ACTUALIDAD. AMYTS en los medios importante impacto de nuestro ‘Tour del Abandono de la AP’, nuevo artículo de Julián Ezquerra en Redacción Médica, entrevistas a miembros de AMYTS…

0

La semana en los medios arrancó con la la intervención de Silvia Durán, médico de Familia y coordinadora de Delegados de AMYTS, en ‘La Sexta Noche’ donde, una semana más, volvió a reclamar refuerzos para la Atención Primaria.

Sin embargo, todas las miradas se dirigieron al ‘Tour del Abandono de la Atención Primaria’ que hicimos el martes en AMYTS. Queremos seguir visibilizando la Atención Primaria y más en un periodo electoral en el que no se puede olvidar lo que está pasando en nuestros centros de salud.

  • Las ‘Cosas Claras’ de TVE recoge el ‘Tour del abandono de la Atención Primaria’ organizado por AMYTS

  • ‘120 Minutos’ de Telemadrid se hace eco del ‘Tour del abandono de la Atención Primaria’ de AMYTS

  • ‘Espejo Público’ de Antena 3 informa sobre el ‘Tour del abandono de la Atención Primaria’ de AMYTS

  • Informativos Telemadrid destaca el ‘Tour del abandono de la Atención Primaria’ de AMYTS

  • El Telediario de TVE informa sobre el ‘Tour del abandono de la Atención Primaria’ de AMYTS

  • Reportaje de Público TV dedicado al ‘Tour del abandono de la Atención Primaria’ organizado por AMYTS

  • El Boletín entrevista a Ángela Hernández en el ‘Tour del abandono de la Atención Primaria’ de AMYTS

  • Entrevista a Alfonso López (AMYTS) en la Cadena SER 

Un día donde Daniel Bernabéu, vicepresidente de AMYTS y delegado en el Hospital La Paz, también intervino en TVE:

En televisión este jueves Silvia Durán también hizo acto de presencia en ‘Más Vale Tarde’:

RTVE: Una ruta por Madrid para denunciar el “abandono” de los centros de salud: “Hacemos medicina de guerra”

El sindicato médico AMYTS ha organizado este martes la “ruta del abandono” de los centros de salud de la Comunidad de Madrid, para denunciar la “precariedad” de la Atención Primaria madrileña, con agendas de 70 pacientes cada día, plantillas mermadas y locales sin ventilación.

En un autobús descapotable para trasladar a los medios de comunicación, el tour ha recorrido desde la localidad de Fuenlabrada a los distritos de Carabanchel, Aluche y Centro en capital para mostrar las “penalidades” que sufren los trabajadores sanitarios por “una desinversión del 13 %” desde 2009, según ha cifrado el sindicato. 

“Hacemos medicina de guerra, apagando fuegos como podemos, a un ritmo de tres minutos por paciente”, ha revelado Raquel Collado, del centro Parque Loranca en Fuenlabrada. AMYTS considera que la situación se ha agravado por la pandemia de coronavirus y refleja hondas desigualdades en las distintas áreas de la Comunidad de Madrid. “No es justo que el código postal determine la calidad asistencial de nuestros ciudadanos”, ha criticado sobre las desventajas de los centros de salud “en las zonas del sur”, como Móstoles, Pinto, Vallecas o Fuenlabrada.

La doctora Collado ha asegurado que las agendas se copan con más de 50 consultas pendientes cada día. “58 para ser lunes no es demasiado, en comparación con los más de 100 pacientes en Navidades”, ha asegurado al mostrar su lista de pacientes de este lunes. “¿Qué podemos hacer con agendas de 50-70 pacientes habitualmente? Pues sobrevivir”.

Las protestas de AMYTS se han dirigido también a las condiciones de la asistencia en pediatría. En el centro General Fanjul, de Aluche, dos pediatras se hacen cargo de “unos 3.000 niños” que tienen asignado el centro, según la doctora Dora Bejarano.

La Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid, recoge que “las agendas de Pediatría deben tener como máximo 21 pacientes“, una cifra “muy lejos de la realidad” con estos recursos, han sostenido. “Miles de niños madrileños se quedarán sin atención pediátrica a medio plazo. Cada vez son más los pediatras que abandonan la atención primaria de Madrid y cada vez son menos los que se reponen”.

MADRIDIARIO: La ruta del abandono en Atención Primaria: “Faltan 800 médicos en los centros de salud”

En Madrid faltan más de 800 médicos de atención primaria y pediatría. Una situación “insostenible” que provoca, por ejemplo, que en el centro de salud de Abrantes, en Carabanchel, haya cinco médicos, a pesar de que tendría que haber una plantilla de 16 facultativos. Es una problemática que han denunciado desde Amyts, sindicato médico, a través de la “ruta del abandono de la Atención Primaria” para poner de manifiesto que en la Comunidad hay más de un millón de ciudadanos que no tienen médico asignado.

El mayor sindicato de médicos de Madrid ha fletado un autobús descapotable para hacer un recorrido por cuatro centros de salud -Fuenlabrada, Aluche, Abrantes y Palma norte- y denunciar la situación de saturación que viven los médicos de familia. En cada parada, los diferentes médicos de los centros de salud han pedido que se trate a la atención primaria de manera digna porque, han asegurado, si cae la atención primaria cae el resto del sistema asistencial.

Y es que, como han denunciado diferentes portavoces del sindicato a lo largo del recorrido, los profesionales sanitarios de los centros de salud están atendiendo a entre 50 y 70 pacientes al día, cuando la Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid establece que cada médico debería atender a 30 pacientes por jornada. Ello, denuncian, provoca que el usuario no pueda ser atendido en las condiciones que se merece e, incluso, “se puede estar poniendo en riesgo la salud”.

Así lo ha explicado Raquel Collado, médico de familia del centro de salud de Fuenlabrada, que denuncia que este pasado lunes llegó a atender a 58 pacientes. Con estas agendas, según Collado, lo único que se puede hacer es “sobrevivir y hacer medicina de guerra en la que vamos apagando fuegos”. Este número de pacientes por día hace que el médico solo tenga tres minutos para ver a cada paciente. “En este tiempo intento darle la mejor solución, pero es imposible hacerlo con calidad”, lamenta Collado al asegurar que “cuanto menos tiempo haya de consulta más posibilidades hay de cometer errores” en el diagnóstico.

Una situación, agravada por la pandemia, y que se debe a una falta de refuerzo y de inversión en Atención Primaria, “la puerta de entrada al sistema sanitario”. Por ello piden un plan a largo plazo que blinde “las agendas” de los médicos para tener tiempo para atender con calidad a los pacientes. No obstante, el problema no es igual en todos los centros de salud de la Comunidad de Madrid. Los del sur, según Amyts, son los que más problemas registran, por lo que Collado no ve “muy justo” que el código postal determine la calidad asistencial del ciudadano.

Esta falta de personal, según Amyts, también es preocupante en pedriatría. En total, calculan que faltan 150 pedriatras en la región, pero que habría que sumarles todas aquellas vacantes que no se están cubriendo. En total, según estimaciones de Dora, pedriatra de atención primaria en el centro de salud de General Fanjul, hay 165 plazas que no están cubiertas por ningún profesional. “Aproximadamente hay 300 pediatras menos pasando consulta de los que debería”, continúa. En su centro de salud, cuenta a Madridiario, hay tres plazas de pediatras, pero “desde hace meses una de ellas no está cubierta”.

Ello ha hecho que los pediatras madrileños atiendan “en una jornada normal” a no menos de 30 menores, cuando la Ley de Presupuestos establece 21 a la jornada. “Es una situación de absoluta sobrecarga que hace imposible dar una atención de calidad”, ha criticado Dora a las puertas de su centro de salud al lamentar que la población culpabilice a los facultativos de la falta de calidad en las consultas. Esta es la razón por la que si no se actúa, defienden, de forma “urgente”, el modelo de atención primaria “está llamado a desaparecer y en breve si no se pone remedio, los niños madrileños no van a tener pediatra en su centro de salud” ha advertido una de las médico.

Pero la situación es también muy complicada en el centro de salud de Abrantes donde, como denuncian los vecinos, “es habitual” ver una gran cola para poder ser atendidos por un profesional del centro. Durante los primeros meses de la pandemia, ya fueron protagonistas las colas a las puertas de este centro sanitario y la situación sigue igual. Por ello, en torno a las 12:30, el autobús de Amyts ha hecho una parada en este espacio para “visibilizar” la situación “crítica” e “inaguantable” del centro.

Marta Pérez es una de las médicos de atención primaria del centro de Abrantes, que ve que “la situación se ha desbordado”, lo que ha hecho que tienen menos de un minuto para ver a cada paciente ya que algunos días ha llegado a atender a 116 pacientes. “Estos centros no aguantan más y supone una falta de respeto ya no solo a los profesionales sino también a los pacientes”.

Ante este panorama, ha reconocido que ella está recibiendo ofertas de trabajo de otros países donde las condiciones de trabajo son “mucho mejores”. Un futuro de vida que no rechaza de primeras porque cree que “la situación no va a mejorar”. Y es que, como han denunciado los diferentes médicos a las puertas de sus centros de salud, Madrid ni contrata médicos ni es atractiva para trabajar por los contratos que hace la administración.

Todo ello a pesar de que todos los años salen de la residencia especialistas “perfectamente formados” pero que no quieren trabajar en primaria por la “sobrecarga y el maltrato institucional”. Este año saldrá otra ‘hornada’ de nuevos especialistas que Madrid “no puede permitirse la no contratación”.

NIUS DIARIO: Médicos madrileños denuncian el abandono de la Atención Primaria: “Atendemos hasta 100 pacientes al día”

116 pacientes al día. “Dedicando menos de un minuto a cada enfermo”. A ese ritmo de trabajo ha estado sometida Marta Pérez. Médica de familia en el centro de salud de Abrantes, en el madrileño barrio de Carabanchel.

Una situación desbordante con consecuencias. “Lo estamos pagando los médicos a nivel psicológico. Son muchos los compañeros que a lo largo del último año han tenido que pedir ayuda, psicoterapia o asistencia psiquiátrica. Profesionales que tienen secuelas físicas y psicológicas que probablemente duren varios años, si no de por vida”, denuncia esta doctora.

“Pero además”, sigue, “lo están pagando de una forma muy injusta los pacientes, que se sienten desatendidos. Noabandonados, porque los médicos seguimos teniendo la misma motivación y les queremos ayudar, pero no damos abasto” asegura. “Y de verdad que cada día llegamos pronto, nos vamos tarde, hacemos todo lo que podemos, y aún así la sensación con la que te vas a casa es mala“. lamenta.

De 16 médicos que debía haber en este centro solo hay cinco presenciales y dos haciendo visitas por teléfono, asegura la doctora Pérez. “Y hemos llegado a estar menos, tan solo dos. Uno en turno de mañana y otro en turno de tarde”, aclara. “Esos días yo no sabía si tenía contracturas, coronavirus o depresión”. “No podemos seguir así, ya no sabemos qué más hacer”, dice desanimada.

Hasta su centro de salud ha llegado este martes el Tour del abandono, un viaje por las carencias de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid, organizado por el sindicato mayoritario de médicos de esta región, AMYTS. Un autobús ha recorrido distintos centros de salud para denunciar la “crítica situación que sufren”.

El siguiente alto en el camino, el centro de Salud Parque Loranca de Fuenlabrada. Allí espera la doctora Raquel Collados. Porta en sus manos las pruebas. La lista de todos los pacientes que atendió ayer, casi 60, “Y no fue ni mucho menos de los peores días”, arguye.  ¿Qué podemos hacer con esas agendas repletas de pacientes?, espeta. “Sobrevivir. Simplemente podemos sobrevivir. Hacemos una medicina de guerra,en la cual vamos apagando fuegos “, explica. “Ponemos en peligro la seguridad del paciente y la seguridad del profesional a la hora de trabajar. Cuanto menos tiempo tengo para dedicar a mis pacientes, más posibilidades de cometer errores. Y eso es una realidad”, indica, “así que acabamos derivando al paciente a otro nivel asistencial, con lo cual lo voy a sobrecargar también”.

“El exceso de trabajo que sufrimos los médicos de familia desde hace mucho tiempo ya lo conocéis y es inabordable”, continúa. “La pandemia lo único que ha hecho ha sido poner encima de la mesa nuestra precariedad y las deficiencias del sistema“, subraya. 

EL SALTO: Agendas sobrecargadas y falta de personal, la huella del abandono de la atención primaria

El Centro de Salud Parque Loranca de Fuenlabrada, el general Fanjul, de Aluche, el CS Abrantes en Carabanchel y el Centro de Salud Demediado Palma Norte/Palma Universidad, han sido los elegidos por la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) para denunciar la situación de la Atención Primaria. Un denominado “Tour del abandono” ha permitido reivindicar “la urgencia de dotar de recursos humanos y materiales”.

En los centros de salud, que representan el nivel más cercano y resolutivo de todo el sistema público de salud, se da respuesta al 90 por ciento de los problemas y necesidades sanitarias de las personas que viven la Comunidad de Madrid, y estadísticamente, según han explicado desde AMYTS, se “ha demostrado reducir la morbimortalidad de la población”.

La primera parada ha sido el Centro de Salud Parque Loranca, en Fuenlabrada, uno de los espacios sanitarios que según denuncian desde AMYTS “es un ejemplo” de centro por su muy elevada sobrecarga asistencial. “No parece muy justo que el código postal determine la calidad asistencial de los ciudadanos. Zonas del sur como Móstoles, Parla, Pinto, Vallecas o Fuenlabrada, todos los días tenemos los médicos unas agendas de 50, 60 o 70 pacientes”, ha explicado a sus puertas Raquel Collados, médica de Familia y Comunitaria y trabajadora de ese centro.

“La sobrecarga que tenemos desde hace mucho tiempo es inabordable, la pandemia lo único que ha hecho es poner sobre la mesa nuestra precariedad y las deficiencias del sistema. ¿Qué podemos hacer con esas agendas? Simplemente sobrevivir, hacemos una medicina de guerra en la que vamos apagando fuegos como podemos, con los aproximadamente 3 minutos que puedo tener para cada uno de los pacientes no puedo plantear hacer una cirugía menor, una ecografía abdominal”, ha afirmado Collados. El día anterior había atendido a 58 personas.

Tres minutos para la atención de cada paciente, un tiempo “insuficiente” que los médicos han asegurado, atenta contra la calidad del servicio. “Con tres minutos en la medida de lo posible intento darles lo mejor, pero no se puede ofertar en tres minutos la calidad que el paciente necesita, merece, que yo quiero darle y además puedo darle”, ha aseverado la doctora. “En tres minutos lo único que hago es poner en peligro la seguridad del paciente y del profesional a la hora de trabajar, cuanto menos tiempo tengo, más posibilidad de errores”, ha cuestionado.

EL BOLETÍN: Los centros de salud vuelven a alzar la voz ante la sobrecarga: “Hacemos medicina de guerra”

“La situación está desbordada”. La Atención Primaria vuelve a alzar la voz ante la sobrecarga que los centros de salud de la Comunidad de Madrid sufren día tras día. Falta de médicos o agendas de citas que superan los 50, 60 o 70 pacientes diarios son algunas de las quejas que estos profesionales de la Sanidad han hecho con motivo del ‘Tour del abandono’ organizado por el sindicato Amyts por varios centros de la región. La presión es tal que muchos admiten que se ven abocados a “sobrevivir”.

“La sobrecarga de trabajo que sufrimos los médicos de familia desde hace mucho tiempo es inabordable, la pandemia lo único que ha hecho ha sido poner encima de la mesa nuestra precariedad y las deficiencias del sistema”. Así lo ha afirmado esta mañana Raquel Collado, médico de familia en el Centro de Salud Parque Loranca de Fuenlabrada, primera parada del mencionado tour.

Según esta facultativa, la “realidad” no es la misma en todos los centros de la Comunidad. En algunos de ellos “es más amable trabajar”. No es el caso de los de la zona sur de la región. Los centros de localidades como Móstoles, Parla, Pinto o Fuenlabrada, donde los médicos tienen que hacer frente a agendas con 60 o 70 pacientes, la sobrecarga es el ‘pan nuestro de cada día’.

“¿Qué podemos hacer con esas agendas? Sobrevivir, simplemente podemos sobrevivir”, explica Collado, que asegura que tanto ella como sus compañeros “hacemos una medicina de guerra en la cual vamos apagando fuegos como podemos”. Y es que, apenas tienen tiempo que dedicar a los pacientes. Tres minutos para cada persona en los que, señala, “intento darles lo mejor, pero no se puede ofrecer la calidad que necesita, que merece”. Y esto tiene sus consecuencias. “Cuanto menos tiempo tengo para dedicar a mis pacientes más posibilidades de cometer errores”, advierte esta profesional, que destaca que al final se acaba “derivando al paciente a otro nivel asistencial”.

A día de hoy faltan 800 médicos y pediatras en Atención Primaria, “que es la puerta de entrada del sistema sanitario”, recuerda Collado. Esto supone que “más de un millón de madrileños no tiene médico asignado”, por lo que, remarca, es más trabajo para el resto de sanitarios. Ante esto, claman por más tiempo. Es decir, que “se blinden las agendas” para que no superen los 30 pacientes por turno.

Otra de las paradas en el recorrido del bus descapotable organizado por Amyts ha sido el Centro de Salud General Fanjul, del barrio Aluche. Allí, se ha puesto el acento en el riesgo que se cierne sobre la Pediatría. Y es que, faltan 150 pediatras en la Comunidad. A ellos hay que sumar, ha detallado Dora Bejarano, pediatra del centro y delegada del sindicato, “otros 175 no cubiertos por ningún profesional”. ¿En qué se traduce esto?

Según esta profesional, un día cualquiera en la región “hay 300 pediatras menos pasando consulta de los que deberían y 175.000 niños que no tienen un pediatra fijo asignado y que tienen que ser repartidos”. Una situación de “absoluta sobrecarga” ante la que “es imposible dar una atención de calidad”. Y el futuro que se avecina, si no se hace nada, es peor todavía.

“El modelo de pediatras en el primer nivel asistencial está llamado a desaparecer en breve”, ha alertado Bejarano, ya que “si no se pone remedio, los niños madrileños no van a tener pediatras en sus centros de salud”.

La Ley de Presupuestos de la Comunidad indica, recoge Amyts, que las agendas de Pediatría deben tener un máximo de 21 pacientes. Sin embargo, esta cifra no baja de los 30 en un día normal.

Siguiente parada: Carabanchel. En concreto, el Centro de Salud de Abrantes. Aquí el malestar y las quejas de estos profesionales se repiten. “No damos abasto, hacemos todo lo que podemos”, ha asegurado Marta Pérez, médica de Primaria, en declaraciones a los periodistas presentes. La facultativa ha puesto sobre la mesa la factura que esta situación pasa a estos profesionales. En especial, a los más jóvenes.

TELEMADRID: Un bus con médicos recorre Madrid para visibilizar la “precaria situación” de la Atención Primaria

Viajamos al “tour del abandono”, como ha calificado el sindicato médico AMYTS a este particular trayecto por diferentes áreas de salud de la ciudad con el objetivo de visibilizar la “precaria situación” de la Atención Primaria.

El viaje ha tenido cuatro paradas, entre ellas en el parque Loranca, Abrantes, General Fanjul y Palma Norte. Denuncian falta de inversión en medios y personas. Unas carencia que llevaron al colectivo sanitario a convocar una huelga, posteriormente suspendida ante el adelanto electoral.

“La Atención Primaria hace grande este sistema sanitario”, cuenta Silvia, una facultativa. Destaca la cercanía y la proximidad de estos centros a los barrios, como un instrumento de cohesión y asistencia.

EL BOLETÍN: “Los médicos que están viendo 70 pacientes cada día necesitan una solución ya”

Los médicos de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid reclaman una solución urgente a la presión asistencial a la que se enfrentan diariamente. La sobrecarga llega a tal punto que muchos profesionales de los centros de salud “se están rompiendo”. Así lo advierte Ángela Hernández, vicesecretaria general de Amyts, en declaraciones a EL BOLETIN entre parada y parada del tour organizado por el sindicato para evidenciar el “abandono” en la región.

Según defiende, estos profesionales “necesitan soluciones reales ya”. “Los médicos que están viendo 70 pacientes por consulta cada día necesitan una solución para esta semana” y “no para cuando se constituya gobierno en junio”. “Gobierne quien gobierne”, remarca, “la Atención Primaria de Madrid necesita soluciones ya”.

Asimismo, Hernández alerta sobre la marcha de sanitarios de la región. Muchos de ellos, ante la actual situación “se van a ejercer en otros lugares, en otras comunidades, en otros países o, incluso, abandonan la profesión, lo que es muy triste”. A esto hay que añadir la posible pérdida de nuevos especialistas que terminan sus residencias.

PÚBLICO: La ruta del abandono de los centros de salud

Médicos que han tenido que atender a más 100 pacientes al día, centros de salud sin ninguna ventana o 175.000 niños sin pediatra fijo asignado: esa es la situación de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid que denuncian desde el sindicato médico AMYTS.

ACTA SANITARIA: AMYTS recorre la “Ruta del Abandono de la Atención Primaria”

Tal como había anunciado, AMYTS, el sindicato mayoritario entre los médicos de Madrid, ha hecho realidad su recorrido de la que ha denominado   ‘ruta del abandono de la Atención Primaria’ para denunciar la falta de médicos en los centros de salud de la Comunidad, al tiempo que ha puesto de manifiesto las consecuencias de la falta de inversión en los edificios destinados a la asistencia. Fuenlabrada, Aluche, Carabanchel y el centro de Madrid han sido los centros elegidos como ejemplos del abandono que está sufriendo la Atención Primaria, una situación agravada como consecuencia de la pandemia de Covid19. Agendas infinitas, refuerzos que no llegan, burocracia excesiva y promesas incumplidas golpean duramente a los médicos, pediatras y odontólogos de Atención Primaria. En AMYTS, a través de la ‘ruta del abandono de la Atención Primaria’, ha querido mostrar a los madrileños cómo están sus centros de salud y sus profesionales. En el Centro de Salud Parque Loranca, en  Fuenlabrada, relató cómo en Navidades las agendas habían llegado a pasar de los 100 pacientes. En el Centro de Salud de Abrantes (Carabanchel), se ha constatado las colas de espera por la falta de facultativos. En el Centro de Salud General Fanjul, en el barrio de Aluche, se ha puesto de manifiesto el problema existente en Pediatría. Y, por último, en  el Centro de Salud Palma Norte, en el centro de Madrid capital, en el barrio de Malasaña, se han podido conocer las deficiencias estructurales por falta de inversión: se trata de un centro sin ventanas, sin renovación del aire y ubicado en los bajos de un edificio donde anteriormente estaba ubicado el cuplé de Olga Ramos.

Por último, dos presencias de Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS en medios:
Primero su último artículo en REDACCIÓN MÉDICA:

«Vacunar, vacunar y vacunar»

Me viene a la cabeza esta frase de Edward Jenner: “Espero que algún día, la práctica de contagiar la viruela a los seres humanos se extienda por el mundo. Cuando llegue ese día, ya no habrá más viruela”. Efectivamente, la vacunación ha sido capaz de erradicar una enfermedad tan grave, contagiosa y con elevado riesgo de muerte. Esa lucha contra la viruela se basó en la vacunación universal. Y ese debe ser ahora el objetivo en la lucha contra la Covid-19. La vacunación de todos, no solo de los ciudadanos del “primer mundo”, de los países más poderosos, el éxito en el mundo globalizado en el que vivimos es que la vacuna llegue hasta el más recóndito de los lugares. La Covid-19 puede ser el paradigma de la “globalización”.

El desarrollo de las vacunas contra la Covid-19 representa una verdadera hazaña en investigación y desarrollo. Haber sido capaces de poner a nuestra disposición varias vacunas en tiempo récord, hacerlo de forma tan rápida y que además sean eficaces y seguras, es un éxito de la investigación y de la ciencia. Ahora no podemos hacer otra cosa que “aprovecharnos” de esto, ser inteligentes y creer en nuestros profesionales. Nos han proporcionado la herramienta para acabar con esta pandemia y tenemos que aprovecharlo.

En torno a la vacunación contra la Covid-19 se están produciendo demasiadas informaciones tendenciosas, algunas de intención dudosa, otras de un alarmismo exagerado, afortunadamente las más de profesionales con un mensaje claro y contundente a favor de la vacunación. Pero hay demasiada “infoxicación”, algo que no termino de entender y que me da miedo pensar que sea algo intencionadamente buscado con fines perversos.

Aquí no caben luchas comerciales, no valen las peleas por copar mercado, no podemos admitir que el gran trabajo realizado para lograr estas vacunas sea ahora objeto de pingües beneficios que puedan limitar la vacunación universal.

Las vacunas utilizadas en países desarrollados, en concreto en Europa y EEUU, son avaladas por sus respectivas agencias de evaluación, de las que no tengo la menor duda en cuanto a solvencia y rigurosidad, la EMA y la FDA. Por tanto, si han dado su autorización, como profesional sanitario, no puedo cuestionar su validez, su seguridad y eficacia. En esto no entiendo ni puedo admitir negacionismo alguno, menos de algunos profesionales.

¿Qué está pasando con la vacuna de AstraZeneca?

¿Qué interés hay en desprestigiar esta vacuna? Lo imagino, puedo incluso entender algunos miedos, pero no puedo entender que alguien no vea que esta vacuna, como las otras, es el principio del fin de esta pandemia. Por eso no entiendo que la información, entiendo que interesada, haga que se produzca un rechazo irracional y sin base alguna. Las “autoridades”, más bien los reconocidos profesionales de la salud de prestigio incuestionable, deben ser quienes hagan visible que las vacunas, si también la de AstraZeneca, son seguras y que el coste/beneficio claramente muy favorable a este último.

Que no lo hagan los políticos y gestores, que aún con buena intención, creo que levantan un muro entre lo de dicen y cómo se recibe por parte de la población. El prestigio de nuestros dirigentes es muy bajo y casi mejor que no hablen y que dejen a los profesionales. Es más, en estos días ha hecho mas por la vacunación el testimonio de un conocido actor que se vacunó con AstraZeneca que toda la retahíla de información que a diario nos proporciona el Dr. Simón, caído en desgracia, la ministra o el propio presidente del gobierno.

Es el momento de vacunar, vacunar y vacunar, con cualquiera de las vacunas autorizadas, todas válidas, eficaces y seguras. Y hay que hacerlo con rapidez, toda la rapidez necesaria para garantizar que se produzca el fenómeno “vacuna entregada, vacuna administrada”, sin espera, sin retrasos. Para ello necesitamos dos cosas, vacunas suficientes y espacios y personal para su administración.

Estamos viendo un debate interesante con relación a quien, dónde y cuando se deben administrar las vacunas. Está claro que es necesario correr, pero también asegurar que las cosas se hacen con rigor. Por ello creo compatibles dos sistemas paralelos, la vacunación de proximidad, de cercanía, la que mas me gusta, la que se hace en los Centros de Salud, con sus enfermeras habituales y sus médicos, junto a los grandes “vacunódromos”, hospitales, clínicas varias, yo diría, aun sabiendo que no es compartido por todos, que en las farmacias y cuantos centros sean accesibles para la población. Lo que es necesario es estratificar bien a los ciudadanos por edades y comorbilidad, decidir el tipo de vacuna para cada grupo, entender que estamos en una lucha sin cuartel y que el tiempo es importante, tanto como para entender que hay que vacunar todos los días y si es necesario durante las 24 horas.

Termino con un mensaje de optimismo, creo que estamos en disposición de vencer los miedos, ser cautos, mantener las medidas de seguridad y convencer a la población, hasta a los mas negacionistas, de que saldremos de esta crisis más rápido que tarde y que lo haremos solo con algo tan sencillo como vacunar, vacunar y vacunar.

Asimismo, InfoLibre ha contado con declaraciones de Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS

La red de centros de Atención Primaria está permitiendo acelerar la inmunización, opinan los especialistas: un modelo único en el continente e, incluso, envidiado

Julián Ezquerra, médico de familia y secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts): «Es una red de Atención Primaria casi única en toda Europa. El modelo, junto al inglés, es uno de los más imitados y copiados del mundo. En países como Suecia, por ejemplo, no existe la Atención Primaria. Deslumbra el hospital, porque es donde se hacen las operaciones complejas; pero el 80% de las afecciones se cubren en los centros de salud«. El facultativo destaca, además, la cantidad y calidad de pediatras que trabajan en estos espacios, protagonizando un servicio a la población menor de edad difícilmente replicable en otros países.

Para Ezquerra, España y las comunidades autónomas han sabido conjugar, de manera muy acertada en la mayoría, la vacunación en centros de salud y en grandes espacios como polideportivos, estadios u hospitales. «En el Zendal, en un día se pueden poner 10.000 vacunas», señala. Ofrece más cifras: «En Madrid, si solamente con que cada centro de salud pusiese 100 vacunas al día, pondríamos 26.000. Añádele tres centros grandes y algunos hospitales vacunando. Nos vamos a 50.000 dosis en un día. Y es un fenómeno que se extiende a la mayoría de las comunidades», destaca. Lo llamativo es que la realidad dobla las mejores estimaciones del médico: la comunidad que dirige Isabel Díaz Ayuso fue capaz de inocular 116.433 vacunas el pasado lunes. 

Compartir:

Deja una respuesta

¡Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Si sigues navegando, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. Más información sobre las cookies y cómo cambiar su configuración en tu navegador aquí.

x