ACTUALIDAD. AMYTS manifiesta su contundente rechazo a las agresiones a los profesionales sanitarios

0

El aumento en un 5% de los casos de agresiones a profesionales sanitarios registrados por la Organización Médica Colegial -ver Boletín de CESM del pasado 17 de marzo– ha despertado el interés de diversos medios de comunicación que, entre otras fuentes, han consultado a la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) sobre esta lacra social, sus efectos sobre las víctimas, sus propuestas para acabar con ella, y las razones por las que se produce.

“Tolerancia cero” e igual protección al médico de la privada

“Tolerancia cero con respecto a la agresión en los centros sanitarios, nosotros somos profesionales sanitarios y estamos para ayudar al paciente”, manifiesta Sheila Justo, delegada de Prevención de Riesgos Laborales de AMYTS a LA SEXTA NOTICIAS.

Según destaca este canal de televisión en un reportaje del pasado día 26 (incluye VÍDEO), los sanitarios de los centros médicos privados consideran discriminatorio que el endurecimiento del Código Penal, en julio de 2015, para este tipo de agresiones sólo beneficie a los profesionales de la Sanidad Pública; por lo que piden una mayor implicación por parte de la Administración. Según se explica en el reportaje, el nuevo texto del Código Penal, considera “actos de atentado” los ataques a funcionarios públicos o docentes sanitarios, pero excluye a los centros privados. Una discriminación, denuncian, por parte de la justicia. “Ante una agresión, que es igual tanto para los médicos de la pública como los de la privada, el trato que recibamos por parte de la ley sea el mismo”, pide Mónica Alloza, responsable de Sanidad Privada de AMYTS.

LA SEXTA recoge los testimonios de Luis (médico de Atención Primaria) y de Victoria Velasco (pediatra), ambos víctimas de agresiones durante su ejercicio laboral, que transmiten, respectivamente, la persistencia del temor y el convencimiento de que con una mayor presencia de personal de seguridad, la situación se podría haber evitado. “Si yo en aquel momento hubiera tenido un guardia de seguridad en la puerta del hospital, seguramente no habría sucedido”, lamenta Velasco, responsable de Prevención Riesgos Laborales de AMYTS.

Más contundencia contra los ataques

Por otra parte, ESTRELLA DIGITAL, relataba la experiencia del médico de familia Daniel Fernández (nombre ficticio) que ha sufrido tres agresiones de pacientes a lo largo de su carrera, dos verbales y una física – las tres en la Comunidad de Madrid- y que decidió denunciarlas. Por el momento, ha ganado dos juicios mientras el tercero todavía está pendiente de resolver. “La desprotección que sufrimos ante las agresiones es total y somos muy pocos los que denunciamos”, declara el sanitario a este diario. En ocasiones la solución a estas situaciones suele ser el cambio de consulta del agresor. “Pero puede estar en la consulta de al lado, es decir, sales del centro y te encuentras con la persona que te ha agredido”, añade Victoria Velasco.

Las agresiones a sanitarios se traducen en lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y vejaciones y, la mayor parte de los casos por problemas organizativos del sistema sanitario. “Nos agreden porque han esperado mucho tiempo en la consulta, porque no reciben la receta que esperaban recibir o porque consideran que la lista de espera quirúrgica es excesiva. Es decir, por cosas que habitualmente no tienen que ver con el quehacer diario de la medicina”, afirma la responsable de prevención de riesgos laborales de AMYTS. Además, Velasco también denuncia que los botones anti pánico situados bajo las mesas de las consultas no funcionan. Desde la OMC y AMYTS reclaman más contundencia por parte de la Administración para condenar este problema.

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x