ACTUALIDAD. Carta de todos los integrantes del Servicio de Anestesiología del Hospital Infanta Sofía ante los incrementos de casos de Covid-19

0

Los integrantes del Servicio de Anestesiología del Hospital Universitario Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes vienen advirtiendo de la delicada situación del centro. Nuestra Sección Sindical allí también ha lanzado avisos a la Dirección. No hay noticias.

Ante esta inacción, todos los anestesistas del centro enviaron una carta el 4 de septiembre al consejero de Sanidad; al gerente, al director médico, al jefe del Servicio de Anestesiología y Reanimación y al jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Infanta Sofía. Este jueves 17, dejando ya un largo plazo para dar respuesta y soluciones, nos han enviado a AMYTS la carta que os reproducimos a continuación:

“El presente escrito pone en su conocimiento el malestar y las incertidumbres generadas a los integrantes del Servido de Anestesia abajo firmantes, con motivo de la gestión ante la nueva situación de incremento de ingresos por coronavirus en las últimas semanas.

Sabemos que las incertidumbres son múltiples y en todas las esferas, y que las consecuencias de la pandemia y su evolución son impredecibles. Nuestra inquietud es que nos encontramos ante un escenario muy parecido al que ya hemos vivido en marzo, por lo que la improvisación y la sorpresa debe dejar paso a la correcta organización y la anticipación para asegurar una buena atención a los pacientes y un buen desarrollo de nuestra labor asistencial.

Lamentablemente nos vemos en la necesidad de utilizar de nuevo esta vía de comunicación para transmitir nuestras inquietudes, como así lo atestiguan anteriores escritos entregados donde se exponen nuestras múltiples dudas y se aportan posibles soluciones al respecto.

Nos reiteramos en nuestra buena voluntad y ganas de cooperación en aras de ofrecer la mejor atención posible a nuestros pacientes en un contexto como el actual. Esto lo hemos demostrado sobradamente durante todo este tiempo, soportando condiciones laborales que, debido a lo alejado de nuestra práctica clínica habitual, han causado en  nosotros alteraciones psicológicas y del estado de ánimo, de las que no sabemos el pronóstico a medio plazo todavía.

Consideramos que los acuerdos adoptados en el Documento de Trabajo con fecha 5 de agosto de 2020 son claramente insuficientes, habiéndose incumplido varios objetivos recogidos, sobre todo en lo referente al punto de RRHH, afectando en mayor medida al Servicio de Medicina Intensiva de este hospital.

Ante la sobrecarga de ingresos de pacientes con coronavirus susceptibles de cuidados intensivos, se plantea la posibilidad de que parte de la carga asistencial de la atención al paciente crítico (en general y no solo por COVID19), recaiga sobre el Servicio de Anestesia (en forma de atención continuada y/o refuerzo). Consideramos que se deberían barajar otras opciones, al no encontrarnos en una situación de emergencia (al menos decretada institucionalmente) en la Comunidad de Madrid. No todo se puede solventar con buena voluntad como se hizo en marzo-abril dadas aquellas circunstancias. Nuestra capacidad para atender correctamente a esos pacientes críticos es muy limitada, circunscribiéndose nuestra actividad habitual al cuidado crítico postoperatorio en sus primeras 72 horas. El manejo con una mínima calidad y seguridad de estos pacientes críticos médicos se extralimita en nuestras funciones como anestesiólogos, dadas las características de este hospital: unidad de recuperación postanestésica.

A día de hoy, 04 de septiembre, nos encontramos con UCI claramente superada. En este momento hay 2 pacientes de cuidados críticos exclusivamente médicos a cargo del Servicio de Anestesiología en la URPA-CMA. Dado el número de ingresos de pacientes con coronavirus en el hospital actualmente, la previsión de ingresos en UCI puede seguir aumentando en próximos días, empeorando la situación.

En este contexto, la guardia del Servicio de Anestesiología del fin de semana que comenzamos, puede ver comprometida su capacidad de asistencia a las cirugías emergentes y obstetricia, así como la unidad de críticos postoperatorios, que habitualmente cubrimos con 2 facultativos.

Que hayamos llegado a esta situación pone de manifiesto la ausencia de planificación y de voluntad por parte de la gerencia para solventar y solucionar las incertidumbres a las que se enfrentan a diario los profesionales de los servicios de Medicina Intensiva y Anestesiología.

Por todo lo anteriormente expuesto, solicitamos que garantice, en el menor plazo posible, lo siguiente:

  • Un plan de contingencia realista ante el más que probable empeoramiento de la situación y que se dé a conocer a todos los profesionales potencialmente afectados.
  • Una adecuación de los espacios físicos, como es el caso de la “UCI 2017” tal y como recoge el borrador del plan de contingencia firmado a fecha de 5 de agosto de 2020, así como de la plantilla del Servicio de Medicina Intensiva, incorporando a nuevos especialistas.
  • Mientras tanto, derivación de pacientes críticos o en necesidad de soporte intensivo en cuantía suficiente, a otros hospitales de la Comunidad de Madrid, que mitigue la presión asistencial de los servicios afectados y no comprometa la actividad ordinaria y asistencia urgente.
  • Si la situación del hospital no se considera de emergencia sanitaria de manera institucional, la asistencia al paciente crítico médico debe estar asumida por Servicio de Medicina Intensiva.

Llegada la situación de emergencia sanitaria, debe existir un plan de contingencia real, en el que se redefinan nuestras funciones como anestesiólogos en estos pacientes críticos médicos, más allá de nuestra capacitación profesional.

Atentamente,

Facultativos del Servicio de Anestesiología”.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x