ACTUALIDAD. Consideraciones de AMYTS ante la anulación por el TS de los pactos de gestión

0

Ante las dudas suscitadas sobre la repercusión de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que anuló 44 Pactos de Gestión de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) –ver última E-REVISTA, nº248-, AMYTS considera importante que se tengan en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La sentencia dictada por el Tribunal Supremo el 29 de enero de 2018, anula todos los Pactos de Gestión suscritos entre las distintas Gerencias y los Jefes de Servicio, ordenando retrotraer todas las actuaciones para que su contenido pueda ser negociado en Mesa Sectorial de Sanidad.
  • En ella se reconoce que el modelo utilizado fue elaborado unilateralmente por la administración, sin previa negociación ni consulta.
  • A partir de este momento la Comunidad de Madrid deberá dejar sin efecto los pactos acordados, evitando suscribir ningún otro, y arbitrar las medidas necesarias para iniciar la obligada negociación sindical.
  • Mientras tanto los profesionales continuaran desarrollando lo acordado o pactado individualmente, hasta el momento en que su respectivo Hospital les informe de los cambios o revocación de lo suscrito.
  • Cualquier otra cuestión que pueda suscitarse como consecuencia de esta sentencia, será resuelto en el correspondiente tramite de ejecución.

Por el momento y, hasta que en el seno de la mesa sectorial no se negocien los nuevos “pactos de gestión”, AMYTS asegura que estará a la espera de lo que plantee la administración y cómo se ejecute la sentencia dictada por el Tribunal Supremo. A medida que se disponga de información se lo irá comunicando a todos los interesados.

AMYTS: “Lo que no se negoció, hay que negociarlo ahora”

AMYTS considera que esta sentencia refuerza el papel de la Mesa Sectorial de Sanidad de la Comunidad de Madrid y legitima su papel como negociadores de los derechos laborales de los trabajadores sanitarios. Su secretario general Julián Ezquerra, en declaraciones a ACTA SANITARIA, explica que las condiciones de estos pactos “implicaban un cambio en las relaciones laborales” y, por tanto, los sindicatos deberían haber sido partícipes de su elaboración o, al menos, haber sido consultados sobre sus consecuencias; la Administración madrileña, sin embargo, obvió estos pasos, razón por la que ahora el Tribunal Supremo anuló los 44 pactos en cuestión.

Ezquerra no se muestra contrario a que se abran quirófanos y pruebas diagnósticas en tardes y fin de semana, pero “si hay que hacerlo, hay que negociarlo”. A su juicio, sería más apropiado que hubiera “personal fijo suficiente” para no tener que contratar a profesionales que realicen específicamente esas tareas extra con la intención de reducir las listas de espera, las llamadas “peonadas”, sin “ningún tipo de control” y con los gerentes y jefes de Servicio tomando decisiones distintas en cada hospital de la región.

“Lo que no se negoció, hay que negociarlo ahora”, recuerda el secretario general de AMYTS, ya que la sentencia del Tribunal Supremo retrotrae la situación a 2015, antes de que se firmaran los Pactos de Gestión. Con ello, la cuestión deberá pasar, ahora sí, por la Mesa Sectorial de Sanidad madrileña, con lo que se refuerza su papel.

“Últimamente nos estamos encontrando sentencias en los juzgados de Madrid que nos están produciendo desazón”, lamenta Ezquerra, que cree que “se está coartando” la libertad de los sindicatos para negociar lo que solicitan sus representados. “Esta sentencia establece que estamos legitimados para negociar” todo lo que tenga que ver con las condiciones laborales de los trabajadores de la Sanidad de la Comunidad de Madrid, concluyó.

El consejero de Sanidad, reacio a admitir la sentencia

Sin embargo, tal y como recoge la prensa médica -véase REDACCIÓN MÉDICA (RM) o DIARIO MÉDICO (DM)- el consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero, defendió que la sentencia del Supremo contra los pactos de gestión en hospitales para reducir listas de espera sólo anula los firmados en 2015, que los posteriores siguen en pie y que el fallo no tumba el modelo elegido. “Acatamos la decisión, pero no pone en duda la idoneidad de los pactos. Sólo cuestiona su aplicación, el hecho de no haber informado a la mesa sectorial y a los profesionales” -señaló en el marco de la Asamblea regional del 15 de febrero. En este sentido, la Consejería interpreta que “esta sentencia no afecta a la actividad asistencial del SERMAS” y tampoco “anula la apertura de quirófanos por la tarde”.

Dicho esto, DM apunta que la clave parece estar en posibles nuevos recursos contra los pactos firmados después de 2015, que fueron los que los sindicatos AMYTS y CCOO recurrieron en su día.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x