplo, la Ministra de Defensa, ni que haya un gran esfuerzo por parte de las Administraciones en cuidar a los que cuidan, lo que explica el creciente grado de malestar y desencanto de los profesionales sanitarios, que se hizo patente en  la manifestación virtual del pasado domingo. De ahí que haya que estar continuamente reclamando el respeto de los derechos de los profesionales, como en este caso ocurría con las pérdidas económicas que pueden producirse durante el embarazo por la necesidad de adecuar el puesto de trabajo.

Hay que reconocer, sin embargo, que la Mesa Sectorial de esta semana, sin embargo, se ha celebrado en un clima favorable a algunas reivindicaciones profesionales, como la retirada de la suspensión de nuevos permisos y licencias, la flexibilización del período para solicitar las vacaciones anuales o la prórroga, por al menos un mes más, de los contratos de refuerzo que finalizaban esta semana, aunque hemos vuelto a insistir en la necesidad de contar con todos los refuerzos posibles. Hemos tenido que volver a insistir en dicha reunión en la necesidad de conocer los planes de la Consejería para la desescalada (de los que no existe gran noticia, salvo del cierre de IFEMA) y reunir a la Comisión Central de Salud Laboral para tratar los graves problemas de exposición y afectación por COVID de los profesionales madrileños.

Y tenemos que seguir reclamando la realización de pruebas diagnósticas de calidad a todos nuestros profesionales. Su utilización es todavía irregular en los hospitales madrileños, que tienen varios estudios piloto en marcha, y prácticamente nulo en AP, lo que ha motivado que hagamos una petición explícita reclamando dichas pruebas para ese nivel asistencial, menospreciado en muchos momentos a lo largo de esta crisis. Sorprende, en relación a estos tests serológicos de los que tanto se ha hablado, que su papel en los nuevos casos notificados por la Comunidad de Madrid sea prácticamente residual, a diferencia de lo que ocurre en otras Comunidades Autónomas.

En nuestra revisión de la página de documentación técnica del Ministerio de Sanidad hemos detectado esta semana las siguientes novedades:

Hemos de añadir que, en una visita rápida a la página de documentación del Ministerio de Salud francés, se aprecia una mayor atención a los profesionales, con la inclusión de una carta (bastante temprana en la evolución de la pandemia) del Ministro de -Sanidad a todos los profesionales, y la posibilidad de que estos se puedan suscribir a un sistema de alertas para recibir todas las novedades de interés que se produzcan en torno al COVID. Además, en dicha página hemos podido encontrar un amplio desarrollo de todo lo concerniente a la atención primaria a los enfermos de COVID con sintomatología leve a moderada, un apartado concreto dedicado a la atención telefónica y teleasistencia, y una presentación mucho más interactiva que la española de los datos referidos a la evolución del coronavirus, incluyendo un enlace a una presentación también muy visual de datos de la situación mundial y de los indicadores básicos para realizar comparaciones entre países, con posibilidad de consulta en español. Además, Francia se encuentra también programando su proceso de desconfinamiento, y cuenta para ello con un informe de valoración de múltiples escenarios realizado por el INSERM / Instituto de Epidemiología y Salud Pública Pierre-Louis, de la Universidad de la Sorbona.

Por otro lado, han aparecido las siguientes novedades normativas de interés en nuestro país:

Puedes acceder a un listado completo de las entradas del Diario AMYTS del coronavirus desde este enlace.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x