ACTUALIDAD. Diario AMYTS del coronavirus, resumen semanal (20 a 26 de abril de 2020)

0

La sexta semana de confinamiento se ha caracterizado por una evolución un tanto desconcertante de la cifra de infectados, debido a la disparidad de métodos de diagnóstico y de patrones de notificación de las CCAA, y sin que se pueda descartar una estabilización de las cifras de nuevos infectados. En cambio, en lo concerniente a pacientes hospitalizados, ingresados en UCI y fallecidos sí se ha producido un descenso mantenido a lo largo de la semana. Con todo, aún harán falta varias semanas para la recuperación de la capacidad de respuesta del sistema sanitario.

Durante la semana se ha seguido hablando de desescalado del confinamiento, y de recuperación de la actividad habitual no-COVID en el sistema sanitario. Las CCAA avanzan a distinto ritmo en este aspecto, entre otras cosas por los diferentes niveles de afectación por COVID, y en nuestra Comunidad se conocen, por ejemplo, planes de hospitales concretos para ello, y ha habido un cambio claro de perspectiva en relación al hospital de IFEMA, que de plantearse como hospital de referencia COVID para los próximos meses, descargando así al resto de hospitales, es ya candidato a ser desmontado en el plazo de un mes. Parece, pues, haber un no-plan para el desescalamiento de la sanidad madrileña, a pesar de haberse fichado un coordinador-asesor para ello y haberse convocado una comisión específica para su diseño.

AMYTS sigue planteando los requisitos que considera imprescindibles para el reinicio de actividad: 

  • condiciones de seguridad para profesionales y pacientes (EPI, limpieza y desinfección, circuitos separados COVID y no-COVID, pruebas diagnósticas)
  • previsión de personal suficiente para el incremento de carga asistencial y la cobertura de los descansos (recordemos que la mayoría de profesionales han estirado sus jornadas, que por otro lado se han hecho más intensas y con mayor carga emocional), lo que exige, como mínimo, mantener los contratos actualmente en vigor de profesionales
  • reforzamiento de la AP y del SUMMA 112, con personal actualmente diezmado y que ha sufrido profundas reestructuraciones en las semanas de mayor incidencia de la pandemia.

En este contexto, preocupa en extremo la Atención Primaria, que ha mantenido, semidesmantelada, el seguimiento de más de 230.000 pacientes a domicilio, además de seguir atendiendo otro tipo de demanda. Su actuación se complica, dada la mayor complejidad que supone el seguimiento de pacientes que han sido alta hospitalaria, añadidos a los anteriores, y a la recuperación de sus funciones, con una plantilla que ya era insuficiente antes de la crisis, y que ha sido muy “tocada” por la infección COVID. Al menos, en esta semana se ha suspendido la ampliación de horario para abrir sábados y domingos, lo que es un alivio para los profesionales. En una situación parecida se encuentra la atención urgente, tanto hospitalaria como extrahospitalaria, en que la precariedad, tanto profesional como laboral, han sido la nota característica desde hace muchos años, como ha expresado nuestro grupo AMYTS de Urgencias.

Es por ello que estamos poniendo el énfasis en la contratación de todos los especialistas que se encuentren disponibles, partiendo de los ya contratados por la crisis COVID y siguiendo por todos los residentes a punto de obtener su título de especialista. Pensamos que hay que afrontar la desescalada y reinicio de la actividad sanitaria no sólo con la idea de “salir de la crisis”, sino de construir el futuro que necesitamos, un futuro en el que el sistema sanitario debe tener una mayor capacidad asistencial que permita disponer de una reserva en caso de repetirse situaciones como la que estamos todavía atravesando. Tan importante sería esto a nivel de personal como lo es también a nivel material (disponer de suficientes recursos e instalaciones, así como de equipamientos -como los respiradores-) y a nivel de protección y seguridad de profesionales y ciudadanos. Aquí se echa de menos la rápida disponibilidad de test diagnósticos, de los que tanto se ha hablado.

Cada vez va siendo más evidente la falta de cuidado con que las Administraciones sanitarias tratan a los profesionales, lo que explica el nivel de malestar y la desafección que se va produciendo entre quienes son el verdadero motor de la lucha contra el coronavirus. La falta de control sobre el material adquirido, manifiesto en el asunto de las mascarillas defectuosas de la marca Garry Galaxy (que ha sido asunto de una demanda CESM) y en otros lotes de mascarillas que no parecen corresponderse con el nivel de protección que pretenden, y la forma “mezquina” de tratar a los profesionales infectados o expuestos a contactos de riesgo, de limitar el alcance de la protección social a los afectados (escamoteando la consideración de enfermedad profesional) y de ocultar los datos relativos a número de afectados dice mucho de la actitud de esas Administraciones. Incluso la credibilidad otorgada a un estudio de escasa validez en los documentos del Ministerio de Sanidad para sembrar la duda sobre el contagio de los profesionales por su exposición profesional al virus. Estamos a años luz de un indicio de humanización real del sistema sanitario, que debe pasar por la humanización del trato a los profesionales. Por citar sólo un detalle más: la página de recursos para coronavirus del Ministerio de Sanidad francés incluye, ya desde muy pronto (28 de febrero), una carta dirigida a los profesionales explicando la situación y las medidas tomadas y por desarrollar por parte del gobierno, y la posibilidad, por ejemplo, de suscribirse en un sistema de notificación para recibir las novedades de interés profesional (evolución de la epidemia, recomendaciones, etc) en torno al tema. No olvidemos que aquí hay que seguir explorando a diario la página de documentación del Ministerio para “cazar” esas novedades.

Y se suceden las decisiones de las instancias de denuncia en contra de las Administraciones en ese tipo de actuaciones, tanto de los tribunales (como en las demandas de AMYTS y CESM exigiendo la dotación de equipos de protección) como de la Inspección de Trabajo (obligando, por ejemplo, a la comunicación frecuente de los datos de profesionales afectados). Las Administraciones, por el contrario, parecen no querer dar la cara, desconvocando incluso Mesas Sectoriales previamente convocadas en las que revisar las modificaciones de condiciones de trabajo que se han planteado a lo largo de la crisis. Y temas delicados, como la conciliación familiar de los profesionales, no encuentran una adecuada respuesta, al menos para los casos más extremos.

No podemos olvidar aquí a los profesionales sanitarios fallecidos por hacer frente a la pandemia, ni tampoco a los numerosos conciudadanos que también nos han dejado. Son fallecimientos que no tenían que haber ocurrido, pero que por desgracia son una realidad que nos acompaña a diario. Ya no podemos echar atrás esta realidad, pero al menos esperemos que podamos sacar las adecuadas enseñanzas de todo ello.

Finalmente, en la página de documentación técnica del Ministerio, hemos podido detectar las siguientes novedades a lo largo de la semana:

Recordamos también la abundante documentación informativa para ciudadanos en general sobre diferentes aspectos de la infección COVID, con importante apoyo gráfico, y que el Boletín Oficial del Estado ha publicado la Orden del Ministerio de Sanidad SND/354/2020, de 19 de abril, por la que se establecen medidas excepcionales para garantizar el acceso de la población a los productos de uso recomendados como medidas higiénicas para la prevención de contagios por el COVID-19, que  incluye disposiciones sobre requisitos de calidad y control de precios de venta al público de mascarillas y otros materiales de protección.

Puedes acceder al índice del Diario AMYTS de coronavirus a través de este enlace.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x