ACTUALIDAD. Diario AMYTS del coronavirus, resumen semanal (18 al 24 de mayo de 2020)

0

Continuamos en la zona “valle” de la curva epidemiológica, con un suave descenso a lo largo de la semana en el número de nuevos casos. No obstante, ha sido una semana donde hemos podido analizar los problemas de interpretación que los datos ofrecen, al haber comunidades autónomas que notifican los casos totales y otras los notifican distribuidos según día de toma de la muestra o de comienzo de los síntomas, lo que origina una cierta heterogeneidad. Por ejemplo, Madrid en el último día notifica 185 casos totales (la mitad que el día anterior), pero sólo se asignan al día de ayer 68. Se hace necesario una homogeneidad en la notificación y en el tratamiento de los datos, que pase por la definición de un sistema homogéneo y bien definido y el respeto estricto de las Comunidades Autónomas de dicho sistema. Porque ya está bien de la utilización política de esta crisis, e incluso de la información que se proporciona (o no) a la autoridad sanitaria.

Madrid ha pasado por fin a la fase 1, aunque aún queda mucho por hacer, a pesar del compromiso adquirido por el viceconsejero el pasado martes con nuestros representantes de Atención Primaria por la mala situación en que se encuentra este nivel asistencial. Mirar al futuro del sistema sanitario significa hoy una apuesta clara por la calidad y por la suficiencia de recursos, y todo ello conlleva una inversión suficiente, como se reclama desde Europa a nuestro país. La apuesta por la economía y la recuperación de la convivencia social necesita de un sistema sanitario fuerte y bien preparado para posibles incidencias. Y más respetuoso con la seguridad de sus profesionales, una gran carencia sufrida durante la crisis a la que parece no haber suficiente convicción para poner remedio, dada la poca preocupación con que las Administraciones actúan en el control de calidad de los equipamientos que se ofrecen, en un mercado con un elevado nivel de fraude, como acaba de quedar manifiesto con las deficiencias de las mascarillas que se entregan gratuitamente a los madrileños o los guantes utilizados en SUMMA y algunos hospitales madrileños. Por ello es cada vez más necesario que se convoque la reunión de la Comisión Central de Salud Laboral, como hemos solicitado nuevamente, y que se acaben de constituir y comiencen a funcionar también las distintas comisiones locales, como ya lo hacen la del SUMMA o la de algunas direcciones asistenciales de AP, para fortalecer la garantía de seguridad para los profesionales.

También hace falta una gestión más humana, más respetuosa con los propios profesionales. Es difícil de entender una encuesta de cumplimentación obligatoria con respuestas condicionadas y sesgadas para evitar que los profesionales dejen constancia escrita de la carencia sufrida de equipamientos de protección individual, y hemos elevado la correspondiente protesta por ello. Como también es incomprensible que se quieran resolver los problemas de alguna instituciones sanitarias a costa de las otras, como pretendía el hospital de Fuenlabrada anulando las citas suspendidas durante lo más duro de la crisis y devolviendo a los pacientes a sus médicos de Atención Primaria, como si estos no tuvieran que enfrentarse a los problemas de su propio nivel asistencial. No hay suficiente altura en la mirada de muchos gestores.

Y los problemas que se acumulan en torno al MIR y los médicos residentes apuntan en la misma línea, una gestión de poca altura. Primero, modificaciones unilaterales del sistema de elección de plazas que han soliviantado a los candidatos, después la amenaza de sobrecarga de guardias de los R2 y R3 por el retraso en la incorporación de los nuevos residentes este año, y finalmente la poca capacidad de fidelización de la propia Administración hacia los residentes que terminan en estos días su formación especializada. No es la solución, pero desde AMYTS queremos aportar nuestro granito de arena en estos temas, y aunque seguiremos insistiendo en la necesidad de contratar a todos los nuevos especialistas, hemos comenzado a desarrollar un portal de empleo en el que los facultativos pueden dejarnos sus datos e interés por encontrar empleo, y las entidades sanitarias pueden hacernos llegar sus vacantes y ofertas de empleo para ellos.

Una semana más hemos querido tener presentes también a los profesionales que han fallecido y no pueden continuar desarrollando su tarea entre nosotros. La campaña #UnSilencioYUnaPalabra continúa su curso, semanalmente todos los jueves, y en esta semana nos ha dejado la nube de palabras que aparece junto a estas líneas.

A lo largo de la semana se han producido las siguientes novedades en la página de documentos técnicos del Ministerio de Sanidad sobre coronavirus:

Además, se ha publicado esta semana en el BOE la obligatoriedad de llevar mascarilla (quirúrgica o higiénica) en espacios abiertos o cerrados de acceso público en los que no se pueda garantizar la distancia de seguridad.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x