ACTUALIDAD. Diario AMYTS del coronavirus, resumen semanal (13-19 de abril de 2020)

0

La semana ha estado marcada por las oscilaciones de cifras oficiales de afectados, que se atribuyen tanto el efecto fin de semana (que supone un incremento de declaración de casos en el inicio de la siguiente semana) como a la aparición en escena de los test rápidos y a los diferentes criterios de notificación que utilizan las Administraciones autonómicas. Es llamativo (y vergonzoso) percibir cómo unas oscilaciones que han de ser contempladas con prudencia y conocimiento técnico son utilizadas para la mala política de la que estamos siendo testigos en estos días. No obstante, parecemos seguir en la curva descendente del pico inicial de la epidemia, y comenzando a pensar en la fase de transición hacia la normalización posible, lo que muchos medios denominan “desescalado”, refiriéndose a la flexibilización de las medidas de confinamiento.

A la falta de diligencia y acierto de las Administraciones sanitarias en la gestión de algunos aspectos de esta crisis (recordemos, por ejemplo, la reciente detección de una amplia partida de mascarillas, ya utilizadas en muchos casos, que han resultado defectuosas) se suma su falta de sensibilidad hacia los profesionales a los que tanto esfuerzo están pidiendo y a los que, sin embargo, no reconocen adecuadamente su dedicación. Sólo así se puede entender la actitud cicatera de la Consejería de Sanidad ante las peticiones planteadas en la Mesa Sectorial. Es éste un problema crónico y cronificado en nuestras Administraciones, que parecen entender que la labor profesional no es más que una extensión de su gestión institucional, sin comprender que en realidad son el alma de la asistencia a los ciudadanos, y quienes realmente se exponen, en este caso de forma desproporcionada debido a la falta de EPI, a los riesgos directos de la atención sanitaria.

En esta semana, precedida por la celebración, este año silenciosa, del Día de la Atención Primaria (12 de abril), nos hemos centrado en el importante papel que la Atención Primaria está teniendo (y se prevé que siga teniendo) en la gestión de la crisis COVID. El Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid atribuyó a dicho nivel asistencial el pasado 14 de abril la gestión y seguimiento de más de 230.000 casos a domicilio. Por eso, defendemos que hay considerar seriamente la situación de la AP (su descapitalización actual y sus necesidades de futuro inmediato y a largo plazo) dentro de los planes de desescalado (15 de abril), y cuidarla adecuadamente, recuperando (e incluso aumentando) todos sus profesionales, dotándoles de la debida protección y proporcionándoles los test necesarios para conocer su situación inmunológica. La plena actividad de la Atención Primaria va a ser un elemento fundamental en el desescalado de las medidas de confinamiento y el paso hacia la fase de transición de la pandemia.

El cambio de criterio del Ministerio de Sanidad en cuanto a la evaluación de los residentes, finalmente reflejado en la Orden que recupera la fecha incialmente prevista para antes de finalizar el próximo mes de mayo, ha sido una alegría para todos, y también ha centrado nuestra atención en esta semana. Nuestra preocupación ahora se centra en que se ofrezca a los futuros especialistas su continuidad como tales en el sistema sanitario, para garantizar el refuerzo y refresco que va a necesitar de cara a la recuperación de la actividad sanitaria habitual.

En lo relativo a la seguridad de los profesionales, hemos seguido reclamando la adecuada disponibilidad de equipos de protección para todos los profesionales en todos los puntos de atención COVID, y no sólo ahora, sino también en el futuro próximo, entendiendo que debería ser uno de los criterios a vigilar durante el desescalado, con tanto peso en la toma de decisiones como pueda tener la disponibilidad de camas de UCI, para dar respuesta a un posible incremento en el número de infectados. En esta misma línea de actuación, hemos recibido el apoyo de la Inspección de Trabajo en nuestra denuncia de la opacidad de la Consejería en torno a la falta de datos de profesionales afectados por COVID, que por fin fueron facilitados en la Mesa Sectorial del pasado martes 14, y que reflejan que más del 17% de los médicos de la sanidad madrileña se han visto afectados por COVID-19; confiamos en que el flujo de información sea a partir de ahora continuo. También nos hemos hecho eco de la iniciativa Escudo Sanitario, que pretende crear un registro voluntario de la situación de los profesionales en cuanto a la infección por COVID y la disponibilidad de EPI, nos oponemos a la reutilización irregular de EPI como solución, y hemos exigido mayor seriedad a las autoridades sanitarias ante la detección de mascarillas defectuosas. Y hemos sido testigos de una cierta suavización de los criterios de actuación con los profesionales afectados por la enfermedad, a quienes se asegura ya la realización de PCR antes de su reincorporación al puesto de trabajo, como habíamos reclamado de las autoridades sanitarias tanto de la Comunidad como del Ministerio de Sanidad. Finalmente, estamos a la espera del despliegue ¡YA! de los tan anunciados y aún no utilizados en suficiente cantidad test rápidos de detección de la inmunidad frente a coronavirus, para conocer realmente el estado inmunitario de los profesionales y conocer la situación de inmunidad de los ciudadanos en general.

No podemos obviar aquí un rendido homenaje a nuestros compañeros fallecidos, a cuyos familiares y allegados querríamos hacer llegar nuestro más sentido pésame y nuestro compromiso de apoyo. Y debemos recordar que ofrecemos un servicio de apoyo psicológico a todos los facultativos en estos días tan duros para todos. El cansancio, el miedo y la tensión acumulada pueden pasarnos factura, y es mejor hacerles frente cuanto antes en caso de necesidad.

Y, como siempre desde que se inició la alerta sanitaria por COVID-19, en nuestros diarios nos hemos ido haciendo eco de las novedades en la página de documentación técnica del Ministerio de Sanidad, en la que hemos recibido con agrado la aparición de resúmenes gráficos de algunos de los documentos más importantes, pero seguimos echando de menos que se destaque, en cada actualización de protocolo, el texto que se modifica, para facilitar su localización por los profesionales. En esta semana además  hemos recogido una iniciativa de un grupo de bibliotecarios de Ciencias de la Salud, que han constituido un repositorio de artículos en abierto sobre COVID clasificados por especialidades, y que hemos hecho accesible también desde nuestro repositorio de información útil en torno a coronavirus.

Si quieres acceder a un índice detallado de entradas del Diario AMYTS del coronavirus, puedes hacerlo a través de este enlace.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x