ACTUALIDAD. “Derogar el RDL 16/2012 y recuperar la sanidad universal” es una de la primeras propuestas de Pedro Sánchez

0

El triunfo de la moción de cesura planteada por el secretario general del PSOE Pedro Sánchez y su toma de posesión como presidente del Gobierno de España ayer 2 de junio, plantean en el sector sanitario algunas preguntas. Aunque la gestión de la asistencia sanitaria está transferida a las Comunidades Autónomas, con excepción de Ceuta y Melilla, hay elementos de coordinación y política general sanitaria  que pueden afectar al conjunto del Estado.

La figura de la moción de censura prevista en el artículo 113 de la Constitución Española es de resolución muy rápida y no se ha producido, como en una campaña electoral, la presentación previa de propuestas. En ese sentido, y tras el anuncio de Pedro Sánchez de formar un Gobierno exclusivamente con miembros del PSOE, puede entenderse que el referente más claro en sanidad podremos encontralo en el Programa Electoral del PSOE de 2016 (últimas elecciones generales celebradas), en las que se presentó como candidato el propio Sánchez.

En materia de sanidad, las dos primera propuestas de dicho programa son:

  • Reconocer como derecho fundamental en la Constitución el derecho a la protección de la salud.
  • Asegurar una Sanidad Pública, Universal, Sostenible y de Calidad, un derecho fundamental que tenga garantizada la suficiencia financiera. El PSOE recuperará el carácter universal de la asistencia sanitaria derogando el RDL 16/2012 con carácter inmediato a su llegada al Gobierno.

Otras propuestas sanitarias del programa de 2016 :

  • Promover una nueva Ley General de Sanidad. Una de las señas de identidad del Sistema Nacional de Salud es su carácter UNIVERSAL. Y un gobierno del PP con un Real Decreto Ley cambió en 2012 la naturaleza de este derecho (el de la Universalidad), recuperando la distinción entre titulares y beneficiarios del aseguramiento. Por tanto, el PSOE recuperará el carácter universal de la asistencia sanitaria derogando el RDL 16/2012 con carácter inmediato a su llegada al Gobierno. La Ley General de Sanidad de 1986 (PSOE), creó el Sistema Nacional de Salud, consiguiendo uno de los mejores sistemas sanitarios públicos de nuestro entorno. El PSOE, después de 30 años, promoverá la redacción de una nueva ley que se adapte a los nuevos escenarios económicos y sociales, que evite las desigualdades sociales en salud y proteja al sistema sanitario público, para que éste no vuelva a estar en peligro. Para ello, es imprescindible que junto a la solidaridad, equidad y universalidad, la calidad y la eficiencia sean los principios fundamentales de la nueva ley, interviniendo activamente en el Sistema Sanitario, creando medios participativos en atención al desarrollo de la salud comunitaria, con usuarios, ciudadanos y ciudadanas interesados, favoreciendo un nuevo Sistema basado en la participación ciudadana, la trasparencia de gestión y, la máxima calidad.
  • Reforzar la coordinación y la codecisión de las Comunidades Autónomas en el marco del Consejo Interterritorial.
  • Converger hacia una cartera común de servicios para toda la ciudadanía en coordinación con las CCAA, acabando con la multiplicidad de carteras creadas por el gobierno del PP. Vamos a mejorar los instrumentos de cohesión reponiendo el Fondo de Cohesión Sanitaria, con una adecuada dotación presupuestaria para impulsar acciones estratégicas que fomenten la disminución de las desigualdades y la mejora continua de la equidad en salud eliminando las barreras a la movilidad de los pacientes.
  • Promover la dotación de recursos para la elaboración de un ambicioso Plan de modernización de la atención a la salud mental con perspectiva de género, garantizando que se pueda prestar una atención psicoterapeútica adecuada, reforzar los servicios de salud mental infanto-juvenil para responder a patologías con incidencia creciente y disponer de una red de atención integral multiprofesional especializada  en la que es imprescindible la coordinación entre salud, atención comunitaria y servicios sociales.
  • Impulsar el desarrollo a nivel estatal y en las CCAA de la Ley 33/2011 general de Salud Pública, como herramienta de cohesión territorial, de promoción, de vigilancia de la salud, de prevención de enfermedades emergentes y de ordenación de la información en salud.
  • Promover la creación de un Centro de control de enfermedades para dar apoyo a las políticas de salud pública, evitando así situaciones tan lamentables como la gestión que el gobierno del PP hizo en la crisis del ébola.
  • Reforzar la gestión pública del sistema. Mantener la titularidad pública de los hospitales y centros de salud y de los servicios sanitarios y clínicos que se prestan en los mismos, sin perjuicio de que el sector privado pueda desarrollar un rol complementario, sometido a criterios de complementariedad, transparencia, exigencias estrictas de garantías de calidad y control, así como una evaluación pública periódica dando prioridad a entidades privadas sin ánimo de lucro.
  • Revisar el copago farmacéutico para tener en cuenta criterios de necesidad y cronicidad para evitar que siga siendo una barrera de acceso, en especial para pensionistas, parados y colectivos en situación de riesgo socioeconómico. En el ámbito de esa revisión, contemplar el establecimiento de topes.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x